Colombia: Quintero deja a la nueva junta de EPM decisión sobre Hidroituango

Entre tanto, uno de los nuevos miembros de la junta de EPM, Luis Fernando Mejía, estaría considerando su renuncia

Según datos de Bloomberg los títulos con vencimiento en 2031 han retrocedido hasta un 2,34 % en su tasa de interés, desde que la antigua junta de EPM anunció su renuncia. (Consorcio Hidroituango)

El alcalde de Medellín Daniel Quintero, tras el escándalo por la dimisión de las juntas de Empresas Públicas de Medellín (EPM) y Ruta N, parece haber reconsiderado su postura, y está dispuesto a someter a discusión de la nueva directiva de EPM la demanda al consorcio de Hidroituango .

A pesar de este cambio de parecer del alcalde de Medellín, se han presentado inconformidades sobre su gestión frente al caso. Dos integrantes del consejo directivo de la Fundación EPM presentaron esta semana su dimisión al gerente, Álvaro Guillermo Rendón. De igual manera uno de los nuevos miembros de la junta de EPM, Luis Fernando Mejía, estaría considerando su renuncia.

De confirmarse la renuncia de Mejía, esta sería la segunda renuncia dentro de la nueva junta, después del abogado Alberto Preciado. Al parecer uno de los motivos de la renuncia de Mejía, es porque Fedesarrollo ( Fundación para la Educación Superior y el Desarrollo) no estaría de acuerdo en que su director participe en la junta de EPM.

El Sindicato de Profesionales de EPM y UNE (SINPRO) —con respecto a la decisión de Quintero de llevar a consideración de la nueva junta la demanda al consorcio de Hidroituango—  enfatizó que «todo paso que se dé para recuperar la gobernanza de EPM le hace bien a la empresa y a la ciudad, siempre que prime la sensatez». Adicional a ello, el sindicato manifestó su inconformidad con el gerente actual, Álvaro Guillermo Rendón, quien aparentemente no resultó ser la persona idónea a cargo de la empresa.

Esta semana 285 exfuncionarios de EPM firmaron una carta manifestando su inconformidad por la situación actual de la empresa.

La deuda de EPM se ha visto afectada como consecuencia del retiro de la junta directiva, y la baja de su calificación de riesgo por parte de FITCH. Según datos de Bloomberg los títulos con vencimiento en 2031 han retrocedido hasta un 2,34 % en su tasa de interés, desde que la antigua junta de EPM anunció su renuncia.

En julio, EPM adjudicó bonos por $635 000 millones de pesos con vencimiento en 2027 y otros por  $575 millones de dólares con vencimiento en 2031. Los principales ofertantes fueron un grupo de inversionistas de Estados Unidos, Canadá, Europa, Asia, Colombia, Chile y Perú, que hicieron órdenes por 3,4 veces el monto adjudicado.

Según los expertos de Valora Analitik , si el mercado llega a tomar como una mala señal la elección de una nueva junta, una subida de 1 % en las tasas de financiación de EPM le generaría en los próximos siete años —que es la vida promedio estimada de sus bonos— un costo de $1,7 billones más en gastos financieros.

En caso de que la nueva junta ceda a los intereses del alcalde Quintero y apruebe la demanda al consorcio de Hidroituango, EPM podría entrar en una crisis de confiabilidad y enfrentar gastos financieros certeros por beneficios inciertos y que podrían tardarse hasta más de 10 años.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento