La eurodiputada que lucha por la libertad de Venezuela y Nicaragua

Beatriz Becerra ha sido el adalid en el Parlamento Europeo para erradicar las dictaduras represoras y de izquierda lideradas por Nicolas Maduro y Daniel Ortega.

603
“Venezuela sufre un fallo multiorgánico. Le fallan los riñones, el hígado, los pulmones, el corazón», dijo Becerra en 2016. (Flickr)

A dos días que finalizara el 2018, la eurodiputada y vicepresidenta de la Subcomisión de DD. HH. del Parlamento Europeo, Beatriz Becerra, dijo en su cuenta Twitter: “Me comprometo a seguir firme junto a Venezuela, acompañando su lucha por recuperar la libertad y el futuro que le pertenecen. Sin cansarnos ni rendirnos”.

Becerra se unía así al compromiso del secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en seguir impulsando todos los mecanismos para sacar a Venezuela de la profunda crisis en la que el chavismo y Nicolás Maduro han sumido al país.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

“Lo que hemos pasado en 2018 hace pensar que no ha sido un año más. La crisis en Venezuela, lejos de irse resolviendo, es cada día más difícil, acuciante y angustiante, pero sepan que seguiré a su lado y que no abdicaremos en esta lucha”, destacó Almagro en redes sociales.

Y es que mientras Almagro ha sido uno de los grandes defensores de la democracia en el continente americano, denunciando primero a la dictadura de Maduro y, ahora, a la de Daniel Ortega en Nicaragua; su contraparte en Europa ha sido Becerra.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

“Venezuela sufre un fallo multiorgánico. Le fallan los riñones, el hígado, los pulmones, el corazón. Se racionan la electricidad y los derechos. No hay medicinas ni libertad. Se silencia a quien pide comida y a quien pide democracia. Se bloquea el orden constitucional. Y cuando lo denunciamos y ofrecemos nuestra ayuda ¿todavía nos dicen que nos metamos en nuestros asuntos?”, dijo Becerra el 22 de mayo de 2016 en una intervención ante el Parlamento Europeo.

Mientras este fue uno de sus primeros pronunciamientos contra la dictadura venezolana, en noviembre de 2018 comenzó a llamar la atención públicamente sobre la crisis en Nicaragua, que comenzó con una serie de protestas antigubernamentales en abril de 2018, cuando aseguró que ese país centroamericano iba en camino de convertirse en la nueva Venezuela.

De hecho, Ortega ha seguido la misma receta cubana que en Venezuela. Represión utilizando, además de las fuerzas armadas y policiales, a grupos paramilitares, detenciones arbitrarias, torturas y desparecidos.

“La principal exportación de Cuba es su modelo autoritario. La situación en Venezuela y la deriva en Nicaragua no se explican sin el papel del régimen cubano”, expresó en un video en noviembre de 2018.

Su llamado más reciente a favor de la democracia en Nicaragua lo hizo el pasado 22 de diciembre. Becerra respaldó la petición del director ejecutivo, división Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, para que los miembros de la OEA citen una sesión especial del consejo permanente para respaldar las conclusiones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) y condenen “con vehemencia” los recientes ataques a prensa y ONG en el país centroamericano.

Becerra solicitó a la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini; al presidente del PE, Antonio Tajani, y al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, “una posición firme y urgente de condena a los hechos gravísimos que se están sucediendo en Nicaragua”.

El pasado 7 de diciembre, en una carta a Mogherini, Becerra le solicitó a la UE desconocer el próximo mandato de Maduro:

El próximo 10 de enero vencerá el mandato del presidente Nicolás Maduro. Después de abolir todas las instituciones democráticas y suspender indefinidamente los procesos electorales establecidos en la Constitución, se abre un escenario con un presidente carente de toda legitimidad.

Contra Zapatero y Errejón

Además, Becerra se ha afanado en mostrar las incongruencias y malas prácticas de sus propios compatriotas que han apoyado al régimen venezolano.

En febrero de 2018, la eurodiputada escribió en el diario español El País un artículo titulado Carta abierta a Zapatero sobre Venezuela, en respuesta a una misiva que el expresidente del Gobierno de ese país le dirigió a la oposición venezolana achacándole la culpa del fracaso del último proceso de diálogo con el régimen de Maduro.

“Usted no es un mediador: trabaja para una de las partes, para un Gobierno que, le recuerdo, acaba de retirar a su embajador de España creando una crisis diplomática con nuestro país, con el suyo, señor Zapatero, del que usted fue presidente. ¿Cómo llamar a esto, al hecho de ignorar el conflicto de un régimen dictatorial con su propio país?”, escribió Becerra.

Recientemente, el pasado 21 de diciembre, en una serie de tuits, Becerra le respondió a Íñigo Errejón, diputado por Madrid de Podemos. Este partido político español tiene varios años alabando, defendiendo y asesorando, con cuantiosos pagos, al régimen chavista-madurista.

Pues Errejón ahora cambió de parecer. Dijo en una entrevista a El Economista que «Venezuela es un desastre y no es un modelo para nuestro país».

“Tu problema, Errejón, es que si Venezuela hoy es un desastre, es también gracias a ti y a los de tu partido, cómplices de un régimen dictatorial, corrupto e ineficaz”, le dijo Becerra en su cuenta Twitter

“Cuando llegasteis a la política, todavía erais orgullosos chavistas, pese a que Venezuela ya estaba en una situación calamitosa en lo político y en lo material”, añadió la eurodiputada.

Becerra remata afirmando: “Luego pasasteis a aquello tan indecente: si alguien en España manifestaba su preocupación por Venezuela, vosotros os burlabais porque era para no hablar de los problemas en España”.

Becerra aprovechó la ocasión para criticar la estrategia separatista de Podemos que ha generado una crisis política en Cataluña y en el país.

“¿Sabes lo que ocurre? Que llegasteis diciendo que todo estaba podrido, que había que tirar abajo la casa constitucional y construir otra. Y ahí seguís. Y es justo que se os pregunte cuál es vuestro modelo”, tuiteó Becerra.

La eurodiputada le continúa diciendo a Errejón que “Con todo el descaro, algunas veces habéis dicho que el modelo es Dinamarca, como si el modelo socialdemócrata nórdico lo hubieran montado populistas como vosotros”.

Y cierra su serie de tuits con: “Vuestro problema es que lo único que podéis ofrecer a los españoles es la Venezuela chavista. Y así os va”.

Ese el problema de la izquierda y que Becerra ve claramente. Esa contradicción intrínseca de una ideología que aboga por una “igualdad” que solo se logra a sangre y fuego. Un modelo que destruye. Un sistema político que necesita del totalitarismo y la represión para subsistir. Una copia al carbón de la Cuba que acaba de cumplir 60 años tras la toma del poder por parte de Fidel Castro.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento