Cuba afirma el comunismo en su nueva Constitución

Pese a que inicialmente estaba previsto retirar la palabra comunismo de la nueva constitución, el día de la votación se volvió a incorporar y el Partido Comunista Cubano seguirá siendo el único legal.

404
La nueva constitución cubana incluirá la palabra comunismo, pese a que inicialmente se anunció lo contrario. (PX Here)

Primero ofrecieron el casamiento de homosexuales, luego el retiro de la palabra comunismo de la Constitución, sin embargo, ahora el régimen cubano anunció que ninguna de las dos cosas se llevarán a cabo.

“Solo en el socialismo y en el comunismo el ser humano alcanza su dignidad plena”, es el texto que aparecerá en la Constitución, según lo publicado por el diario estatal Granma.

El borrador de lo que será la nueva Constitución de Cuba había retirado incialmente el término comunismo, pero el día de la votación para la implementación de la nueva Carta Magna se afirmó la reivindicación tanto del socialismo como del comunismo.

En palabras de Orlando Gutiérrez-Boronat, director de la Asamblea de la Resistencia Cubana, no se trata de una Constitución sino de un “manual comunista“.

¿Propiedad privada en Cuba?

Otra de los cambios realizados en la Constitución, y que generó revuelo en los medios internacionales, fue el “reconocimiento” de la propiedad privada. No obstante, tras esto se implementó una serie de condicionamientos que redujeron las libertades económicas en la isla.

Ahora el régimen asigna permisos laborales solo por un oficio a la vez. Aplica no solo a personas, sino a grupos familiares.

Por ejemplo, los locales de comida ya no pueden vender bebidas y viceversa. Asimismo, una persona, al alquilar una habitación para turistas en su vivienda, no puede vender comida a sus huéspedes. Solo puede tener un único ingreso.

Es decir, a toda costa, el régimen ha instaurado medidas que impiden la producción de la riqueza, de modo que el pueblo se mantiene dependiente, pero permite una cantidad mínima de comercio para que los cubanos puedan producir lo indispensable para que no haya revuelta social.

Para garantizar que el sistema funcione, las contravenciones a exigencias legales tan estrictas como la contabilización de las sillas de los locales (no puede haber más de 50 asientos en un restaurante), se castiga con multa, prisión e incluso expropiación.

Aunque la revolución emprendida por los hermanos Castro junto al Che Guevara los llevó al poder en 1959, no fue hasta 1976 que se elaboró la Constitución de Cuba.

Es que en los inicios de la revolución los Castro no se declaraban comunistas, al igual que Hugo Chávez antes de tomar el poder en Venezuela. Al contrario,  la revolución removió del poder a un dictador socialista. Cuando finalmente “salieron del clóset” ideológico, le costó la vida a uno de sus principales comandantes: Camilo Cienfuegos, quien se opuso a que el “ejército rebelde” se volviera lo mismo que juró combatir.

Desde 1976, la Constitución cubana establece en el artículo 5 que “el Partido Comunista de Cuba, martiano y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado, que organiza y orienta los esfuerzos comunes hacia los altos fines de la construcción del socialismo y el avance hacia la sociedad comunista”. Por lo cual, este partido es el único legal en la isla.

De acuerdo con el diputado por la provincia de Holguín, Yusuam Palacios, la incorporación del comunismo en la Constitución actual “presenta una lectura revolucionaria y coherente con lo que hemos defendido y tenemos que seguir defendiendo”.

Es decir, el partido se retractó de las dos reformas más importantes que prometió, remover al comunismo de la constitución y despenalizar la unión de personas del mismo sexo. Sin embargo, se valió de ambas causas para ganar respaldo en la etapa de desarrollo de la Carta Magna.

Así como meses atrás el régimen anunció que habría un cambio en el mando, al haber un nuevo presidente. Pero no lo eligió la gente, sino por unanimidad ante una parlamento unicameral.

Mientras, Raúl Castro, hermano y sucesor de Fidel, quien tuvo poder vitalicio cual rey, tiene el cargo de primer secretario del Partido Comunista de Cuba, y debido a que también es diputado por la provincia de Santiago de Cuba, votará este viernes 21 de diciembre para la incorporación de las más de 700 enmiendas a la Constitución.

Pese a que los cambios al texto inicial fueron parte de un proceso de consultas populares en el que participaron casi nueve millones de cubanos, incluida, por primera vez, la comunidad emigrante, bastó con que1.800 personas solicitaran no retirar la palabra comunismo de la Constitución para que esta se mantuviera.

Esta será la primera instancia, luego el 24 de febrero del año entrante habrá un referendo. La fecha en la cual se promulgará la Constitución propiamente aún no ha sido anunciada, pero ya se han pronunciado diputados que solicitan la fecha 10 de abril del 2019.

Entre las enmiendas que no han sido alteradas aparece que no habrá modificaciones en el sistema político, salvo la creación del cargo de primer ministro.

Asimismo, entre otros cambios, reconoce la propiedad privada y la importancia de la inversión extranjera.

Eso en teoría, pues en la práctica el Partido Comunista seguirá al mando y, por tanto, el Ejército seguirá controlando la industria hotelera y la “inversión extranjera”.

Comentarios