Dictadura de Maduro enterró forzosamente el presunto cuerpo de Óscar Pérez

19
(Twitter)
Las autoridades ni siquiera informaron la parcela en la que fue enterrado su cuerpo. (Twitter)

El cuerpo del capi6tán sublevado contra la dictadura, Óscar Pérez, fue enterrado a tempranas horas de este domingo 21 de enero en el Cementerio del Esta (Caracas) sin la autorización de sus familiares.

Según el director de la organización humanitaria local Foro Penal, Alfredo Romero, durante el entierro se cerraron los accesos al Cementerio y solo pudo ingresar Aura Pérez, la tía del expolicía y una prima. El resto de sus familiares y amigos permanecieron a las puertas del Cementerio sin poder despedirlo. Solo pudieron ingresar al lugar una vez su cuerpo ya había sido cubierto bajo tierra.

Las autoridades ni siquiera informaron la parcela en la que fue enterrado su cuerpo, por lo que sus familiares y amigos debieron buscar hasta dar con su tumba.

Varias personas pasaron incluso la noche a las afueras del cementerio con la esperanza de poder ver el cuerpo del capitán revelado; sin embargo, solo pudieron despedirse de Pérez una vez enterrado, ni siquiera tienen la seguridad de que el cuerpoque se encuentra en la tumba sea el del capitán.

Según informaron los familiares del fallecido, el Gobierno de Nicolás Maduro fue el que impuso toda la logística del entierro de Óscar Pérez, incluyendo los gastos, el lugar y la hora del entierro.

La noche del pasado sábado 20 de enero, Te Lo Cuento News aseveró que el régimen buscaba “cambiar la identidad de Pérez con motivos desconocidos”, lo que podría explicar el misterio con el que se ha llevado a cabo el entierro del exinspector.

 

Cabe recordar que durante el pasado sábado se enterraron, también de manera irregular, los cuerpos de Lisbeth Ramírez (en Táchira), Jairo Lugo Ramos, Abraham Lugo Ramos y Daniel Soto (en Maracaibo), José Alejandro Díaz Pimentel y Abraham Israel Agostini Agostini (en Caracas), todos miembros del grupo de sublevados contra la dictadura, liderados por Óscar Pérez, que fueron masacrados el pasado 15 de enero a las afueras de la capital durante una operación militar.

“Yo jamás en mi vida permitiría este entierro de esta forma. Yo quería un entierro digno, como fue mi hijo, como murió. Un héroe de la patria, y no le pediría al Gobierno ni medio. Estoy en contra de lo que acaban de hacer”, manifestó la madre de José Alejandro Pimentel.

Durante la tarde del sábado se presentaron varias protestas y concentraciones por las muertes de quienes ahora son considerados “héroes” por parte de la oposición venezolana y parte de la comunidad internacional.

De acuerdo con la autopsia, Pérez y sus seis compañeros murieron de un “traumatismo craneoencefálico severo”, provocado “por una herida con arma de fuego disparada a la cabeza”, lo que indicaría que fueron ejecutados.

La masacre se llevó a cabo cuando dieron con el paradero de los sublevados. Pérez era buscado por el régimen desde finales de junio del año pasado cuando secuestró un helicóptero de la policía judicial en rechazo al Gobierno dictatorial de Nicolás Maduro, atacando (sin dejar ninguna víctima) la sede del Ministerio del Interior y del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Comentarios