Periodismo “bajo ataque” en América Latina por violencia y autoritarismo

"Los Estados son los primeros responsables de la seguridad de los periodistas y están fallando", dijo César Ricaurte, presidente de Fundamedios en un foro en Miami

59
El consejero de Comunicación e Información de la Unesco, Guilherme Canela, dijo  en Montevideo,  Uruguay que periodismo en América Latina y en otras partes del mundo se encuentra”bajo ataque” del crimen organizado EFE/Raúl Martínez

El pasado jueves 3 de mayo, en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa, fue oportuno para denunciar y alertar las graves amenazas a las que se enfrentan los comunicadores en América Latina; y es que es una región donde cunde la violencia y gobiernos autoritarios que tratan de impedir el buen ejercicio de esta profesión.

En un foro que se llevó a cabo en Miami (Estados Unidos), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) junto a otras entidades del periodismo y de derechos humanos alertaron sobre las crecientes restricciones al periodismo en países como Cuba, Venezuela, Bolivia y Nicaragua.

“Los Estados son los primeros responsables de la seguridad de los periodistas y están fallando. Esto no es aceptable”, manifestó César Ricaurte, presidente de la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios), al mismo tiempo en que explicó que en países autoritarios todo empieza con una estrategia de polarización, de insultos y acosos, hasta arrinconarla premiando a los medios amigos y comprando y asfixiando al resto hasta extinguirlos.

Aunque en muchos países del mundo los profesionales de los medios de comunicación son perseguidos y amenazados, en la región latinoamericana los peligros parecen ser más numerosos, ya que además de los excesos de autoritarismo de los distintos gobiernos, los periodistas se enfrentan a los ataques del crimen organizado.

“En varias partes de América Latina (el periodismo) está bajo ataque, bajo ataques graves de narcotraficantes y el crimen organizado”, afirmó a la Agencia EFE consejero de Comunicación e Información de la Unesco, Guilherme Canela; y es que en países como : Brasil, El Salvador, Ecuador, Guatemala, Honduras y México, aunque los gobiernos sean considerados como democracias “funcionales”, existe la proliferación de restricciones al periodismo que van desde regulaciones y asfixia financiera, hasta el acoso y la muerte.

Según Gustavo Mohme, presidente de la SIP, tan solo desde el pasado mes de mayo (2017) hasta la fecha han sido asesinados 23 periodistas en el ejercicio de su profesión.

Para el medio El Universal, México es un país considerado “realmente peligroso para los periodistas” y es que es el país que tiene la cifra más alta de asesinatos (13 asesinados durante el 2017) contra profesionales relacionados con medios de comunicación, la mayoría de ellos están relacionados con cárteles de drogas y políticos corruptos.

En otros países el problema se produce cuando se trata de investigar respecto a empresarios acaudalados, corrupción, entre otros temas delicados que amenazan a quien comete los actos ilícitos.

Para la “prensa latinoamericana la muerte no es una metáfora, sino una realidad”, advirtió el presidente de la SIP pidiendo a todos una reflexión sobre la importancia que representa la defensa de la libertad de prensa.

La libertad de prensa es un “pilar fundamental”, recordó Canela.

Comentarios