Demócratas insultan a votantes alegando ser muy inteligentes para ellos

"Por eso ganó Trump", alegó la senadora demócrata que indica que su partida apela al cerebro de sus votantes y no al corazón

75
Trump ganó porque los demócratas subestiman a sus votantes, según sus propios voceros. (Fotomontaje de PanAm Post)

La excesiva inteligencia de los candidatos parece haber sido un factor decisivo para que los demócratas no hayan logrado mayoría en ambas cámaras del Congreso ni en la carrera presidencial frente a Donald Trump, así explica una senadora demócrata de EEUU, que expuso cuán lejos está la clase política del ciudadano promedio y cómo influyó sobre el hartazgo de los votantes.

«Somos realmente buenos para sacar toda la información que toca a las personas aquí [apuntando a su cabeza] pero no aquí [apuntando a su corazón]», dijo Mazie Hirono, senadora demócrata del estado de Hawai.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

No tardaron en surgir reacciones en los medios, en particular las redes sociales sosteniendo que la legisladora le dio publicidad gratuita al partido republicano y puso en evidencia por qué está en la Casa Blanca un hombre que no tenía trayectoria política, sino que apeló al ciudadano promedio.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

«Nos cuesta mucho hacerlo y una de las razones, como me contaron en uno de nuestros retiros, es que los demócratas sabemos tanto, es cierto», confesó Hirono.

Es decir, subestima la inteligencia del votante promedio y alega que esa misma carencia es la que produjo el triunfo de Donald Trump.

Agregó que «tenemos que decirle a todos lo inteligentes que somos y, por lo tanto, tenemos una tendencia a ser muy inteligentes ”.

Afirmó este planteamiento citando la teoría popular de que el pensamiento cerebral izquierdo suele estar asociado con el pensamiento lineal y analítico.

No obstante, no ha pasado de la etapa hipotética. Según reporta el segmento de salud de la Universidad de Harvard, no ha sido demostrado que el cerebro se divida de tal manera. Explica que el escaneo del cerebro de un artista o un matemático no muestra diferencias, tampoco si se lo examina en una autopsia.

De modo que la supuesta inteligencia que destaca a los demócratas está respaldada en fundamentos que no han sido demostrados. Pues el partido de izquierda ostenta que su hemisferio cerebral predominante le separa intelectualmente de los votantes más guiados por las emociones, cuando la ciencia no ha podido evidenciar tal hipótesis.

Pero el distanciamiento de la legisladora de la evidencia científica para respaldar sus hipótesis no es algo nuevo. Se volvió mediática como una de las opositoras principales, muy abierta en su crítica, al nombramiento del juez Brett Kavanaugh en la Corte Suprema; al que le adjudicaron casos de abuso sexual y ninguno fue demostrado, tanto que posteriormente las supuestas acusadoras retiraron sus testimonios como falsos.

Según la teoría del psicólogo Howard Gardner, existen al menos 8 tipos de inteligencia. Una de ellas es la matemática/analítica que plantea la senadora. Pero si en efecto fuese la predominante, se aseguraría que su hipótesis está respaldada en datos y no fue así.

Otra es la inteligencia intrapersonal, la capacidad reflexiva. Una persona con dichas cualidades mediría las consecuencias de sus palabras. No es el caso.

La más significativo en este caso sería la interpersonal, que aplica a la capacidad de interactuar con los otros, de empatizar con ellos y conectar. O sea, la legisadora pasó por alto que la inteligencia no es lineal, sino que tiene varias manifestaciones y no tomó en cuenta el impacto de sus palabras y cómo, esa misma arrogancia, hizo creer a su partido que la victoria estaba asegurada, pues no conoce a la gente sino que cree estar por encima de ella.

Entre las críticas que surgieron en redes sociales, se destacó una cita  del expresidente republicano Ronald Reagan diciendo: «el problema con nuestros amigos liberales no es que sean ignorantes; es que saben tanto que no es así».

Por último, en diversas plataformas se resaltó cómo el resultado de la elección presidencial de 2016 puso en evidencia que el Partido Demócrata estaba muy desconectado del ciudadano promedio y declaraciones como esta podrían condenarlo a repetir errores pasados.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento