Oficialismo de Ecuador se fractura tras destitución del vicepresidente Jorge Glas

911
(Twitter)
“Llegó la hora de renovar el proceso. Tenemos derecho a reconocer nuestros errores, a reflexionar y a corregirlos”.(Twitter)

Tras la orden de la Contraloría General de Ecuador de destituir al vicepresidente Jorge Glas, el movimiento oficialista Alianza PAIS (AP) ha evidenciado una fuerte ruptura interna.

Alianza País parece estar divida entre quienes apoyan la designación temporal de María Alejandra Vicuña como vicepresidenta, y quienes argumentan que aunque Glas se encuentre preso había pedido sus vacaciones para afrontar el proceso.

La ruptura se hizo irrebatible tras el recurso legal presentado por varios legisladores contra la designación temporal de Vicuña.

Sin embargo, esta no es la única diferencia que hay en el movimiento; la división en el movimiento oficialista está presente desde que el actual mandatario Lenín Moreno asumió el poder, y se ha ido profundizando a medida que el actual presidente se diferencia cada vez más de su antecesor.

“Hay divisiones en Alianza PAIS (AP), hay posturas distintas que veo muy difícil de que vuelvan a comulgar”, reconoció Vicuña al mismo tiempo en que señaló que no admitir “las fisuras”, “sería una irresponsabilidad, una falsedad”.

“Llegó la hora de renovar el proceso. Tenemos derecho a reconocer nuestros errores, a reflexionar y a corregirlos con la convicción de que el poder hay que ejercerlo de manera honesta”, comentó la vicepresidenta encargada, al mismo tiempo en que comentó que a pesar de los “incontables logros” de la administración anterior, no debe sorprender que Moreno esté creando la segunda etapa de la revolución.

Asimismo, la vicepresidente aclaró que una transformación sin ética no es revolución y que es precisamente debido a esto que “quien haya cometido algún delito o no haya estado apegado a los principios centrales de la revolución ética, debe asumir los errores de sus actos”.

La vicepresidenta también aprovechó la oportunidad para comentar respecto a otro punto que ha generado división en el partido oficialista, la consulta popular.

“No solo habrá una consulta, sino todas las necesarias para pulir y limpiar el camino para construir de forma equitativa una patria de grandes consensos”, comentó Vicuña en claro apoyo al presidente ecuatoriano y en rechazo a la opinión de Correa de que la consulta es la mayor “traición a la Revolución Ciudadana”.

Varios legisladores ya han anunciado que crearán un subbloque de Alianza País para así diferenciarse de los más cercanos a Lenín Moreno.

Recuento

Vicuña es la encargada temporal de la vicepresidencia de Ecuador desde el pasao 4 de octubre, en virtud del artículo 150 de la Constitución ecuatoriana, que faculta al jefe de Estado a designar al reemplazo del vicepresidente en caso de ausencia temporal de este.

El nombramiento se llevó a cabo luego de que el ejecutivo considerara que la ausencia de Glas (detenido en la Cárcel 4 de Quito) le impide cumplir su función como vicepresidente, por lo que era necesario que fuese reemplazado mientras enfrenta el proceso por el caso de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht.

 

“Es nuestra decisión considerar de que está inhabilitado para poder cumplir funciones. Una persona que está encarcelada no puede cumplir con la función de vicepresidente”, explicó Moreno horas antes del nombramiento de Vicuña como “vicepresidenta constitucional”.

A esto se le añade la reciente orden de destitución de la Contraloría de Ecuador contra Glas por su responsabilidad culposa en el caso de las irregularidades en la concesión de yacimientos petrolíferos, en el que se entregó el campo denominado Singue a un consorcio privado sin cumplir los requisitos para la concesión.

Fuentes: La República; 14 y medio; Telam; El Diario; El Telégrafo.

Comentarios