Virales

Newsletter

Estudiantes canadienses enfrentan inhabilitación de por vida por mensajes misóginos

Por: Laurie Blair - @printsoflblair - Ene 8, 2015, 11:10 am
La Universidad de Dalhousiem en Halifax se estremeció con el escándalo de que 13 estudiantes de odontología escribieron comentarios misóginos sobre sus compañeras en un grupo de Facebook. (Wikimedia)

English 13 estudiantes de odontología de la Universidad de Dalhousie, en Halifax, Canadá, fueron temporalmente suspendidos de sus prácticas clínicas tras presuntamente hacer violentos comentarios de naturaleza sexual en un grupo compartido de Facebook, según anunciaron las autoridades de la universidad a través de un comunicado el pasado lunes 5 de enero.

Por las publicaciones que hicieron en el grupo de Facebook “Class of DDS 2015 Gentlemen“, los estudiantes, cursantes del cuarto año, también serán retirados de sus clases hasta el 12 de enero bajo la consideración de un comité de la facultad.

Varias capturas de pantalla del grupo de Facebook circularon en diciembre. En ellas se lee cómo algunos participantes hacen comentarios explícitos referentes a estudiantes femeninas del curso de odontología. El grupo incluía una encuesta que invitaba a los miembros a elegir a una de las compañeras de estudio con la cual perpetrarían “sexo con odio”  o hate-sex. Además la publicación hacía referencia al uso del cloroformo (agente anestésico) .

Uno de los comentarios, con fecha del 13 de mayo de 2013, ofrece una definición del pene como “una herramienta usada para convertir lesbianas y vírgenes en útiles y productivos miembros de la sociedad”. Otro usuario del grupo respondió: “Y por productivo asumo que se refiere a que las inspira a convertirse en chefs, amas de casa, niñeras, etc”.

Explosión de consecuencias

El presidente de la Universidad de Dalhousie, Richard Florizone, indicó que la decisión de suspender a los estudiantes se tomó el pasado 22 de diciembre. No obstante, no fue hasta esta semana, con la vuelta a clases, cuando se dio a conocer la noticia, después de recibir “reportes verosímiles del personal”, según los cuales varios de los hombres afectados por los comentarios estaban en riesgo de agredirse a sí mismos y requerían de asesoramiento psicológico.

En el comunicado del lunes, Florizone describió los comentarios de los estudiantes en Facebook como “profundamente ofensivos y completamente inaceptables.” A la vez, prometió “consecuencias significativas” en respuesta a la situación. Asimismo, remarcó la necesidad de un “proceso justo” el cual “respete los derechos de todos los involucrados.”

Durante una conferencia de prensa realizada el mismo lunes, el decano de la Facultad de Odontología, el Dr. Thoman Boran, expresó que a ninguno de los estudiantes se les permitiría graduarse, y enfrentarían la expulsión, si se descubría que habían violado los “requerimientos profesionales del programa académico”. Boran admitió que el caso había “sacudido totalmente” a la administración.

Una estudiante de odontología, presente en las capturas de pantalla de la página web como usuaria del grupo, dijo a CBC en diciembre que estaba molesta por los comentarios que implicaban que las mujeres solo servían para cocinar, limpiar y encargarse de los niños.

La misma estudiante también criticó la propuesta de Florizone por considerarla parte de un proceso de “justicia restaurativa“, a través del cual los responsables podrían encontrarse de nuevo con las estudiantes mencionadas. Para la joven, esto carece de rigor y establece cargas poco razonables sobre los estudiantes.

Mientras tanto, cinco profesores de Dalhousie hicieron un llamado a la escuela para crear una investigación independiente en el área de la violencia de género. Miembros de los departamentos de leyes, filosofía y antropología escribieron conjuntamente un comunicado en el cual demandan que la universidad investigue las “causa sistémicas de la violencia de sexo” y proteja a los futuros pacientes de los residentes de Dalhousie. Los profesores reconocen que la violencia sexista es una cuestión en el tapete de las universidades, a nivel nacional.

También en diciembre, el ministro de Salud de Nueva Escocia, Leo Glavine, rechazó descartar la posibilidad de que los estudiantes pudiesen ser retirados de sus prácticas médicas. “Es un hecho que estoy absolutamente preparado para abordar esto, en tanto se despliegue en las semanas venidaderas,” afirmó a los reporteros. Las autoridades locales controlan siete de los 14 asientos de la Junta Dental, la agencia de concesión de licencias de Nueva Escocia.

La profesora de la Universidad McGill, Shaheen Shariff, experta en los aspectos legales y políticos del acoso cibernético, indicó que el caso sale a la luz después de una ola de hostigamiento de género físico y online en Canadá y Estados Unidos. “Durante los últimos años, se han expuesto en las noticias y las redes social varias formas de violencia sexual y misoginia en el ámbito de los más altos niveles del Gobierno canadiense, en los medios de comunicación y en las universidades en toda Norte América”, afirmó para el Panam Post.

Shariff recalcó la decisión de la Universidad de Virginia de prohibir las casas de fraternidades en el campus el pasado mes de noviembre, tras las supuestas muestras de misoginia y recientes noticias que analizaban una presunta cultura endémica de violaciones en las universidades canadienses.

Sin embargo, describió la respuesta de las autoridades de la educación superior como “inconsistente” y hace énfasis en la controversia alrededor de la propuesta de justicia restaurativa de la Universidad de Dalhousie. Shariff argumentó que los medios y las autoridades relevantes en tales casos deben caminar sobre una cuerda floja entre los derechos de las víctimas y los presuntos perpetradores.

“Mostrar esos alegatos pone en riesgo a los acusados de ser juzgados por la ‘corte de la opinión’ antes de que sus casos sean oídos por el sistema judicial”, afirmó. Como ejemplo, Shariff mencionó el caso del antiguo presentador de radio de CBC, Jian Gomeshi, quien perdió su trabajo tras ser implicado en el escándalo de un asalto sexual antes de enfrentar cualquier cargo formal.

Traducido por Génesis Méndez.

Editado por Elisa Vásquez.

Laurie Blair Laurie Blair

Laurie Blair es periodista, vive en Chile y escribe sobre política nacional y regional. Estudió historia en la Universidad de Oxford en Inglaterra y trabajó como investigador de políticas públicas mientras completaba una maestría en relaciones internacionales. Síguelo en @printsoflblair.