Trump en aprietos: Gobierno estadounidense cierra parcialmente sus actividades por falta de fondos

8
(Flickr)
“No negociaremos el estatus de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus irresponsables demandas”: la Casa Blanca. (Flickr)

Este sábado 20 de enero el Gobierno estadounidense se vio obligado a cerrar indefinidamente sus actividades no esenciales por falta de fondos, luego de que el Senado no alcanzara un acuerdo para aprobar una extensión presupuestaria.

Aunque este sábado debería ser un día festivo por ser el primer aniversario de Trump en la Casa Blanca, la falta de un acuerdo en el Senado supone una derrota política para el mandatario.

De acuerdo con el medio DW, la negociación no se consiguió debido a que los republicanos necesitaban 60 votos sobre 100 para aprobar la extensión y solo consiguieron 51. Los demócratas condicionaron su voto a la aceptación de los republicanos de dar una solución a los casi 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran menores de edad.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre Trump decidió acabar con el programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), que daba cobertura legal a los “dreamers”, lo que da como resultado dejar a los de 750.000 inmigrantes adscritos al programa como indocumentados.

Los demócratas esperan encontrar una solución para los jóvenes presionando al Gobierno y evitando la deportación de los miles de inmigrantes; sin embargo, los republicanos consideran que esta es una “estrategia ridícula”.

 

“La ley de presupuesto del gobierno fue aprobada la noche pasada en la Cámara de Representantes. Ahora se necesita a los demócratas para que se apruebe en el Senado -pero ellos quieren inmigración ilegal y fronteras débiles”, escribió el mandatario estadounidense a través de Twitter.

“No negociaremos el estatus de inmigrantes ilegales mientras los demócratas mantienen a nuestros ciudadanos legales rehenes de sus irresponsables demandas”, informó la Casa Blanca.

Ahora, muchas agencias federales pararon sus operaciones y miles de trabajadores se vieron obligados a ausentarse de sus puestos laborales hasta que no se encuentra una solución. La Dirección Impositiva, la Administración de la Seguridad Social y los Departamentos de Vivienda, Educación, Comercio y Trabajo, así como la Oficina de Protección Ambiental, tendrán que permanecer cerradas hasta que se logre alcanzar un acuerdo entre demócratas y republicanos.

Los parques nacionales, los monumentos, la gestión de visas y pasaportes también podrían verse afectados por el cierre; no obstante, permanecerán abiertos los servicios vitales como la policía, los agentes aduaneros, el banco central y las Fuerzas Armadas. Asimismo, permanecerán activos los equipos de emergencias médicas, asistencia contra desastres, control del tráfico aéreo, servicios postales y prisiones.

Según la empresa estadounidense de servicios financieros Standard and Poor’s, este cierre podría significar una pérdida a la economía estadounidense de USD $6.500 millones semanales.

Es importante señalar que aunque anteriormente ya han ocurrido cierres de este tipo por faltas de acuerdo presupuestario, es la primera vez que ocurre teniendo a un partido (el republicano) que controla no solo la Casa Blanca sino las dos Cámaras del Congreso.

La última vez que esto ocurrió fue en el año 2013, bajo la administración de Barack Obama, cuando se provocó un cierre gubernamental que se extendió por dos semanas en los intentos de derogación de la ley sanitaria del mandatario.

Comentarios