Televisión argentina dividida por la “grieta” del aborto

"Yo digo sí a las dos vidas", dijo el ganador del premio Martin Fierro de oro

573
En la pantalla chica surgieron posiciones fervientes a favor y en contra de la despenalización del aborto en Argentina. (FotoMontaje de PanAm Post)

En Argentina existe un término que remarca las divisiones en materia política y social, “la grieta”.  Ahora, el debate sobre la despenalización del aborto ha generado otra y, en muchos casos, ha ahondado la ya existente, la grieta ética. Durante los premios Martín Fierro de la radio y televisión argentina, la agenda estuvo presente y consigo una mezcla de aplausos y silencios producidos por las posturas contrastantes.

El pañuelo verde se ha convertido en un símbolo de respaldo a la despenalización del aborto, bajo la consigna “aborto seguro, legal y gratuito“; ya que pretenden que el Estado no solo lo avale, sino que aboque impuestos extraídos de los ciudadanos para que no sean las madres quienes lo paguen, sino la sociedad entera. Activistas lo utilizan sobre su cuello y en la noche de gala no faltaron, incluso para envolver los trofeos.

Mientras que el lema “cuidemos las dos vidas” se ha convertido en el lema de la contraparte, de modo que no se pone en contraposición la vida del hijo con el de su madre, como si hubiese que elegir una de las dos vidas, sino ambas, al no exponer a ninguno de los dos cuerpos a un proceso que pone en riesgo sus vidas.

La sorpresa quedó para el final

Luego de un sinfín de apoyos y pañuelos verdes durante toda la jornada, una inesperada sorpresa opacó la noche ideal de los militantes feministas. El premio más importante, el Martín Fierro de Oro que, lógicamente, se entrega hacia el final dejó con un sabor amargo a quienes se manifestaron desde el inicio de la transmisión a favor del aborto.

El galardón más preciado fue para “Un gallo para Esculapio”, producción de TNT que cuenta con un gran elenco y que en Argentina es televisada por el canal Telefé. Luego de las palabras de varios miembros del cast de la exitosa tira, Felipe de Stefani tomó el micrófono para enmudecer a todo el público. Luego de los tradicionales agradecimientos, el gerente general de Turner en el país manifestó:

A título personal, no en representación de Turner, yo digo sí a las dos vidas”, y el clima cambió repentinamente.

El silencio ensordecedor generó una sensación de incomodidad para varios de los asistentes en el momento cúspide de la noche, no hubo aplausos. Inclusive, muchas de las personas que se manifestaron en el sentido opuesto, no toleraron la posición en contra de De Stefani y se retiraron ofendidas. Evidentemente, para las manifestantes del pañuelo verde, la jornada del mundo del espectáculo sirve para alzar consignas políticas, sólo si son en coincidencia con sus principios.

Milei, también en contra del aborto

Pero no fue la única vez que la pantalla chica se vio adornada de un activista pro-vida el fin de semana pasado en la televisión argentina. El debate sobre el aborto se hizo presente en todos los canales de televisión. El economista liberal Javier Milei participó ayer del programa “Debo decir”, donde rodeado por personalidades del espectáculo, también se manifestó en contra del aborto:

“Estoy en contra del aborto abiertamente. Como liberal creo en el respeto irrestricto del prójimo. Podés elegir sobre tu cuerpo pero no sobre el cuerpo del otro”, resaltó.

Su posición generó el rechazo de la actriz y productora Carmen Barbieri, que argumentó que los casos de violación no son responsabilidad de la mujer, por lo que debería elegir si abortar o no.

Sin embargo, su posición fue confrontada por Milei que argumentó que un ilícito no puede convalidar la realización de un segundo acto delictivo para intentar enmendar la situación.

“Frente al delito de la violación, ¿a vos te da derecho a cometer el asesinato del chico que llevás dentro?”, le increpó.

Y así se van sumando voces a una problemática cuyos activistas pretenden reducir “al cuerpo de la mujer” cuando hay otro cuerpo que está en juego, el de su hijo; que no es únicamente suyo, sino también del padre.

El economista dejó en claro que el respeto a la vida surge con la vida misma, mientras que el productor resalta que son las dos vidas las que se deben cuidar, no enfrentar.

*Marcelo Duclos contribuyó en la elaboración de esta nota.

Comentarios