“Apunta a la cabeza”, el rap que clama contra el socialismo

"Comunistas al poder, en unos años te van a venir a joder", replica el joven rapero colombiano que explica cómo el éxodo que produjo la crisis venezolana podría repetirse en otros lugares

515
“Lo que pasó en Venezuela, te puede pasar a ti, le puede pasar a tu país”, dice la canción “apunta a la cabeza” del rapero MC Hayek.  (Fotomontaje de PanAm Post)

“Lo que pasó en Venezuela, te puede pasar a ti, le puede pasar a tu país”, advierte en su canción “Apunta a la cabeza” el rapero MC Hayek, cuyo nombre es Anderson Ramírez.

“Te lavaron el cerebro y lo llamas educación”, exclama en su canción el joven estudiante universitario colombiano que con su formación a distancia desafía las exigencias de sus contemporáneos que toman las calles con explosivos para exigir ser educados por el Estado.

“Ellos no crean riqueza, imprimen el papel”, replica frente a la presunción que el Estado produce dinero, cuando en realidad emite divisa y genera devaluación monetaria.

“En 20 años nadie salió de la sorpresa en Venezuela, salvo la familia Chávez y los políticos de izquierda”, “si no disparas hoy, ellos dispararán mañana”, clama.

Aunque aclara que no invoca a la violencia contra los simpatizantes de izquierda, pues confiesa haber sido uno y no cree que se debe agredir a nadie “por estar confundido”.

Sin embargo, sí considera que se debe arremeter contra los tiranos que empobrecen a los individuos, a sabiendas de lo improductivo de su sistema político y económico, “porque los políticos no producen nada”, “los que producen la riqueza son los empresarios, los trabajaddores, los comerciantes, la gente común”; que bajo el socialismo está gravemente reducido por medio de controles.

PanAm Post se comunicó con él para comprender la polémica letra que pide y reitera que si no los cazas hoy, mañana sos su presa, apunta a la cabeza”.

Comentó que en su ciudad 1 de cada 10 personas son venezolanas, ¿cómo impacta la situación en Venezuela a la realidad de Colombia?

Crece el desempleo, obviamente, la regulación para crear empresa y por tanto crear empleo en Colombia es bastante alta, por ello, si te pones en la posición de un empleador, pasa muy seguido que contratan venezolanos porque cobran menos, tienen buena preparación y como están sometidos ante la necesidad no van a desaprovechar la oportunidad. También ha crecido la delincuencia, no todo el venezolano que llega viene con intenciones de trabajar.

La gente en Colombia, y diría que en toda Latinoamérica ignora lo obvio,  lo ignora porque han sido adoctrinados, ignoran que el Estado no produce riqueza, que lo que ofrece el estado se paga con los impuestos que les cobran a los ciudadanos; dichos impuestos frenan el comercio, la creación de empresa y son causales de problemas como el desempleo, la desconfianza inversionista, etc.

La lucha está mal enfocada en los siguientes términos “no se roben el dinero de los impuestos”, cuando la lucha debería ser “no nos cobren impuestos” porque total, si se van a robar el dinero, ¿para qué queremos entregárselo al estado?

A menudo los liberales son muy técnicos en sus explicaciones, ¿cómo y por qué el rap puede ser una herramienta para transmitir verdades tan claras como “Yo te veo encabronado pagando impuestos, pero cuando te ofrecen cosas gratis das el voto”?

Hay un pueblo sin estado en mi imaginación, dicho pueblo no es rico, pero tampoco es pobre, está en vía de desarrollo, le hacen falta cosas como un acueducto y una escuela, los ciudadanos cooperan entre sí a través del comercio. Si llega un tipo de la nada, y les dice a todos que hará el acueducto y la escuela que necesitan, lo primero que deberían preguntarse los pueblerinos es ¿con cuál dinero? Porque si el tipo no lo tiene, entonces será con el dinero de ellos mismos, el tipo piensa recolectar dinero de los pueblerinos, cobrar un sobrecosto del 300% por las obras y además hacerles creer a todos que fue obra de él. Así mismo funcionan las naciones.

Ahora que los estudiantes de Colombia toman las calles pidiendo presupuesto estatal para educarse, ¿cómo le explica que la educación estatal adoctrina (“Te levaron el cerebro y dices que es educación”), ¿qué resuelve a cambio (puede comentar su experiencia como autodidáctica y la educación virtual)?

Si tienen en buena estima a un tipo como (Karl) Marx que cometió un error casi que infantil en su teoría del valor, deberían preguntarse entonces la calidad de los autores que les están enseñando, si las cosas valieran por el trabajo que en ellas se invierte valdría lo mismo una pintura de un estudiante de artes desconocido que una de (Leonardo) Da Vinci, si ambos invirtieron 10 horas en hacer la de cada uno.

Alguna vez militó en la izquierda, la pasión misma de la juventud, le llevó a luchar por lo justo, ¿cómo puede volcarse ese sentimiento hacia la única forma de salir de la pobreza como es el trabajo y el emprendedurismo?

Me importan los pobres, la gente humilde y con necesidades, por tanto, sé que solo el capitalismo puede cambiar sus realidades, Antonella Marty dice: “el éxito de una nación debe medirse por la manera en la que los ciudadanos dejan de necesitar del gobierno” y es que, a los socialistas les encanta brindar subsidios, que aclaremos, se pagan con el dinero de los mismos ciudadanos para hacer a las personas “estado-dependientes” o sea; esclavos. Una nación se divide en dos tipos de personas:

  1. Los que producen la riqueza, la comida, la ropa, los muebles, las casas; y
  2. Los que viven de quienes producen la riqueza, expropiándola a través de los impuestos.

Los socialistas convencen a los ciudadanos de que todos pueden estar en la lista B, y los ciudadanos no comprenden que cada vez que alguien pasa a la lista B, desaparece de la lista A un productor de riqueza, y así poco a poco desaparece la comida, la ropa, los muebles, las casas. Luego, cuando están todos en la lista B, ya no hay nadie en la lista A a quien expropiarle su riqueza y así llegamos al caso Venezuela.

¿Qué le diría a los jóvenes como experiencia propia y a los viejos para mejorar su forma de difundir ideas?

A los jóvenes que usen herramientas como el humor, la música, el arte en general, la izquierda tiene mucho terreno ganado ahí.

A los viejos que se conecten con los jóvenes, la frase “más sabe el diablo por viejo que por diablo” no es en balde, con un simple “créale a su abuelo que también fue joven y también fue de izquierda”, yo como nieto le prestaría atención.

Comentarios