Virales

Newsletter

Corte Interamericana condena al Estado colombiano por intervenir la Comuna 13 de Medellín

By: Julián Villabona Galarza - @julianvillabona - Ene 11, 2017, 7:20 pm
Comuna 13 de Medellín, lugar en donde se realizó la operación Orión (Wikimedia)
Comuna 13 de Medellín, lugar en donde se realizó la operación Orión. (Wikimedia)

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó al Estado colombiano por considerar que las autoridades cometieron abusos en los operativos para recuperar el control de la Comuna 13 de Medellín, ciudad ubicada en el occidente del país, especialmente en la maniobra conocida como operación Orion en el año 2002. Para el fallo se tuvieron en cuenta cinco casos de mujeres que fueron detenidas ilegalmente, desplazadas y una de ellas, asesinada.

Los hechos sucedieron durante la transición del gobierno de Andrés Pastrana al de Álvaro Uribe Vélez, quien ordenó recuperar la zona que era controlada por guerrilleros de las FARC que se disputaban el control con milicias del ELN, y el bloque Cacique Nutibara de los paramilitares. Sobre esta intervención se dice que habría habido colaboración por parte de los militares con el Estado colombiano, específicamente con la Fiscalía, la Policía y el DAS.

Para el fallo la CIDH tomó apartes del informe “La huella invisible de la guerra” realizado por el Centro de Memoria Histórica, en el cual se estudiaron algunos casos y fueron examinados para tomar la decisión de condenar al Estado colombiano por el operativo que no logró su objetivo porque hubo lugares que siguieron bajo el control de los paramilitares aún habiendo presencia estatal, según afirman.

 

El fallo dice que el Estado no garantizó el derecho a la vida, la libertad personal, la integridad, a la protección familiar, la honra y la dignidad, la circulación y residencia, la libertad de asociación y el derecho de tener garantías y protección judicial por los asesinatos, desapariciones y desplazamiento forzado que generó. Sin embargo, se hace la claridad de que el Estado no es responsable en todos los casos, pues algunos fueron investigados y los responsables condenados de manera correcta.

La denuncia, por la cual el caso llegó a la CIDH, fue hecha por el Grupo Interdisciplinario de Derechos Humanos el pasado 27 de octubre de 2004. Gracias a este fallo, 5 mujeres deberán ser reparadas y con él se responsabiliza al Estado colombiano por los excesos de fuerza y violaciones a los derechos humanos que se realizaron durante los operativos, especialmente en la operación Orión.

Fuente: El Espectador

Julián Villabona Galarza Julián Villabona Galarza

Julián es Profesional en Política y Relaciones Internacionales de la Universidad Sergio Arboleda. Award en U.S Politics and International Relations de Georgetown University, Washington D.C. Síguelo en @julianvillabona

México: gasolinazo es una medida responsable que beneficiará a los más pobres

By: Rafael Ruiz Velasco - Ene 11, 2017, 7:11 pm
(AlDía)

El comienzo del 2017 será recordado como uno de los más inestables y con más ajetreo político en la historia moderna de México, quizá solamente superado por aquel casi surrealista enero de 1994 en el que la crisis económica explotaba al mismo tiempo que el EZLN hacía su violenta aparición en el espectro político nacional. La situación no es para menos y el ciudadano promedio se encontró en medio de un fuego económico cruzado sin precedentes. Por un lado Trump, a pesar de todavía no tomar posesión del cargo como presidente de Estados Unidos, ya está anunciado medidas proteccionistas y fuertes aranceles que afectarían la productividad mexicana, mientras que por el otro el gobierno mexicano decidió adelantar el proceso de liberación de precios del mercado de combustibles en el territorio nacional, viéndose reflejada esta medida en un aumento de hasta 20 % en su valor nominal. Lea más: México: Policía Federal señala a López Obrador como promotor de disturbios contra el gasolinazo Lea más: En México el dólar alcanza un nuevo máximo histórico con 22 pesos Vale la pena comenzar el análisis diciendo que quitar el subsidio histórico a la gasolina mexicana no solo es una medida responsable, sino que además beneficiará a los más pobres. La razón es muy sencilla: el grueso del presupuesto destinado a subsidiar el preciado líquido terminaba beneficiando principalmente al 20 % de la población de mayores ingresos, es decir, aquellos que usan automóviles de combustión interna en su día a día, siendo que el subsidio está siendo pagado por todos los contribuyentes por igual. Mantener precios bajos de manera artificial es insostenible, injusto y termina por salir más caro para todos. Liberar ese dinero para reducir la carga fiscal o bien para invertirlo en sectores cuya necesidad es más apremiante se antoja como una medida incómoda en el corto plazo, pero racional y positiva en el largo. Por otro lado, no es novedad que Peña Nieto y su equipo tuvieran un manejo mediático torpe de la situación, lejos de hacer hincapié en lo responsable de la medida hacia los más vulnerables y al anunciarla como una medida con miras al futuro, el descontento social se enfocó y creció con una pregunta que el mandatario lanzó en un mensaje oficial y que quedará plasmada en el anecdotario nacional como una verdadera tomada de pelo: “¿ustedes que hubieran hecho?”. En redes sociales la desinformación comenzó a circular y hacerse viral de manera inmediata, señalando a las reformas y al “libre mercado” como los culpables del nuevo gasolinazo; muy pocos fueron quienes señalaron que el verdadero problema es el alto nivel de impuestos que seguiremos pagando por litro y la tremenda cantidad de dinero que irresponsablemente se destinaba a subsidiar la gasolina. Sin embargo, lo más preocupante, sin duda, ocurrió en las calles del país. Sumado al desabasto en las gasolineras ocasionado por la paranoia, algunos saqueadores y alborotadores decidieron hacer leña del árbol caído y asaltar tiendas departamentales y bloquear carreteras, como si esto afectara de alguna manera a los políticos contra los que pretenden protestar o fuera alguna forma remotamente viable de solucionar los problemas que nos aquejan. Seamos claros, la respuesta ante las injusticias, el robo, la corrupción y los atropellos a los derechos fundamentales de los ciudadanos por parte del gobierno jamás será la violencia. googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1459522593195-0'); });   Cuando se atacan y saquean tiendas de autoservicio se está afectando directamente la economía de poblaciones enteras, ahuyentando inversiones, destruyendo empleos y dejando sin salarios y sin suministros básicos a gente inocente que labora como cajeros, choferes, obreros, vendedores, repartidores y guardias de seguridad, entre miles de puestos de trabajo honestos más. Cuando se bloquean carreteras se están afectando los tiempos y la productividad de gente que no tiene nada que ver con los malos manejos, nepotismo, desvíos de fondos y todas aquellas cosas que nos parecen repugnantes de nuestros gobiernos. Es verdad que los saqueadores más grandes de México son los políticos, pero eso no nos da el derecho en convertirnos en saqueadores también. Detrás de toda esta inestabilidad hay muchos intereses políticos y hay incluso a quienes les conviene este clima de incertidumbre. Es momento de dejar de lado las diferencias políticas y trabajar en un ambiente de diálogo y respeto para buscar soluciones sostenibles que permitan recobrar la estabilidad y la tranquilidad necesaria para un país como México. El escritor e historiador ruso Aleksandr Solzhenitsyn, quien además fuera un fuerte opositor al régimen comunista de la Unión Soviética, alguna vez afirmó que “Cualquier hombre que haya proclamado la violencia como su método está inevitablemente obligado a tomar la mentira como su principio”. No echemos en saco roto lo que la historia tiene que decirnos, digamos “NO” a la violencia y señalemos a sus patrocinadores como lo que son: un grupo de mentirosos, inadaptados y oportunistas aspirantes a vividores de lo ajeno. En tiempos de inestabilidad como los que se viven, es importante no caer en la tentación de la planificación central y el socialismo, sistema que ha demostrado una y otra vez guiar a las naciones al fracaso. Muy por el contrario, ante toda adversidad debemos luchar por garantizar las libertades individuales a través del fortalecimiento de la sociedad civil y la abolición de regulaciones y aparatos burocráticos absurdos a cargo del Estado.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.