EE. UU.: incluir a especialistas armados en las escuelas no es una propuesta descabellada

Abogado criminalista ofrece propuestas para evitar tiroteos en EE. UU. y señala que propuesta de Trump podría dar resultados.

245
“La libertad para defender y para estar armado están muy bien concebidas (…) yo apuntaría a elevar los niveles administrativos”(Wikimedia)

Luego del tiroteo en el que fueron asesinadas 17 personas, en una escuela secundaria de la Florida, las alarmas sobre el uso y el control de armas en Estados Unidos se ha convertido en un tema prioritario. Muchos son los que hasta ahora se han manifestado en contra de la venta de armas, sin embargo, el mandatario estadounidense Donald Trump considera que portar armas es un derecho que debe mantenerse.

Para Trump, Estados Unidos debería contar con profesores armados en las escuelas, que estén de manera encubierta para así evitar eventuales ataques.

Tras un abanico de propuestas, frente a las familias de las víctimas y sobrevivientes del ataque, el jefe de Estado norteamericano aseguró que él busca evitar “que otras personas pasen por el mismo dolor” y garantizó que se examinarán las propuestas y se “harán muchas cosas” para evitar otro azote de violencia con armas.

Trump explicó que su sugerencia de que haya profesores o trabajadores encubiertos que puedan portar armas de fuego es una opción para que, en caso de otro ataque similar, los profesores entrenados puedan detener “muy rápidamente” estos sucesos, mientras llega la Policía.

El presidente reconoció que la opción es “controvertida”, pero dijo que es una idea que se va a “examinar muy en serio”. “Los profesores tendrían un permiso especial, y (la escuela) ya no sería una zona libre de armas” de la que puedan aprovecharse los “maníacos”, dijo, aunque aclaró que no necesariamente deben ser profesores los que posean armas. “También podrían ser marines”, añadió.

El jefe de Estado prometió que otra de las cosas que hará será encontrar una solución “muy robusta en el tema de los antecedentes criminales“, y mejorará la comunicación entre autoridades locales y federales para que las personas con antecedentes no puedan adquirir armas. “Además, vamos a fijarnos en el tema de la edad (mínima) para comprar (un arma) y en el aspecto de salud mental”.

Cabe recordar que la ley federal estadounidense permite que a partir de los 18 se puedan comprar rifles, para comprar pistolas se debe esperar hasta los 21. Es necesario señalar que aunque eso sea lo que establece la ley, algunos vendedores sin licencia suministran armas de fuego a personas con menos edad, por lo que senadores y otros funcionarios estadounidenses siguen ofreciendo propuestas para evitar otras tragedias.

PanAm Post decidió contactar al abogado criminalista Fermin Marmol García, para entender cuáles podrían ser las mejores opciones para los estadounidenses para evitar este tipo de hechos y dar su opinión respecto a la propuesta de Trump.

Sobre la prohibición del porte de armas de fuego

“Lo primero que hay que decir es que el arma de fuego es una herramienta que puede ser tanto defensiva como ofensiva, pero cualquiera de las dos alternativas requiere de una absoluta responsabilidad”, afirmó el abogado.

Marmol explicó que es necesario que las personas que tengan o pretendan tener un arma de fuego entiendan que hay que conocer “a carta cabal” no solo el manejo de la mecánica y el diseño del arma, sino también comprender de lo que es capaz un arma de fuego, las consecuencias legales y hasta dónde ampara la ley en el debido uso del arma de fuego.

Asimismo, el experto señaló que el tema de las armas de fuego es algo ya histórico en ese país y resaltó que aunque muchos están pidiendo que se elimine la venta de armas a civiles, esto no es una opción para el pueblo estadounidense. Para Marmol, Estados Unidos es de hecho un ejemplo para el resto del mundo, “ya que goza de niveles bajos de criminalidad y violencia”, “las cifras son alentadoras para el resto del planeta”.

Es imposible que quiten las armas en EE. UU. (…), no es parte de la cultura norteamericana.

“La tasa de homicidios en los Estados Unidos es de un solo dígito y está por debajo del promedio ponderado mundial de lo que sería un país con problemas de alto crimen; es decir, si hablamos de una tasa de 8 homicidios por cada 100.000 habitantes (que aproximadamente tiene ese país) y lo comparamos con Venezuela, que tiene una tasa de 89 homicidios por cada 100.000 habitantes, nos damos cuenta que EE. UU. realmente goza, en cuanto al derecho a la vida, de muy buena salud pública”, señaló el experto.

Acciones preventivas

A pesar de esto, Marmol aseguró que sí es necesario tomar acciones que eviten otros ataques como el ocurrido en la escuela secundaria en Florida, y su propuesta se basa en que haga la debida verificación de la persona a la que se le venden las armas y municiones.

“La libertad para defender y para estar armado están muy bien concebidas (…) yo apuntaría a elevar los niveles administrativos”, señaló.

Igualmente, el abogado opinó que los estadounidenses “deberían rescatar la política pública preventiva de si ves algo, di algo”. Para Marmol es necesario hacer campañas estatales y municipales que creen conciencia sobre la importancia de denunciar cuando se ve o escucha algo sospechoso.

“Elevar esa sana malicia de si ves algo di algo, podría ser una de las políticas públicas alternativas para elevar las conciencias. Eso ayudaría mucho”, afirmó.

Sobre la propuesta de Trump

En cuanto a la propuesta de Trump, el abogado criminalista recordó que “cuando en cualquier parte del mundo optamos por armar a la población civil para defenderse, o armamos a grupos parapoliciales para defender alguna causa, eso involucra una altísima responsabilidad porque sin duda alguna el arma de fuego puede ocasionar diversos tipos criminales”.

“Si el uso es indebido, eso desmoronaría y erosionaría cualquier política pública de seguridad ciudadana, en donde el epicentro es la paz, la convivencia ciudadana y el progreso”. Sin embargo, recordó que “cuando vino la ola de secuestros” de aeronaves, se optó por tener a personas a bordo que pudiesen proteger a las personas en caso de que se intentara de nuevo.

Marmol aclaró que “antes de no hacer nada” lo mejor es optar por medidas como la propuesta por el mandatario estadounidense, de tener una persona en las aulas que pueda proteger a los estudiantes.

Policías escolares del condado de Broward optan por portar armas

Mientras aún los legisladores y activistas discuten sobre las medidas que deben tomarse, policías escolares de Broward (Florida) ya empiezan a utilizar armas de alto calibre para hacerle frente a eventuales amenazas de ataques con armas de fuego en escuelas.

“Tenemos que ser capaces de derrotar cualquier amenaza en las escuelas”, señaló el jefe de la Policía de Broward, Scott Israel .

A partir de ahora, a los agentes que sean asignados a recintos escolares, se les tendrá permitido portar fusiles aún estando dentro de las escuelas.

Comentarios