Virales

Newsletter

Denuncian torturas en justicia militar de Venezuela: civiles obligados a comer pasta con excremento

By: Karina Martín - May 16, 2017, 9:45 am
(Twitter)
“A la mayoría de los detenidos los golpean durante la aprehensión y el traslado al sitio de detención temporal”. (Twitter)

Desde que iniciaron las continuas protestas contra el régimen de Nicolás Maduro, hace 46 días, las detenciones y arrestos han aumentado y con ello, las torturas.

Sin embargo, la represión no termina en la detención o encarcelamiento de los opositores; activistas de derechos humanos han documentado actuación policial y militar contraria a los estándares internacionales. Y es que dentro de estos estándares no se permite la tortura para lograr confesiones amañadas ni el uso de tribunales militares para procesar a civiles, pero todo esto hace parte del proceder oficialista en Venezuela.

Luis Betancourt, coordinador del Foro Penal en Carabobo, informó que ha recibido “muchas denuncias” de tratos despiadados por parte de los funcionarios.

“De un grupo de 40 detenidos por el supuesto saqueo, 37 denunciaron que los golpearon y les raparon el cabello”, indicó Betancourt.

“A la mayoría de los detenidos los golpean durante la aprehensión y el traslado al sitio de detención temporal, antes de ser presentados ante el juez. Ellos lo relatan en las audiencias de presentación. A uno lo golpearon y le pusieron una capucha negra en la cabeza; él pidió asistencia médica porque sentía que una costilla se le movía”, narró.

El coordinador del Foro Penal en Carabobo también comentó de otras torturas que les han hecho a pasar a quienes han sido detenidos.

“Uno dijo que le apagaron un cigarro en el brazo; y de ese grupo, aproximadamente 15 denunciaron que les obligaron a comer pasta con monte [pasto] y excremento. Ellos contaron al juez militar que los funcionarios les ponían el polvillo de la bomba lacrimógena en la nariz para obligarlos a abrir la boca y entonces les metían la pasta con excrementos y los hacían tragar”, dijo.

 

En Carabobo, una de las principales ciudades que surten de alimentos e insumos a gran parte del país, más de cien comercios fueron saqueados ante la mirada impune de las fuerzas estatales; sin embargo, tras la activación de un plan que militariza calles y avenidas, han atrapado a decenas de personas por presuntamente haber participado en los saqueos de comercios.

Es importante destacar que Carabobo no ha sido el único estado en el que se han realizado detenciones en el marco de las protestas y con ello se suman más torturas.

Laura Valbuena, del Foro Penal Zulia, también comentó que “ocho de los detenidos en Villa del Rosario el 6 de mayo, llevados a la justicia militar, denunciaron que los funcionarios les rociaban el rostro con un polvo blanco que les ardía y picaba la piel, y los amenazaban con meterlos a la cárcel”.

En Sucre otros ocho manifestantes fueron llevados ante un juez militar y denunciaron que les echaron “pica pica en cara” y que “los guardias le cayeron a golpes y patadas”.

“Nos amenazaban con que nos matarían”, relató Ramón Castro, uno de los detenidos en Sucre.

En la Ley Especial para Prevenir y Sancionar la Tortura y otros Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes; aquellos que torturen, comentas tratos crueles, inhumanos o degradantes podrían recibir de 13 a 25 años de prisión.

“Es gravísimo lo que está sucediendo, hemos dejado constancia ante Fiscalía de estos nuevos casos de torturas”, comentó el director de Foro Penal Venezolano (FPV), Alfredo Romero.

Hasta ahora la cifra de detenidos ya asciende los 2.000 casos, 237 están privados de libertad y 1.500 ya han sido presentados ante los tribunales civiles, según indica la organización.

Fuente: El Nacional; Caraota Digital.

Karina Martín Karina Martín

Karina Martín es reportera para el PanAm Post desde Valencia, Venezuela. Posee una licenciatura en Idiomas Modernos por la Universidad Arturo Michelena.

Sacerdote apuñalado en Ciudad de México: presunto artista estadounidense intentó degollarlo en plena misa

By: Elena Toledo - @NenaToledo - May 16, 2017, 9:27 am
Sacerdote apuñalado en Ciudad de México

English Este lunes fue apuñalado un sacerdote mientras oficiaba misa en la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México. El agresor fue identificado por las autoridades de dicha entidad como John René Rock Schild, un artista de origen estadounidense sin embargo, la Comisión Nacional de Seguridad indicó que es ciudadano francés. El presbítero agredido responde al nombre de Miguel Ángel Machorro se encontraba ofreciendo la comunión a los feligreses al filo de las 6:00 p. m., (hora local) cuando Rock Schild se acercó a él e intentó degollarlo. Los testigos presentes indicaron que el agresor se acercó al sacerdote, sacó un puñal, le tomó de la cabeza para degollarle, pero el presbítero se resistió e intentó liberarse. Lea más: En México asesinan al tercer sacerdote en menos de una semana Lea más: Iglesia Católica de México: Presidente Peña Nieto "nos traicionó" googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1459522593195-0'); });   El jaloneo terminó cuando el clérigo recibió heridas en su cuerpo que le hicieron desvanecerse mientras que elementos de Servicios de Protección Federal de la Catedral sometieron al agresor. Actualmente el estado de salud del sacerdote se reporta como grave ya que las heridas recibidas le hicieron desangrarse y en primera instancia fue atendido por dos mujeres presentes hasta que llegaron los paramédicos de la Cruz Roja. Por su parte las autoridades indicaron que "el imputado, quien dijo llamarse John Rock Schild, refirió ante la autoridad ministerial ser artista estadounidense y que haría uso de su derecho a guardar silencio". Armando Martínez, abogado de la arquidiócesis, indicó: "Este es un ataque que vamos a estar indagando y pedimos a las autoridades que nos desacordonen el área, y que de inmediato esta noche [ayer] queden todos los trabajos de investigación para que este martes se pueda dar la misa y el domingo esté aquí el cardenal" indicó. Fuente: Milenio

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.