La práctica Nazi de marcar las paredes en Nicaragua

"Vigilado" y "golpista" son algunas de las palabras que se han pintado en señal de advertencia y de identificación contra jóvenes manifestantes

1.509
Las prácticas del régimen parecen inverosímiles, pero todas han sido ejecutadas anteriormente por regímenes que son y serán despreciados a lo largo de la historia (Flickr)

La intimidación en Nicaragua en contra de manifestantes antigubernamentales sigue recrudeciendose, y ha llegado a tal nivel que las prácticas del régimen y de sus aliados pueden ser comparadas incluso con la de los Nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Tal y como ocurrió con los judíos, el régimen ha sembrado terror, ha allanado viviendas y ordenado la persecución de quienes considera sus enemigos e incluso ahora, llegan denincias de una nueva campaña de intimidación en la que se pintan las casas de las personas que han participado en manifestaciones en contra de Daniel Ortega.

«Vigilado» y «golpista» son algunas de las palabras que se han pintado en señal de advertencia y de identificación contra quienes exigen la democratización del país.

Dictador Nicolás Maduro aplicó la misma práctica

Este método de intimidación se puede comparar con la «x» amarilla que se le colocaba a los judíos durante la Segunda Guerra Mundial; sin embargo,  luego esta práctica ha sido utilizada durante otros regímenes dictatoriales como el de Nicolás Maduro, quien hace unos años marcaba la casa de colombianos que se encontraban en ese país, para identificar aquellas que debían ser revisadas y demolidas.

Marcan paredes de Iglesias

En Nicaragua, este tipo de intimidación incluso ha llegado a presentarse contra la Iglesia católica debido al papel que han jugado los sacerdotes durante la crisis sociopolítica que ya lleva más de 4 meses en el país centroamericano.

Las paredes de la Catedral Metropolitana de Managua han sido de las más afectadas por haber servido de refugio para cientos de jóvenes manifestantes que estaban siendo atacaos por la Policía y por ciudadanos aliados con el Gobierno.

Otras medidas contra quienes incomodan al régimen

El nuevo «delito», portar globos: Los globos de fiesta se han convertido en una «pesadilla» para el Gobierno de Daniel Ortega, ya que la oposición del país los ha utilizado como un método de protesta pacífica en su contra.

Alcaldes, Policías y ciudadanos sandinistas han tratado de ocultar la inmensa inconformidad que hay hacia su gestión gubernamental, explotando los globos que se encuentran en la calle; sin embargo, esto no ha quedado allí, ya que incluso la dictadura ha optado por acusar y detener a manifestantes que porten globos azules y blancos ( los utilizados por la oposición por ser los colores de la bandera del país).

Este fue el caso de los jóvenes Daniel Carvajal y Maykel Corea, en San Marcos, Carazo, quienes fueron detenidos arbitrariamente por portar globos de estos colores y regarlos por las calles.

Despidos masivos y arbitrarios: Otra medida de intimidación que ha utilizado el régimen es la de despedir arbitrariamente a estudiantes y profesores de universidades estatales que hayan manifestado algun desacuerdo en contra del Gobierno.

Esta práctica también ha afetado a médicos y trabajadores de centros de salud públicos que hayan cumplido con su labor y atendieran a manifestantes heridos en el marco de las protestas antigubernamentales.

Prácticas de represión violenta: El Gobierno de Daniel Ortega ha utilizado a Policías y a civiles aliados para aplicar una terrible violencia en contra de su pueblo; lo que ha dejado al menos 400 personas fallecidas, miles de heridos y desaparecidos.

Jóvenes, mujeres, niños; el régimen ha demostrado que no importa edad, ni género y ha sido capaz de reprimir cruelmente a quienes manifiestan pacíficamente, matando hiriendo y torturando.

Cabe señalar que organismos defensores de derechos humanos han denunciado en diversas ocasiones  los terribles métodos de tortura que se le aplican a los manifestantes detenidos arbitrariamente.

Los tratos crueles van desde humillaciones, amenazas, golpes con patadas, puños, garrotes, alambres de púas y hasta violaciones sexuales.

Las prácticas del régimen parecen inverosímiles, pero todas han sido ejecutadas anteriormente por regímenes similares que son y serán despreciados a lo largo de la historia.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento