Con críticas a Trump y Bolsonaro pretenden opacar muertos de Maduro

Mientras turbas de presos liberados reprimen a indígenas en la frontera entre Venezuela y Brasil, en los medios masivos cobra protagonismo lo que podrían hacer Trump y Bolsonaro en lugar de lo que está haciendo Maduro

644
Son más las amenazas sobre lo que podrían hacer Bolsonaro y Trump que los anuncios de lo que hace Maduro. (Fotomontaje de PanAm Post)

Existe una crisis real en Venezuela, pero los medios masivos gastan más recursos en advertir lo que podría suceder en los gobiernos que critican que en lo que ya está sucediendo en los regímenes afines a su ideología.

Acusan de racismo y misoginia a Donald Trump, los mismos que hicieron un silencio rotundo sobre la masacre contra los indígenas pemones en frontera de Venezuela y Brasil, cuya primera víctima fatal fue una mujer indígena y horas después su marido.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Es decir, mientras rasgan sus vestiduras por la situación de las familias divididas en la frontera de EEUU y México, se olvidaron por completo de las familias asesinadas por las turbas compuestas por presos liberados leales a Maduro -al igual que el ejército- en la frontera de Venezuela, tanto con Brasil como con Colombia.

Dirigentes de la comunidad advierten que no solo se trata de una masacre, sino de un operativo para vaciar la zona. Ya son 1.000 los indígenas desplazados hacia Brasil.

Pero esto no se menciona entre quienes, desde la política, alegan defender a los desprotegidos.

Por ejemplo, el excandidato presidencial de Colombia, Gustavo Petro, exalcalde de Bogotá, llegó incluso a comparar a Jair Bolsonaro con Hitler y acusar a Trump de fascismo. Sin embargo, busca culpar a su rival político de la situación en Venezuela antes que al hombre que está a cargo: Maduro.

Cuando intentaron cruzar camiones de ayuda humanitaria desde Colombia hasta Venezuela y fueron quemados sobre el puente, Petro acusó a Iván Duque y sus «amigos».

A través de redes sociales hizo eco de quejas que alegan que CNN fabricó la noticia para favorecer al gobierno de EEUU.

Pasa por alto la guerra declarada que existe entre CNN y la Administración de Trump, pese a que este ha denunciado abiertamente a dicho canal, así como el canal ha hecho abiertamente campaña en su contra.

Tanto así que cuando Trump anunció que retiraría las tropas de Siria fue criticado por ello, ya que una paz procurada por su enemigo es peor que la guerra.

De hecho, Trump ha denunciado varias veces de manera pública a CNN. Lejos de ser su cómplice, viven en confrontación constante.

La frecuencia del uso de términos evidencia tendencias culturales y consigo la hegemonía prevalente en los medios de comunicación. (Fotomontaje de PanAm Post)

En cuanto a la concepción social de las corrientes políticas, una simple búsqueda en Google muestra cómo el uso de los términos no solo se maneja a nivel mediático, sino cómo culturalmente hay una predisposición de caricaturizar a una corriente ideológica más que a la otra.

Los medios ocupan un rol fundamental en los términos que se vuelven comunes y consigo la apreciación que se tiene por ciertas ideas y corrientes ideológicas.

Por ejemplo, al ingresar el nombre de cualquier agencia de noticias, se puede evidenciar cómo la frecuencia con la que se refieren a los políticos de izquierda bajo el denominativo «ultra», sucede 63,5 veces menos frecuencia que con su contraparte de derecha.

Mientras «ultraizquierdista» tiene 158.000 menciones, mientras que «ultraderechista» supera los 3 millones. Es 19 veces más probable. O sea, menos del 5% de las menciones polarizantes corresponden a cómo se ve a la izquierda política.

Si se compara cualquier agencia de noticias, es evidente que las menciones sobre la «ultraizquierda» son exponencialmente menores. (Fotomontaje de PanAm Post)

Los términos cobran relevancia porque modifican la versión de los hechos. Por ejemplo, cuando hubo manifestaciones masivas a favor de Nicolás Maduro, el izquierdista Petro se refirió a los participantes como «la ciudadanía». Mientras que cuando hubo manifestaciones en contra de Maduro, se limitó a llamarlos «la oposición».

Esta técnica es común entre los marxistas que dividen a la sociedad entre oprimidos y opresores. En la variante populista, lo hacen entre el pueblo y anti-pueblo. De modo que si colaboran con el político aliado de su ideología, las personas representan a la ciudadanía, sino son el enemigo; en este caso «la oposición».

Bajo una república, en principio, todos forman parte de la ciudadanía. La ideología no da ni quita esa cualidad. Pero Petro demuestra que para él no es así.

Por su parte, el parlamentario José Manuel Olivares, que además de legislador es médico para pacientes con cáncer, emitió la cifra actualizada de muertos. Ascienden a 26 los muertos a causa de las fallas eléctricas y la falta de agua.

Aclara que desde noviembre hasta febrero la intermitencia del suministro eléctrico mató a 79 pacientes.

Pero cuando los muertos pierden la vida bajo un régimen que defienden los difusores, no importa quienes ni cuánto son.

Más preocupa la amenaza de lo que podrían hacer quienes critican que lo que ya hizo y continúa haciendo quienes defienden.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento