Senado estadounidense logra acuerdo que reabrirá actividades del Gobierno

10
(publicdomainpictures)
“Después de varias discusiones, ofertas, contraofertas, el líder republicano y yo llegamos a un acuerdo”: Schumer.(Publicdomainpictures)

Los demócratas del Senado estadounidense anunciaron que acceden a conceder una prórroga presupuestaria, tras la amenaza del presidente Donald Trump de usar la “opción nuclear” si no se llegaba a un acuerdo en el Senado que pusiera fin al cierre de las actividades no esenciales del Gobierno.

Chuck Schumer, líder de la minoría demócrata del Senado, aseguró que están dispuestos reabrir las actividades bloqueadas, a cambio de que se someta a votación un proyecto de ley para regularizar a miles de jóvenes inmigrantes indocumentados en el próximo mes.

Aunque no se ha cumplido la demanda original del partido demócrata de una solución inmediata para los llamados “dreamers” (soñadores), el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell confirmó que se comprometió a comenzar con el debate migratorio.

El avance en las negociaciones en el Senado se produjeron tras la intención del mandatario estadounidense de cambiar las reglas en la Cámara, permitiendo que los republicanos fuesen los que aprobaran el presupuesto sin necesidad de llegar a un acuerdo con los demócratas sobre la inmigración y la seguridad fronteriza.

En principio, la extensión presupuestaria que debía conseguir el respaldo de 60 senadores sobre 100, se vio bloqueada cuando los republicanos solo consiguieron 51 de los votos. Los demócratas no accedieron a aprobar el proyecto a menos que se encontrara una solución a los casi 800.000 jóvenes indocumentados que llegaron al país cuando eran menores de edad.

La medida de presión de los demócratas buscaba evitar la deportación de miles de inmigrantes que estaban adscritos al programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por su sigla en inglés), que fue cerrado el pasado mes de septiembre por Trump.

Sin embargo, negado a negociar sobre la solución para los jóvenes inmigrantes indocumentados, y con el Gobierno paralizado parcialmente desde el pasado 20 de enero, Trump había solicitado considerar la medida extrema de evasión de la obstrucción del partido minoritario para mantener las funciones del gobierno.

Cabe destacar que si se llevaba a cabo esta “opción nuclear”, los demócratas hubiesen podido verse debilitados por la mayoría del Senado y esto hubiese generado un desbalance en el funcionamiento de la institución, y aunque a corto plazo hubiese resultado cómodo para los republicanos, a largo plazo habría podido traer graves consecuencias cuando su partido vuelva a ser minoría en el futuro.

De acuerdo al diario El Espectador, Mitch McConnell, quien podía convocar a la llamada “opción nuclear”, aclaró que el Senado republicano “se oponía  a cambiar las reglas sobre legislación”.

Ahora, tras 60 horas del cierre parcial de las actividades del Gobierno, el acuerdo para un presupuesto temporal abre un período de calma, pero el debate podrá volver a generarse el próximo 8 de febrero si no se ha encontrado un avance con el estatus de los jóvenes inmigrantes.

“Si no se llega a un acuerdo antes del 8 de febrero, el Senado procederá inmediatamente a la consideración de la legislación sobre el DACA”, advirtió Schumer.

Comentarios