Ortega y Maduro son iguales para la Sociedad Interamericana de Prensa

“Sería la última señal que cualquier país del mundo esperaría para calificar a Daniel Ortega como un dictador, un simple imitador de otras dictaduras y otros regímenes autoritarios”, dijo el presidente de la comisión de libertad de prensa de la SIP

301
Para la Sociedad Interamericana de Prensa Ortega y Maduro son igualmente represores frente a la libertad de expresión y prensa. (Fotomontaje de PanAm Post)

Ejemplos de crisis es la denominación que reciben tanto Nicaragua como Venezuela, en vista de la persecución contra la prensa y la libertad de expresión en la sociedad civil, de acuerdo a la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP).

«Se destacó la crisis institucional que vive el país, la violencia que se ha extendido contra grupos que protestan en las calles, especialmente contra jóvenes estudiantes; el asesinato a un periodista dentro de estas manifestaciones», detalla Roberto Rock, presidente de la comisión de libertad de prensa de la SIP.

Desde Canadá hasta la zona patagónica en Chile, integrantes de la SIP presentaron informes para estudiar la libertad de expresión, avances y retrocesos a nivel continental.

«Muy especialmente nos preocupó el arresto de dos periodistas, uno de los cuales acababa de ser galardonado, reconocido por la SIP, el compañero Miguel Mora», afirma Rock.

Mora, además, es el director del canal 100% Noticias (al que Ortega sacó del aire por decreto). La sede fue allanada y él quedó detenido junto a la jefe de información, Lucía Pineda Ubau.

Durante el encuentro de la SIP en Colombia el último fin de semana de marzo, se llamó “amenaza para el hemisferio” al régimen venezolano. De modo que equipararlo con el régimen de Daniel Ortega implica lo mismo para el gobierno del país centroamericano.

 

Bloqueo aduanero contra la prensa expone a Ortega como dictador

“Sería la última señal que cualquier país del mundo esperaría para calificar a Daniel Ortega como un dictador, un simple imitador de otras dictaduras y otros regímenes autoritarios”, dijo el presidente de la comisión de libertad de prensa de la SIP.

Sus declaraciones surgen a raíz del hecho que diarios como La Prensa y El Nuevo Diario dejarán de emitir sus contenidos en forma impresa, dado que el régimen no permite la importación de los recursos necesarios e incluso cuando sí ingresan al país no otorga el permiso de disponer de los bienes.

De hecho, La Prensa pagó para «liberar» los productos y aún así los ciudadanos no podían acceder a su propiedad.

Hasta el momento más de 60 periodistas se han exiliado ante la persecución contra ellos como individuos, al igual que los allanamientos y saqueos en sus lugares de trabajo.

En medio del análisis, Nicaragua y Venezuela resultaron igualmente inestables para la labor periodística, desde la falta de papel e insumos para imprimir los diarios, hasta las agresiones sufridas por quienes difunden información, al igual que los allanamientos a sus oficinas y detenciones de los trabajadores.

Fue asesinado el periodista Ángel Gahona en los primeros días de las manifestaciones que siguen en pie hace un año.

Poco más de medio año después, en diciembre de 2018, la Policía Orteguista allanó las instalaciones del canal 100% Noticias.

También fueron vandalizadas las instalaciones días antes sobre el asalto al periódico digital Confidencial.

Junto a Reporteros Sin Fronteras, miembros de la SIP fueron personalmente a Nicaragua en agosto de 2018 para constatar el estado actual de la libertad de prensa en Nicaragua y afirmaron su consternación.

El próximo 15 de mayo, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se unirá con la red IFEX-ALC para la defensa de la libertad de expresión y la prensa libre en conjunto con la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC-ALC) para un encuentro con funcionarios de los estados miembros de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Allí, expondrán una serie de recomendaciones para garantizar la libertad de expresión en Nicaragua.

Ya probaron dialogando con Ortega y la SIP plantea que Ortega no respetó lo acordado.

«Estaremos pendientes en los siguientes días para ver si este compromiso del gobierno de Ortega realmente se completó o se trató de un engaño, de un fraude más a la confianza», concluye el presidente de la comisión de libertad de prensa de la SIP.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento