“Todo es una mentira”: damnificados del huracán en Cuba protestan por abandono en albergues estatales

0
(Flickr)
“Los niños se están mojando, sin comer, no quieren darnos nada, todo es una mentira, todo es un cuento”. (Flickr)

Un centena de damnificados cubanos, afectados por el huracán Irma, protestó por la falta de atención oficial y las condiciones de su albergue.

Los manifestantes iban a ser trasladados a unos 30 kilómetros del actual albergue que ocupan, a una antigua escuela conocida como Ceballos 9, sin embargo, los damnificado se negaron, asegurando que no se moverían, así los amenazaran con las brigadas especiales.

“No nos vamos (…) Que traigan las brigadas especiales y que lo traigan todo, pero no nos vamos”, gritó la gente.

La protesta, motivada por una mujer que grababa el incidente, pedía que no aceptaran el traslado para Ceballos 9. “Se van a embarcar, si no tienen opción vayan para el partido (sede municipal del Partido Comunista)”, decía.

De acuerdo con medios locales, “la protesta surtió efecto porque lo que ellos exigían se cumplió”, los damnificados fueron reubicados en las sedes de varias instituciones estatales, entre ellas la Dirección Municipal de Cultura de Morón.

Sin embargo, en la Dirección Municipal de Cultura de Morón los cubanos salieron nuevamente a protestar e interrumpieron incluso el tránsito en una calle, quejándose de las inundaciones del lugar que los dejaron con el agua hasta los tobillos.

 

“Tengo 105 años y jamás en la vida he visto una atrocidad como la que nos hicieron a nosotros aquí (…) los niños sin comer, nos quitan la luz, estamos abandonados, anoche esto aquí fue un diluvio y nadie nos da auxilio de nada, ni el Gobierno (…) ningún dirigente nos da el frente y las donaciones que mandan, las venden (…) ellos se interesan nada más por el turismo y por coger los millones de pesos”, comentó uno de los damnificados.

“Los niños se están mojando, sin comer, no quieren darnos nada, todo es una mentira, todo es un cuento. Anoche tuvimos que pasar la noche prácticamente sin dormir porque el agua no nos dejaba”, se quejó otra ciudadana. “Nos quieren mandar a las casas con unos cartones prietos, con tantas donaciones que han dado los países”, señaló.

“Hay enfermos, niños asmáticos, no van a la escuela, esto está aquí pésimo”, añadió otra de las afectadas.

Protestas de este tipo en la que los ciudadanos reclaman a las autoridades soluciones a la falta de alimentos, agua y servicio eléctrico, se han presentado en varios partes del país tras el paso del huracán Irma que dejó miles de casas derrumbadas, y colapsando el sistema electroenergético y el servicio de abasto de agua. Cientos de escuelas y centros hospitalarios resultaron dañados.

Fuentes: Cubanet, Cibercuba, Martí Noticias.

Comentarios