Más de 39 700 menores fueron reclutados por las FARC entre 1990 a 2016

Según Hervin Hoyos, las Farc tendría escuelas de reclutamiento que estaban en capacidad de entrenar entre 40 y 80 menores, e incluso se llegó a tener constancia de una con capacidad de abarcar hasta 480 niños

El informe denuncia que el reclutamiento forzoso continúa siendo una práctica común tanto por las “disidencias” de las FARC como de otros grupos armados. (Verdad Abierta)

Cerca de 39 700 menores de edad fueron reclutados por la narcoguerrilla Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) entre 1990 y el 2016, así lo informa la Fundación de Víctimas de las Farc, presidida por Hervin Hoyos, y la Corporación Rosa Blanca, en el segundo informe de reclutamiento de menores por esta guerrilla, que fue entregado a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) el pasado martes 19 de agosto, día que coincidió con el rendimiento de versión libre de los cabecillas de las Farc por estos crímenes ante dicho tribunal.

Según el periodista Hervin Hoyos, las Farc tendría escuelas de reclutamiento con capacidad de entrenar entre 40 y 80 menores. Incluso se llegó a tener constancia de una con capacidad para 480 niños: «En las escuelas de entrenamiento que estaban repartidas por todo el país y que tenían una capacidad hasta de 480 niños por curso y hacían dos capacitaciones al año, seis de ellas tenían esa capacidad es decir 4 800 niños por año y dichos entrenamientos duraron 8 años».

El reclutamiento forzoso tomó especial impulso durante el establecimiento de las negociaciones de San Vicente del Caguán, donde se estableció una zona de distensión del tamaño de Suiza alrededor de este municipio. Muchos niños menores de 12 años de esta zona fueron reclutados por las Farc. En entrevista con RCN una exguerrillera, ‘Ángela’, recuerda que «en los cuatro años que estuve allá en la zona de distensión se vieron unos 1 000 niños».

Según el informe de reclutamiento de menores, alrededor de 39 700 niños fueron reclutados por las Farc entre 1990 y el 2016:

«Las versiones de los desmovilizados de distintas regiones del país, con los cálculos de distintas regiones del país en los cálculos de tiempo, modo y lugar, lo que estamos creando es un subregistro en la investigación que nos daría 39 700 menores entre el año 1990 y 2016».

Tarde o temprano el destino de muchos de estos niños fue el fusilamiento. Bajo el mando de los comandantes de una organización tan estricta como las Farc un niño es una persona susceptible a cometer un error que le cueste la vida:

«Desmoralización a la organización era uno de los ‘delitos’ que era cometido por los niños de 9, 10, 11 y 12 añitos que llegaban allá engañados y que a los 15 días, querían volver a sus casas y empezaban a llorar y a pedir que querían ver a sus mamás, a sus papás, a sus hermanos, esto no es más que una estrategia para fusilar niños y generar pánico en los demás».

Equivocaciones pequeñas podían acarrear severos castigos que incluso podrían terminar con la muerte de los menores, como explica Hervin Hoyos: «Aparece el otro delito de sabotaje que consiste en que los niños deben cargar dentro de su morral lo que se denomina el mercado para todos los guerrilleros y si alguno de ellos se come algo es acusado inmediatamente de sabotaje o de ser infiltrado del Ejército».

Hoyos también denuncia que la totalidad de la cúpula del secretariado de las Farc ha tenido antecedentes de reclutamiento de menores de edad. Varios de los miembros del Secretariado entre los que se encuentran Jesús Santrich, Carlos Antonio Lozada y El Paisa tienen múltiples denuncias por pedofilia y violación. El Paisa incluso le habría disparado a una menor que se negó a dejarse abusar, causándole una severa lesión en la columna.

Varias de las figuras responsables del reclutamiento contaban con estudios superiores que pasan de académicos y algunos ocuparon cargos en universidades de Colombia. Entre estos reclutadores se encuentra Jaime Alberto Pineda Muñoz, conocido con el alias de Jermías en el Bloque Noroccidental de las Farc,  miembro del Partido Comunista Clandestino Colombiano (PCCC) y supuestamente doctor en ciencias sociales, niñez y juventud de la alianza Cinde – Universidad Nacional.

EL informe denuncia que el reclutamiento forzoso continúa siendo una práctica común tanto por las “disidencias” de las Farc como por otros grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), las Autodefensas Gaitanistas y el Ejército Popular de Liberación (EPL).

El día de ayer los miembros de la cúpula de las FARC se presentaron a la JEP a dar versión libre por los hechos de reclutamientos forzados a menores de edad. El informe que entrega la Fundación de Víctimas de las FARC y la Corporación Rosa Blanca, sin duda alguna será un insumo que servirá para esclarecer algunas de las atrocidades cometidas por las Farc.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento