Trump llevó la Navidad a Iraq, luego de 15 años de persecución religiosa

Desde la invasión a Iraq por parte de George W. Bush, el auge del fundamentalismo islámico desató una persecución brutal contra la población cristiana quien ahora, tras la derrota contra ISIS declarada por Trump, festeja la Navidad como feriado nacional

962
Iraq reconoció la Navidad como feriado nacional el día que Trump visitó a sus tropas, luego de derrotar a ISIS en Siria. (Fotomontaje de PanAm Post)

Después de anunciar la derrota de ISIS y el retiro de las tropas de Siria, Donald Trump decidió hacer un viaje sorpresa a Iraq donde, junto a su esposa, pasaron la noche de Navidad junto a los soldados. Esa misma fecha el gobierno iraquí decretó la Navidad un feriado nacional, apenas una década después del vaciamento del 80% de los cristianos por persecución religiosa de grupos como ISIS.

Ya que Trump se comunica con tanta frecuencia a través de redes sociales, surgieron versiones sobre su repentina desaparición de la Casa Blanca; incluso injurias.

En respuesta, a través de Twitter, escribió: «¡Espero que todos, incluso los medios de noticias falsas, tengan una gran Navidad! A nuestro país le va muy bien. Estamos asegurando nuestras fronteras, haciendo grandes nuevos acuerdos comerciales y trayendo a nuestras tropas de regreso a casa. Finalmente estamos poniendo a EE. UU. primero. ¡FELIZ NAVIDAD! #MAGA

Como Comandante en Jefe se dirigió a las tropas y comunicó que no retirará al ejército de Iraq, así puede presionar a ISIS en caso que vuelva a resurgir.

Tardó dos horas en permitir que la prensa accediera a su visita de cuatro horas en la base militar a 185 kilómetros de Siria, al oeste de la capital iraquí, Bagdad.

«Es hora de que comencemos a usar nuestra cabeza», dijo Trump ante los periodistas. «No queremos que se aprovechen más de nosotros los países que usan a nuestro ejército y a nosotros», agregó.

Su posicionamiento frente a la situación en Medio Oriente le costó la renuncia del Secretario de Defensa, el General James Mattis, que discrepó con Trump respecto al retiro de tropas en Siria.

Esto expuso tanto a sus detractores que prefieren la guerra antes que a una paz lograda por Trump, como a miembros del partido republicano que se han acostumbrado a sacar ventaja política y económica de un estado perpetuo de guerra.

Pero las repercusiones positivas ya se empezaron a evidenciar en el terreno. Las vísperas, en Noche Buena, el primer ministro iraquí se reunió junto a su gabinete con una delegación del Vaticano, que marcó un hito en medio de la tensión política y religiosa que ha caracterizado la guerra con ISIS, también conocida como el Estado Islámico.

Y es que en las zonas tomadas por ISIS, los templos y monumentos sagrados de la fe cristiana han sido destruidos y desacrados, así como los habitantes de esta tierra milentaria han sido masacradas.

Asimismo, se reinstauró una costumbre de los tiempos de los califatos de antaño donde los no practicantes del Islam debían pagar un impuesto resarcitorio, lo cual aplicaba a los cristianos.

Iraq es sede de numerosas escenas bíblicas. Ahí estaba situada la Torre de Babel, la tumba del profeta de Jonás y por cerca de 2.000 años lo que hoy es Iraq y en otros tiempos fue Mesopotamia, es el hogar de la población asiria que todavía habla la lengua de Cristo, el arameo, y practica la fe cristiana.

Desde la invasión a Iraq, comandada bajo el gobierno de George W. Bush en 2003, donde hasta le arrojaron un zapato durante una visita, la población cristiana se redujo de 1,4 millones a 300.000 en la actualidad.

Luego de 15 años de invasión, su gobierno desea no solo una Feliz Navidad a los cristianos de Iraq y el mundo, sino que reconoce al nacimiento de Jesús como un feriado nacional.

Este logro histórico sucede en un país donde la población islámica comprende el 98,3%, de los cuales más de las 2/3 partes son chiítas. En su tradición los cristianos merecen un cuidado especial, puesto que la madre de su mesías, el 12mo imam, era cristiana y recibió un llamado hacia la fe nada menos que de la Virgen María, madre de Jesús, la única mujer en el Corán (el libro más sagrado de la fe islámica) que tiene un capítulo entero.

Mientras que el tercio restante sigue la variante sunita, cuya corriente fundamentalista está presente en el ISIS.

Ahora, derrotado ISIS en Siria, el 100% de los iraquíes tiene en su cuerpo legal reconocido el nacimiento de Jesús, el profeta Aisa del Islam y el mesías de los cristianos, quienes diezmados numéricamente pueden volver a vivir su fe en su hogar.

Y aunque los soldados estadounidenses en Iraq no podrán volver a casa aún, fue en persona su Comandante en Jefe para comunicar la importancia de su presencia, al igual que el relevo de 7.000 soldados en Afganistán (la mitad) y la totalidad de los que están en Siria; dado que el enemigo ha sido derrotado.

Noticia que molesta a quienes se alimentan de la guerra, pero que ha permitido que los oriundos del lugar puedan vivir en paz.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento