Tras victoria de Trump, índice Dow Jones tuvo su mayor alza desde el 2011

1
(paolarojas)
“Creo que se está viendo una transición de un Gobierno que frenaba el crecimiento de una economía a una economía libre”. (paolarojas)

El mercado de acciones en los Estados Unidos tuvo su mayor alza el paso viernes 11 de noviembre, al registrar sus mejores ganancias semanales del año gracias a la sorprendente victoria del Partido Republicano en las recientes elecciones.

“Creo que se está viendo una transición de un Gobierno que frenaba el crecimiento de una economía a una economía libre”, dijo Bruce Bittles, jefe de estrategias de inversiones de Baird. “Ahora estamos viendo una economía que puede alcanzar su máximo potencial”.

El promedio industrial de Dow Jones (índice bursátil compuesto por 30 de las acciones más significativas de todas las industrias, salvo transporte y servicios públicos) cerró cerca de 37 puntos más arriba, con Goldman Sachs que aportó la mayoría de las ganancias. Esta semana, el Dow subió alrededor de 5,4 %, marcando su mejor rendimiento semanal desde el mes de diciembre de 2011.

“El movimiento republicano en Washington debería allanar el camino para la reforma tributaria tanto a nivel individual como corporativo. Las mayores compañías multinacionales de Estados Unidos tendrán la oportunidad casi segura de repatriar algunas de sus tenencias de efectivo en el extranjero bajo pago de una modesta multa”, dijo Jeremy Klein, estratega de mercado de FBN Securities.

El índice Standard & Poor’s 500 (el índice más representativo de la situación real del mercado de 500 empresas), tuvo un desempeño inferior, cayendo 0.15 %, con la energía encabezando las mayores pérdidas, con una baja del 1.68 %. El índice, sin embargo, terminó la semana cerca de 3.8 % por encima, fijando su ganancia semanal más alta desde el año 2013.

Las acciones de empresas de energía fueron presionadas por la caída de los precios del petróleo, ya que el crudo estadounidense cayó un 2,8 % a USD $43,41 por barril, después de que la OPEP informara que la producción de octubre alcanzó otro récord, poniendo en duda de si su plan de limitar la producción es posible de alcanzar o suficiente para aliviar la persistente sobreoferta en el mercado.

El índice Nasdaq subió más de medio punto por ciento y ganó un 3,8 % durante la semana, marcando su mejor rendimiento semanal desde el mes de febrero.

 

“En el transcurso de una semana, el mercado pasó de tener mucha oferta a mucha demanda, logrando así reparar el daño causado durante las pérdidas de nueve días”, dijo Adam Sarhan, CEO de 50 Park Investments.

Las acciones se dispararon después de la victoria inesperada de Donald Trump sobre Hillary Clinton, ya que los inversionistas consideraron las perspectivas de un mayor gasto en infraestructura y menos regulaciones dentro del sector financiero.

El Dow Jones cerró en un máximo histórico el jueves, mientras que S&P y el Nasdaq estaban coqueteando con sus ganancias récord al comienzo del día viernes. Los mercados financieros, así como numerosos encuestadores y analistas políticos, habían esperado que Clinton, la exsecretaria de Estado, ganara la carrera por la Casa Blanca.

“El alza en los mercados le está dando a Trump el beneficio de la duda”, dijo Sarhan, pero “si (Trump) comienza a hundirse, bien sea en política exterior o en cualquier otra cosa, entonces eso podría ser malo para el mercado”, aseguró.

Desde que Trump ganó las elecciones los inversionistas han reasignados sus activos, aumentando así su exposición al sector financiero e industrial, a la vez que reducen su posición en los sectores de servicios públicos, de bienes raíces y de consumo básicos.

“Ahora que hemos tenido la oportunidad de considerarlo, creo que la gente verá un crecimiento económico considerable y la gente se olvidará de las elecciones”, dijo Maris Ogg, presidente de Tower Bridge Advisors. “Lo que me preocupa es que los republicanos se vuelvan demasiado arrogantes e intenten apresurar cosas sin tomar en cuenta a los demócratas. Si son inteligentes, tratarán de hacerlo de una manera bipartidista”.

También se observaron fuertes movimientos en el mercado de tesorería estadounidense tras la victoria de Trump, con un punto de referencia de 10 años por encima del 2 %. El mercado de bonos estadounidense cerró el viernes debido a la celebración del Día de los Veteranos.

El dólar, por su parte, subió en comparación con varias monedas de mercados emergentes, especialmente el peso mexicano. Desde el martes, el peso cayó un 11,53 % frente al dólar americano, según FactSet. El real brasileño, otra moneda de mercados emergentes observada de cerca, ha caído alrededor del 6,86 %. Las monedas de mercados emergentes en Asia tampoco se salvaron, con el dólar de Malasia (ringgit) y el yuan chino también cayendo.

En noticias económicas, la opinión de los consumidores llegó a su nivel más alto desde el pasado mes de junio.

Fuentes: CNBC; Breitbart

Comentarios