Lenín Moreno en Colombia: calificó de narcoterroristas a disidencias FARC

Duque y Moreno acordaron fortalecer la seguridad en la frontera frente a la narcoguerrilla, a la que el mandatario ecuatoriano denominó "lacra".

108

 

Los presidentes de Colombia y Ecuador acordaron fortalecer cooperación bilateral en comercio, tecnología y seguridad en la frontera para combatir a la narcoguerrilla. (EFE)

Iván Duque asume hoy la Presidencia de Colombia y ya cuenta con el respaldo del mandatario de Ecuador, quien fue el primero en llegar para la ceremonia de posesión.

Marca un hito en el distanciamiento de Lenín Moreno de lo que fue el Ecuador bajo Rafael Correa, pues medios ecuatorianos denominan a Duque como “derechista“, mientras que Moreno pertenece al partido oficialista, Alianza País, es miembro del Foro de Sao Paulo e integrante del socialismo del siglo XXI.

Duque y Moreno acordaron forjar alianzas en materia de comercio, diplomacia y seguridad.

Ambos países cuentan con una frontera compartida de 586 kilómetros, que en los meses pasados ha estado dotada de disturbios provocados por las disidencias de las FARC, que condujo a la muerte de militares y civiles ecuatorianos, entre ellos tres periodistas secuestrados.

Por ello, durante la reunión ambos mandatarios hablaron sobre la importancia de forjar planes de seguridad conjuntas, sobre todo en materia de narcotráfico, que es el mayor motor detrás de esta guerrilla marxista.

“El tema de la frontera definitivamente es la del desarrollo de las zonas fronterizas para erradicar definitivamente esta lacra que es el narcotráfico y el narcoterrorismo”, dijo Moreno en Bogotá.

Su posición frente a la guerrilla, pese a haber sido miembro del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) en su juventud, provocó que Ecuador renunciara a su rol como garante en el acuerdo de paz entre el Estado colombiano y la guerrilla del ELN.

Por su parte, el recientemente electo mandatario colombiano anunció que pronto habrá una reunión de gabinetes binacionales para fortalecer los lazos con Ecuador en materia de seguridad, comercio y tecnología, pues reconoció que el país vecino “viene desarrollando iniciativas importantes” en telecomunicaciones.

Para ello, dijo que visitará el Ecuador personalmente para estrechar el vínculo con la nación conjunta.

Por ahora se plantea como objetivo común encontrar y desmantelar la banda liderada por “el Guacho“, líder del Frente Omar Sinisterra de las disidencias de las FARC que ha montado operativos de explosivos contra bases militares ecuatorianas en la frontera y ha secuestrado y asesinado a civiles.

Pese a que Moreno fue el primer vicepresidente de Correa, quien está acusado de secuestro y haber protegido a las FARC, actualmente no tiene vínculo alguno con este. Tanto que Correa ha hecho burlas e insultos públicos por la condición de discapacitado de Moreno, quien anda en silla de ruedas luego de ser víctima de un disparo que le dejó como secuela no poder caminar.

Moreno calificó las burlas de Correa como una canallada no digna de un exjefe de Estado.

Así da inicio a una transición no solo de fondo sino de forma, donde denigrar al adversario ya no es el modo de discurso del mandatario y el vínculo con grupos armados irregulares pasó de ser un acto revolucionario a ser repudiado.

Comentarios