Con AMLO, México baja al último puesto en inversión extranjera

AMLO acusa a "columnistas financieros" de sembrar el miedo en la población, pero las estadísticas muestran el desplome

2.811
AMLO acusa a columnistas financieros de sembrar el miedo, pero las estadísticas afirman una baja en inversión extranjera. (Fotomontaje de PanAm Post)

Con apenas 1,49 puntos, México terminó en el último lugar en la medición de inversión extranjera. Andrés Manuel López Obrador asumió la presidencia el 1 de diciembre del 2018 y en ese lapso el país bajó ocho escalones.

AMLO optó por acusar a «columnistas financieros» de sembrar el miedo en la población, pero las estadísticas muestran una clara tendencia a la baja.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

De acuerdo a la consultora A.T. Kearney, México cayó ocho posiciones en el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa.

El vínculo entre la política y la economía queda al descubierto si se toma en consideración que EE. UU. logró el primer lugar con 2,10.

Cuadro traducido desde el informe oficial de la consultora A. T. Kearney donde México aparece en el último puesto de inversión extranjera.

Antes de asumir la presidencia, durante su campaña, AMLO ya proponía la nacionalización y la centralización como medidas económicas.

Un día antes de asumir el mando, la plataforma de noticias alemana DW sacó una nota titulada «López Obrador propone regresar a la centralización: ¿Es esa la solución a los problemas de México?«.

«El izquierdista Manuel López Obrador suscita grandes expectativas, que quiere cumplir con mayor concentración del poder político. Los analistas son escépticos», indica el subtítulo.

Sin ser presidente todavía, ante al mundo, AMLO era percibido como un riesgo para la inversión extranjera.

Las calificadoras de riesgo advierten decrecimiento

Además, la reputación de un país se puede ver seriamente afectada por informes de las calificadoras de riesgo que advierten en el extranjero el impacto que puede tener sobre sus empresas invertir en el extranjero.

Las propuestas de centralización y nacionalización de empresas energéticas -en particular de PEMEX- por parte de AMLO repercutió negativamente en la percepción de las calificadoras de riesgo.

Por ejemplo, Standard & Poor’s (S&P) y Moody’s, emitieron advertencias ante la agenda de política pública de la nueva administración federal, lo cual produjo repercusiones negativas sobre los mercados financieros nacionales. Como consecuencia,  la secretaria de Energía, Rocío Nahle tachó de  “hipócrita” al accionar de las empresas calificadoras. El Gobierno acusó a las empresas calificadoras de «castigar» a México.

De acuerdo a datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), las tres principales empresas calificadoras de riesgo financiero: Moddy’s Corporation, Standard & Poor’s y Fitch Ratings acumulan entre las tres el 50% del mercado global de estos servicios financieros.

Tal que toda información emitida por ellas impactará considerablemente al país.

Dicha percepción se ve afirmada en el informe de la consultora A. T. Kearny que resalta entre los motivos del decrecimiento de inversión que AMLO “podría comenzar a desmantelar los procesos de privatización que se habían iniciado”.

«Aunque se ve con buenos ojos el hecho de que abra la economía a través de nuevos acuerdos comerciales”, según publica la revista Forbes.

La economía está en un punto de inflexion

Según A. T. Kearny, la economía de México está en un punto de inflexión. De modo que se puede revertir la tendencia.

Para ello, el primer paso es reconocer la situación actual. Pero los datos provistos por la Secretaría de Economía de México no coinciden con la consultora. Alegan que la Inversión Extranjera Directa en el país aumentó y que el flujo de capitales que recibió México se concentró en el sector manufacturero, esto desplazaría la importancia del sector energético que las calificadoras de riesgo advierten como peligro.

Sin embargo, el informe sostiene que “el Fondo Monetario Internacional redujo la expectativa de crecimiento para 2019 al igual que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México. Esto se debe, en buena medida, a que se están echando para atrás varios proyectos de privatización en sectores clave, como en el energético”.

Incluso el Banco Central de México reconoció a principios del 2019 que el pronóstico de crecimiento se vería afectado por la desaceleración de la inversión y las huelgas laborales.

“Esta dinámica puede verse en el cambio del sentimiento de los inversores (respecto a México)”, apunta A.T. Kearney.

No obstante, los tratados de libre comercio entre México y el resto de Norteamérica, Canadá y EE. UU., podría mejorar las inversiones en México, según A. T. Kearney.

AMLO dice que «vamos muy bien» y acusa a «columnistas» de enviar señales de alarma

Por su parte AMLO insiste que “vamos muy bien” y acusó a “columnistas” financieros de enviar señales de alarma a la población sobre el desempeño económico en los primeros meses de su gobierno.

Mientras ese es el discurso oficial, las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), muestran un decrecimiento del 0.2% en el primer trimestre de 2019 en comparación del mismo periodo de 2018.

Pero AMLO lo niega.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento