Quito decreta emergencia humanitaria por migrantes venezolanos

ONU estima que 500.000 migrantes venezolanos llegaron a Ecuador desde enero

440
Imagen del aeropuerto de Maiquetía expone a Venezuela en el 2013, huyendo en avión. Hoy las fronteras están colmadas por quienes cruzan a pie. (WikiCommons)

Más de medio millón de venezolanos ha migrado hasta Ecuador desde enero, según cifras de la ONU. Esto provocó que la capital, Quito, declarara emergencia humanitaria, pues no hay la infraestructura necesaria para albergar al éxodo de migrantes hospedados en carpas sobre la vereda.

Menos de una semana después de que a nivel nacional se anunció el estado de emergencia por el influjo de migrantes que reciben tres provincias (tanto en la frontera con Colombia en el norte como con Perú en el sur, al igual que la capital), el alcalde de Quito emitió un comunicado oficial.

La portavoz del municipio indicó que no se van a separar a las familias, sino que se asignarán albergues de acuerdo a grupos familiares de alrededor de 20 personas.

Entre las familias que dejan todo atrás para buscar un futuro próspero, hay madres que cargan a sus hijos dentro y fuera del vientre; algunas con el fin de dar a luz en condiciones salubres, situación que no encuentran en su país natal.

En el último año se han dado casos de madres que llegan hasta la frontera con el fin de regalar a sus hijos para que tengan una vida digna y otras que huyen expresamente a parir en un hospital operante, ya que en Venezuela se está atendiendo parturientas en los corredores y salas de espera, pues no hay suministros ni infraestructura necesaria en los hospitales.

Por ejemplo, Amarelis Rojas de 28 años, llegó al Ecuador con su hijo de 2 años, Abraham, y su hija de 8 meses de gestación que se llamará Aranza. Anunció que quiere que nazca en Ecuador, donde ha recibido ayuda, en lugar de aventurarse hasta Chile, su destino final, donde no conoce a nadie.

Amarelis y sus hijos están al norte de Quito, en un centro llamado CTT junto ocho niños, cuatro mujeres y 13 hombres.

Según declaraciones del portavoz de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR), William Spindler, «desde principios de año, unos 547.000 venezolanos entraron en Ecuador por la frontera colombiana, es decir, una media diaria de 2.700 a 3.000 hombres, mujeres y niños».

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) estima que alrededor de 5.000 venezolanos ingresan al Ecuador por día, la cifra aumentó desde inicios de agosto del 2018.

Huyen mayormente de una situación económica de cada vez mayor inestabilidad. El Fondo Monetario Internacional (FMI) calcula una caída del PIB del 18% y una inflación del 1.000.000% para 2018.

Por ello, Spindler anunció en una conferencia de prensa en Ginebra que «el éxodo de los venezolanos es uno de los movimientos de población más importantes de la historia de América Latina». Aunque aclaró que por la «porosidad» de las fronteras, sobre todo con la zona de Colombia que está tomada mayormente por la guerrillas, es difícil tener cifras exactas.

Asimismo, el portavoz de ACNUR resaltó que apenas 7.000 (desde 2016) del medio millón de venezolanos que cruzaron la frontera pidieron estatus de refugiado.

Por un lado, explica que esto es debido a que los países de la región brindan alternativas a los migrantes y también porque apenas el 20% (otras fuentes indican que el 50%) de los venezolanos que llegan se quedan en el Ecuador. La mayoría solo está de paso. Luego avanzan mayormente hasta Perú o Chile.

Con este fin transitorio, la Secretaría de Inclusión Social del Municipio de Quito ha creado ocho albergues temporales de tránsito donde los venezolanos pueden estar por cinco días, resguardados del clima, pero solo de manera transitoria.

Surgió la necesidad de estos centros puesto que han habido denuncias por abusos que van desde cobro  por el uso de espacios públicos, hasta circunstancias de trata de personas.

La ayuda internacional, como el caso de la Cruz Roja, ha sido vital  tanto para quienes llegan como para quienes les reciben. No se limita al cuidado físico, sino que también provee asesoría psicosocial para estas situaciones de crisis. Sirve a su vez como ente localizador para el reencuentro de las familias.

Así que a medida que más se agrava la situación en Venezuela, esta se extiende más allá de sus fronteras. Pues el Ecuador no limita con el país sudamericano. Entonces los venezolanos deben pasar antes por Colombia, en cuya frontera con Ecuador existen apenas 10 ventanillas para atender a los migrantes que llegan de miles en miles, ocasionando días de demora sobre la frontera para poder ingresar al Ecuador que ya no se da abasto y, por tanto, declaró crisis humanitaria.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento