Muere manifestante nicaragüense en extrañas circunstancias

El joven asesinado, Denis José Madriz Obando, ya había denunciado que era asediado por simpatizantes del Gobierno.

45
Familiares y amigos dan el último adiós al cuerpo del joven Denis Madriz Obando, quien fue encontrado muerto luego de desaparecer el pasado sábado en Managua (Nicaragua).

El pasado miércoles 3 de octubre fue encontrado el cuerpo del joven Denis José Madriz Obando, en el Instituto de Medicina Legal (IML), y aunque la Policía nicaragüense ha dado su versión oficial, el país parece tener más dudas que respuestas.

Según la investigación policial, el joven de 28 años había asistido a una fiesta de cumpleaños el pasado sábado 29 de septiembre, en compañía de Israel Augusto Madrigal, de 23 años, y al salir de esta decidieron acudir a una discoteca hasta horas de la madrugada, posteriormente, salieron en dirección a un motel.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

De acuerdo con el informe, Israel salió del motel y se dirigió a su casa, luego salió Denis. Fue en ese momento cuando, supuestamente, varios sujetos lo asaltaron y al tratar de resistirse le dispararon en la parte izquierda del tórax.

La versión oficial expone que una unidad de bomberos asistió a la víctima la madrugada del domingo 30 de septiembre, lo trasladaron a un centro asistencial donde falleció, y luego su cuerpo fue llevado al Instituto de Medicina Legal.

La Policía ha señalado a dos personas como sospechosas, uno de ellos Israel Augusto Madrigal, quien supuestamente acompañaba a la víctima momentos antes del asesinato.

Sin embargo, la tía de Denis, Azucena Obando, explicó que el joven estaba siendo asediado porque «vivía con su teléfono contando todo» lo que ocurría durante las protestas en contra del régimen.

De hecho, el pasado 15 de junio Denis Madriz había denunciado, a través de su cuenta de Facebook, que estaba siendo víctima de asedio, razón por la que decidió responsabilizar a vecinos simpatizantes del Gobierno de lo que pudiera pasarle.

“A mi casa pasaron tomándole fotos en una camioneta, si a alguien de mi familia o a mí nos pasa algo, hago responsable al CPC (Consejo del Poder Ciudadano) de mi cuadra”, escribió entonces.

Más adelante, el 29 de septiembre (día en que el joven desapareció), Denis escribió: «dicen que viene un paro nacional por una semana, yo sí apoyo el paro. Nos quieren callar, nos quieren matar, nos quieren encarcelar».

Según el diario local La Prensa, la familia de la víctima se ha mostrado temerosa desde que conocieron del crimen, aunque el padre de Denis manifestó que la versión oficial no le convence.

“No le robaron. No andaba identificación. Yo le dí para el taxi para que no se fuera ahí en peligro. No usaba celular, se los robaban casi siempre. Tenía una tablet pero la dejó en la casa. Salió sin nada de valor”, dijo Alfredo Madriz.

Asimismo, es importante destacar que las amistades de la víctima que se encontraban en la fiesta, informaron que la persona con la que fue acompañada Denis, no era conocido por ninguno; además, señalaron que la descripción del sujeto no coincide con la del sospechoso atrapado por la Policía.

“Yo no quiero seguir con eso, ya se lo dejé a Dios. Pero conforme a lo que varios testigos me confirmaron, ninguno (de los sospechosos) es el que acompañó a mi hijo. Llegó con un muchacho que nadie conocía. Yo no quiero nada. ¿Lo voy a revivir, lo voy a levantar? ¿Qué voy a hacer? Mejor que Dios tome control”, dijo la madre de Denis.

Cabe señalar que de acuerdo con la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) el número de fallecidos supera los 500, y la cantidad de personas heridas ya alcanza las 4.000.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento