China desplaza a Venezuela y se convierte en el principal socio comercial de Cuba

2.056
“Por primera vez en la historia, en las relaciones bilaterales y en lo que va de siglo, la República Popular China se convirtió en 2016 en el primer socio comercial de Cuba”. (Fotomontaje PanAm Post))

Con un intercambio de más de 2.585 millones de dólares, China desplazó a Venezuela como el primer socio comercial de Cuba, en el pasado año (2016).

China superó el comercio de bienes entre Venezuela y Cuba por casi 361 millones de dólares, en momentos en que el país suramericano atraviesa una fuerte crisis económica y política.

“Por primera vez en la historia, en las relaciones bilaterales y en lo que va de siglo, la República Popular China se convirtió en 2016 en el primer socio comercial de Cuba en cuanto a comercio mutuo de bienes”, informó el diario Juventud Rebelde, citando el sitio de la Oficina Nacional de Estadísticas de Cuba.

“La caída del precio del petróleo y la reducción en el abastecimiento de hidrocarburos” son las causas principales de la reducción comercial entre Cuba y Venezuela, “naciones que pese a los problemas coyunturales están interconectadas por relaciones económicas sólidas y mutuamente ventajosas”, informó el diario anteriormente mencionado.

“Y por situaciones internas en el hermano país, sometido a la subversión terrorista y a una cruenta y cruel guerra económica interna y de los poderes imperiales, los envíos de combustibles a nuestro país disminuyeron en 2016 y en lo que va de 2017”, señala “Juventud Rebelde”, aunque no aclara cuánto se redujeron esos envíos.

 

Según cifras oficiales de la isla caribeña, el comercio de mercancías con Venezuela cayó un 70 % el año pasado a 2.224 millones de dólares.

En Cuba ahora son comunes autobuses, camiones y automóviles de China, la segunda mayor economía del mundo que además vende a La Habana en condiciones de créditos blandos.

Y aunque China ocupó el lugar de Venezuela, el país en crisis se mantiene en segundo lugar, seguido de países como: España, Canadá y Brasil.

Fuentes: Diario las Américas; Notimérica; Juventud Rebelde.

Comentarios