Brasil reunió a la oposición y a Rumbo Libertad para sacar a Maduro

Brasilia fue la sede de un encuentro de Rumbo Libertad y el Grupo de Lima para marcar la pauta a la oposición venezolana y así lograr un cambio real.

2.483
Rumbo Libertad pasó de manifestarse en las calles de Venezuela a colaborar para un gobierno de transición desde el exilio. (Fotomontaje de PanAm Post)

«La narcodictadura de Maduro es un cáncer que se debe extirpar«, fueron las palabras implacables del diputado más votado de la historia de Brasil, Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente  de este país, a raíz del encuentro convocado por la Cancillería de Brasil entre la oposición y La Resistencia venezolana con el respaldo de los líderes continentales del Grupo de Lima.

Tras haber llamado «falsa oposición» a la MUD, que es en teoría la mayor fuerza contra el régimen chavista, semanas atrás, el parlamentario reprochó que los partidos venezolanos no han logrado un cambio real, ya que el 80 % de los venezolanos ni siquiera votan en las elecciones.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

En contraste, E. Bolsonaro reconoció como «verdadera oposición» a Rumbo Libertad, una organización política de derecha compuesta por jóvenes que hacen parte de «La Resistencia» venezolana, manifestándose contra el régimen y hoy viven en el exilio tras la persecución efectuada por el régimen.

Pero ya que el chavismo se acerca a su segunda década en el poder y el hambre y el desamparo que ha producido el socialismo ha desencadenado en una ola migratoria que afecta a todo el continente, el Gobierno de Bolsonaro unió a ambas fuerzas políticas.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Al respecto, PanAm Post se comunicó con Roderick Navarro, estudiante de politología en la Universidad Central de Venezuela y coordinador general del movimiento Rumbo Libertad, quien está exiliado en Brasil tras la orden de captura emitida por el régimen de Maduro.

¿Cuál fue el propósito de la reunión en Brasilia?

Escuchar para tomar mejores decisiones. La Cancillería de Brasil tomó una iniciativa histórica puesta en la misma mesa a las dos visiones que hoy influyen en el fenómeno político venezolano: la de la oposición tradicional y la de La Resistencia.

El contraste de las posturas, el desempeño y los consensos que hubo, representan un viraje importante en el apoyo de la comunidad internacional para conquistar la libertad de Venezuela. La idea es tener más claridad del camino que ha de seguirse en cooperación efectiva con las fuerzas opositoras más importantes.

¿Cuáles fueron los resultados?

Primero los consensos: cero diálogo con el régimen y cero elecciones sin condiciones. Nosotros como fuerza política nos comprometimos a no impulsar políticas de perdón a criminales, llevar adelante una propuesta de economía de mercado y no hacer propuestas ni iniciativas socialistas. Luego que los miembros del Grupo de Lima vieran el contraste entre las posturas de las fuerzas opositoras.

En fin, la comunidad internacional tiene hoy más claro quien es quien.

Rumbo Libertad ha estado muy cerca de los Bolsonaro, ¿cómo influye esto sobre un Gobierno de transición?

Que podemos informar al equipo de Gobierno con certezas desde la perspectiva que tenemos de las cosas. El Gobierno Bolsonaro está comprometido con la libertad de los venezolanos y eso es una oportunidad que no podemos desperdiciar. Además, no dejaremos que cualquier politiquero venga a apaciguar los esfuerzos de nuestros aliados.

¿Por qué considera que Rumbo Libertad no tuvo visibilidad en los medios (pese a ser la única oposición reconocida por E. Bolsonaro)?

Porque somos libertarios. Es simple. Nosotros contamos con la gente y las redes sociales. Hay dueños de medios, periodistas y operadores políticos con medios de comunicación que están con la MUD.

¿Cómo influye el Grupo de Lima en las negociaciones?

Orienta las políticas de los gobiernos hispanos contra Maduro. Con la presencia del Gobierno Bolsonaro esto dio un giro y ahora viene un impulso producto de este encuentro. Necesitaban poner orden en la oposición y creo que podemos ayudar con eso de ahora en adelante.

Al ser mayormente jóvenes los integrantes de Rumbo Libertad, ¿qué nos dice esto sobre el fracaso de la vieja política y qué mensaje le daría a los jóvenes de Venezuela y de América Latina?

Los coordinadores generales de Rumbo Libertad somos Eduardo y yo, ambos con 31 años. No tenemos «viejos zorros» a nuestro lado. Somos leones y luchamos con fuerza. Eso es lo que nos distingue de las demás fuerzas políticas tradicionales de Venezuela.

Estamos dando vida a un nuevo liderazgo político al mismo tiempo que avanzamos en la liberación del país con la comunidad internacional.

A los jóvenes de Hispanoamérica les digo: hay que hacer política, hay que formarse y, sobre todo, hay que tener voluntad de poder, como dice Nietzsche, si queremos cambiar nuestra región. Crean en sí mismos y verán que nada es imposible.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento