Guardia venezolana secuestró tres ciudadanos colombianos y robó ayuda humanitaria

Los militares venezolanos habrían llevado a los ciudadanos colombianos y a la embarcación hacia Maroa, una población venezolana en la frontera

El régimen venezolano confirmó el secuestro de los tres ciudadanos colombianos bajo la acusación de contrabando, y aseguró que su retención se hizo con el fin de realizar “indagaciones complementarias”. (YouTube)

El pasado jueves 16 de julio la Cancillería de Colombia emitió un comunicado donde informó que habitantes de Puerto Colombia, en el departamento fronterizo de Guainía, denunciaron que la Guardia Venezolana habrían «incautado» ayuda humanitaria y retenido a tres ciudadanos colombianos.

Los ocupantes de la embarcación colombiana de nombre “CEJAL 1” transportaban ayudas humanitarias otorgadas por el Consejo Noruego para Refugiados (73 kits de aseo y  73 mercados) con destino a las comunidades indígenas que habitan en esa zona de la frontera.

Uno de los colombianos detenidos estaba a cargo, desde el 7 de julio, de entregar ayudas humanitarias a esa población. Según el diario El Tiempo, el encargado de entregar las ayudas le pidió a una embarcación que subía que lo llevara hasta Puerto Colombia. Los otros dos retenidos son labriegos de la zona.

El Gobierno colombiano exigió respeto por la vida e integridad física de los ciudadanos retenidos, y su inmediata liberación y retorno. La cancillería calificó el hecho como “violatorio del derecho a la libre navegación de los ríos comunes, que interrumpió una labor humanitaria durante la pandemia”. En conjunto con la Armada Nacional, la Cancillería estableció ese mismo día un puesto de mando en la frontera para velar por la liberación de los ciudadanos colombianos.

La Cruz Roja colombiana emitió un comunicado en el que aclara que «las personas retenidas y la embarcación no pertenecen a la Institución, no obstante, llama a respetar y proteger la acción humanitaria que se realiza a favor de las poblaciones más vulnerables», y reitera que su labor la ejercen bajo «el estricto cumplimiento de los principios de neutralidad, imparcialidad e independencia; libres de cualquier controversia de índole política, religiosa o ideológica».

El régimen venezolano confirmó el secuestro de los tres ciudadanos colombianos bajo la acusación de contrabando, y afirman que su retención se hizo con el fin de realizar “indagaciones complementarias”. Los militares venezolanos habrían llevado a los ciudadanos colombianos y a la embarcación hacia Maroa, una población venezolana en la frontera.

En un comunicado la tiranía manifestó que los ciudadanos colombianos fueron detenidos «para detectar y combatir incursiones paramilitares y mercenarias desde Colombia, así como el contrabando de combustible y material estratégico».

Este no es el primer altercado fronterizo que ocurre con el vecino país recientemente. A lo largo de su historia Colombia y Venezuela han tenido diversas disputas en sus fronteras, situación que se intensificó desde el rompimiento de relaciones por parte de Hugo Chávez con Colombia.

Con el estallido de la crisis venezolana, la situación en la frontera se ha complicado por la masiva migración de venezolanos a territorio colombiano, y la abierta cooperación entre la delincuencia colombiana y los miembros de la tiranía venezolana. Varios ciudadanos colombianos ya han sido secuestrados por grupos armados ilegales como el ELN y las “disidencias” de las Farc para trabajar en laboratorios ubicados en territorio venezolano.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento