Gobierno de Uruguay permitirá venta de marihuana fuera de farmacias para evitar problemas con bancos

35
(Twitter)
La solución sería provisional ya que lo que se busca es el cambio de legislación en Estados Unidos y así acabar con el bloqueo bancario.(Twitter)

El problema con los bancos y los cierres de cuentas vinculadas a la venta de marihuana en Uruguay ha llevado al gobierno a anunciar que creará una nueva vía para comercializar la planta.

Según el prosecretario de la Presidencia, Juan Andrés Roballo, se creará un nuevo tipo de comercio en el que se podrá vender la marihuana.

Aunque el jerarca no dio mayores detalles sobre los tipos de locales que serán, indicó que el funcionamiento será similar al de las farmacias, pero que serán locales que se enfocarán solo en la venta de cannabis con fines recreativos y que «no esté atado al sistema financiero».

«Necesitamos generar herramientas para que el sistema de expendio mejore sus condiciones y pueda llegar a los consumidores», añadió.

El gobierno tiene «la posibilidad de reglamentar establecimientos de expendio exclusivos de cannabis, que garanticen las mismas condiciones de seguridad, controles de calidad y aspectos sanitarios que las farmacias, pero adaptados al uso del dinero en efectivo», afirmó

Roballo aclaró que esta es «una solución provisioria» y que el Estado busca como una solución definitiva, «la inclusión financiera».

 

«Esta es una situación excepcional que habilita soluciones excepcionales», aseveró. «Lo mejor, y definitivo, sería el cambio de legislación [en Estados Unidos]», aclaró.

Asimismo, Roballo descartó que los nuevos establecimientos sean herboristerías, una alternativa que se había planteado y también criticado por no otorgar verdaderas soluciones.

La venta de marihuana en las farmacias comenzó el 19 de julio pasado y desde entonces, el sistema se ha visto colapsado y con inconvenientes.

Según datos del Instituto de Regulación y Control del Cannabis (Ircca), el sistema inició con 4959 clientes registrados y desde entonces la escasez del producto representa un problema; según fuentes de las farmacias la droga se acaba poco después de que llega al comercio.

A eso se le añade que el número de inscritos para comprar marihuana continúa en aumento a 13.555 y los farmacias han optado por dejar de comercializar el cannabis tras los problemas con los bancos.

Si anteriormente no se lograba satisfacer la demanda con todos los locales registrados, ahora, el panorama se vuelve aún más complicado ya que solo está permitido que un local tenga en stock un máximo de dos kilogramos de la hierba.

Fuentes: El Observador; La Nación; T13.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.