Virales

Newsletter

Nidoo: la nueva alternativa para estacionar en Bogotá

Por: Julián Villabona Galarza - @julianvillabona - Ago 17, 2016, 5:07 pm
Nidoo: parquea como en casa
Nidoo: parquea como en casa. (Facebook)

Las aplicaciones y plataformas virtuales han venido posicionándose en el mundo como formas de solucionar los problemas cotidianos de las personas. Por ejemplo Uber llegó a tratar de solucionar el problema de movilidad, Airbnb el del hospedaje en exterior y ahora en Bogotá nace Nidoo, una solución para el problema de falta de etacionamientos que sufre actualmente la ciudad.

Nidoo es una plataforma web que permite conectar a personas que buscan un parqueadero con otra persona que tenga un parqueadero que no esté usando. Como punto de partida, en la plataforma se pueden ofrecer y reservar parqueaderos por mensualidades, pero en el futuro cercano, la plataforma también ofrecerá opciones por semanas, días y horas.

Debido al nacimiento de esta idea, el PanAm Post entrevistó al equipo de Nidoo en una pequeña cafetería al norte de Bogotá y esto fue lo que contaron sobre su iniciativa empresarial que intenta progresar en un país como Colombia, en donde es difícil emprender por los altos impuestos y trámites burocráticos.

En la entrevista participaron José Vicente Mogollón y Santiago Robayo, cofundadores del proyecto, junto a Juan Fernando Cubillos, socio desarrollador, quien es el encargado de la parte tecnológica.

¿Cómo nace Nidoo?

José Vicente Mogollón: Nidoo nació hace ocho meses cuando nos dimos cuenta que Bogotá enfrentaba un problema muy grande en cuanto a los espacios para estacionar. Después de investigar mucho las cifras oficiales y varios artículos de prensa, nos dimos cuenta que actualmente en Bogotá hay 1’800.000 carros y solamente hay 60.000 espacios para estacionarlos, lo que supone un problema muy grande de sobredemanda que debería ser resuelto.

Algunos estudios hablan que Bogotá necesita 1.000 hectáreas, es decir, unas nueve veces el área de la Universidad Nacional, para suplir la demanda de carros en la ciudad, lo que es una locura. Sin embargo, no hay incentivos para empresarios de estacionamientos privados porque el precio de estos está regulado.

Hay techos de COP$95, COP$67 y COP$48 (USD$0,03268, 0,023048 y 0,016512 respectivamente) por minuto, dependiendo de qué tipo de estacionamiento es, pero en parte por esto pocos privados quieren invertir en este negocio, porque los ingresos están limitados por una regulación, lo que hace que quienes tienen estacionamientos quieran vender sus lotes para hacer edificios. Sin embargo, el parque automotor continúa creciendo y la oferta de estacionamientos está estática desde hace años.

También nos dimos cuenta de que había personas que vivían en un apartamento y que no tenían carro, por lo que su estacionamiento asignado estaba vacío y pensamos que podíamos crear un puente de comunicación entre esas personas para que quien tiene un estacionamiento pero no tiene carro, le alquilara su espacio a quien sí tiene un vehículo.

¿Qué problemas específicos soluciona Nidoo?

Santiago Robayo: cuando las personas no tienen dónde estacionar empiezan a dejar su carro en las calles, lo que hace que se generen trancones y se afecte la movilidad de Bogotá. Lo que queremos hacer con Nidoo es darle una opción a la gente para que estacione en edificios y en oficinas y no en la calle, para de esta forma reducir la cantidad de carros que hay en las vías bogotanas.

¿Cómo genera Nidoo las ganancias y cómo pueden asegurar que es un servicio seguro?

José Vicente Mogollón: el producto que tenemos ahora son mensualidades; las mensualidades tienen cinco precios fijos, que van desde COP$ 50.000 (USD$ 16,6) hasta COP$ 250.000 (USD$ 83,3). Cada incremento es de COP$50,000 (USD$ 17,2). Lo anterior, con el fin de  que los precios sean transparentes para los usuarios, porque nos parecía que los precios que tienen los estacionamientos públicos varían muchos entre uno y otro, lo que confunde al usuario. Sin embargo, un cliente podrá comprar mensualidades para días impares o pares por pico y placa y pagarán lo proporcional.

Entonces, la plataforma cobra un porcentaje de cada mensualidad. El cliente paga electrónicamente a través de la plataforma antes de reservar una mensualidad, nosotros descontamos un pequeño porcentaje y le pagamos al oferente mes vencido.

Juan Fernando Cubillos: el pago se hace con tarjeta de crédito como una manera de tener mayor seguridad a la hora de seleccionar nuestros clientes, ya que quien tiene una tarjeta de crédito ha pasado por la revisión de un banco lo que genera mayor confianza.

Santiago Robayo: el tema de seguridad es prioridad numero uno para nosotros. Tenemos varios filtros para que nos permiten minimizar incidentes. Hasta ahora no hemos tenido el primero.

En primer lugar, todo el mundo que quiere usar Nidoo se debe registrar, de manera que sabemos quien está entrando y saliendo de los parqueaderos. Segundo, contamos con un servicio de análisis de seguridad a nuestros clientes a través de 1.800 bases de datos públicas, entonces con su número de cédula nos aseguramos que la persona no tenga problemas legales ni disciplinarios.

Tercero, los vigilantes de los edificios tienen información de la persona y el vehículo que va a ingresar al parqueadero, de manera que hay un control físico. Finalmente, tanto el usuario como el oferente pueden calificar a su contraparte y en caso de que haya malas calificaciones o quejas, se tomarán los correctivos necesarios para mantener una comunidad amigable con los que hagan parte de ella.

¿Es viable un modelo de negocio en el cual la tendencia es a dejar de utilizar el carro y usar medios alternativos como la bicicleta y el transporte público?

José Vicente Mogollón: como decía antes, el punto de partida nuestro es con carros y con mensualidades, pero a futuro pretendemos que la plataforma se extienda a otros medios de transporte como la bicicleta y las motos, ya que nosotros buscamos ser una solución a la movilidad de las personas. Tener lugares donde estacionar carros, motos y bicicletas es parte de esa movilidad. No queremos fomentar el uso del carro, pero si queremos que la gente deje de usar las vías para estacionar, dado que eso empeora la movilidad.

Queremos volver más eficiente el uso de los parqueaderos para cualquier tipo de transporte y a futuro volverlo una aplicación que se pueda usar para buscar un parqueadero en tiempo real.

¿Cómo funciona la regulación de este negocio, existe un marco legal?

Santiago Robayo: no hay ninguna regulación actualmente porque estos estacionamientos no son públicos, son privados, propiedad privada, donde el dueño del establecimiento tiene la potestad de hacer con su estacionamiento lo que él quiera, siempre y cuando esté dentro de unas normas de propiedad horizontal que implementan los edificios.

¿Están en riesgo de enfrentar una oposición por parte de los dueños de parqueaderos públicos como la han tenido empresas como Cabify y Airbnb?

Santiago Robayo: sí claro, a nadie le gusta la competencia, entonces…

José Vicente Mogollón: en nuestro modelo no estamos invirtiendo en infraestructura, no tenemos ladrillos, esta es una empresa tecnológica que al igual que Uber lo que está haciendo es tratar de maximizar el uso de los estacionamientos en Bogotá de una manera inteligente con lo que ya existe, aprovechando los momentos en el tiempo en los cuales hay estacionamiento disponibles y la gente los necesita, entonces nosotros pensamos que sí pueden haber quejas por parte de unos pocos más adelante, pero la ciudad lo necesita.

¿Cómo funciona la plataforma? ¿Por qué empezar por una página web y no una aplicación?

Juan Fernando Cubillos: nosotros vemos las necesidades que hay por la falta de estacionamientos y vemos que hay oferta de estacionamientos libres, los cuales se pueden aprovechar. Partiendo de estas dos hipótesis, nosotros creamos la solución más básica que se nos ocurrió, el mínimo producto vital (MVP): una plataforma que conectara a usuarios y oferentes. Esa es la primera razón por la cual no iniciamos por una aplicación.

La segunda razón es que empezamos con mensualidades y cuando la gente busca un servicio que va a pagar mensualmente, no entra a través de su teléfono, sino que le dedica más tiempo para encontrar el mejor servicio, y en esos casos utiliza equipos como computadores y tablets, pero no celulares.

Sin embargo, hemos sido muy cuidadosos en hacer que el producto funcione desde cualquier dispositivo móvil con las mismas funciones que en un computador para no limitar su uso y eventualmente planeamos llegar a un punto en el que sea necesario que se vuelva una aplicación, para ello, esperamos que los clientes nos guíen en ese proceso. Por eso diseñamos algo muy básico que irá creciendo con la retroalimentación de quienes hagan uso del servicio.

¿Ha sido difícil emprender en un país como Colombia?

José Vicente Mogollón: para abrir una empresa uno tiene que hacer varias vueltas en la Cámara de Comercio, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales(DIAN) y el banco. Se puede volver un poco tedioso. Ojalá se pudiera hacer todo por Internet. Por otro lado, no tiene sentido tener que pagar impuestos antes de tener ingresos.

Para quienes estén interesados pueden seguir a Nidoo en Facebook o ingresar a su página web, en donde podrán vincularse a esta comunidad que busca aportar a la solución del problema de movilidad que hay en Bogotá.

 

Julián Villabona Galarza Julián Villabona Galarza

Julián es Profesional en Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda. Award en U.S Politics and International Relations de Georgetown University, Washington D.C. Síguelo en @julianvillabona