Trump intenta devolver la libertad religiosa que Obama limitó

Desde árboles de Navidad hasta cruces en cementerios estaban en la lista de símbolos retirados por exigencia de demócratas; fenómeno revertido por la administración Trump

2.470
En EEUU fue necesario un fallo de la Corte Suprema para no eliminar las cruces erguidas en honor a los veteranos de guerra. (Fotomontaje de PanAm Post)

La primera enmienda de la Constitución de EE. UU. pone a la par la libertad de culto con la libertad de expresión. Sin embargo, el partido demócrata ha emprendido una campaña sistemática para remover todo elemento vinculado a la fe. Bajo la administración de Obama se agravó, mientras que la gestión de Donald Trump está reinstaurando lo eliminado y garantizando la libertad de quien la busca.

Incluso, un año antes de asumir la presidencia, en el 2008, Obama produjo tensión con la parte religiosa de la sociedad.

«Se ponen amargos, se aferran a las armas o la religión, o la antipatía, hacia las personas que no son como ellos o el sentimiento anti-inmigrante, o el sentimiento anti-comercio, como una forma de explicar sus frustraciones»,  dijo refiriéndose a los votantes de la clase trabajadora en las antiguas ciudades industriales diezmadas por la pérdida de empleos.

Frente a ola de suicidios, oficiales ofrecen auxilio espiritual

Una vez que Obama asumió el poder, símbolos como el árbol de Navidad, la Biblia e incluso los villancicos empezaron a desaparecer de los hospitales para veteranos de guerra. Algo que ha resultado contraproducente para quienes sufren secuelas físicas y emocionales, y buscan un sentido de familiaridad al volver de la guerra; según afirman militares expertos.

El más desafiante a las órdenes del ex Jefe del Comando Conjunto es el Contralmirante Lee, quien frente a la «Regla Anti-Proselitista», anunció que ignorará la exigencia de no entregar material religioso. Pues ha logrado salvar de suicidios a múltiples soldados.

Pese a que los militares forman solo el 1 % de la población, Lee resalta que son quienes mayor incidencia de suicidio sufren. Cada 65 minutos, un veterano militar o militar en servicio activo que sirvió se suicida.

Lee exclamó que esos jóvenes no pueden esperar hasta que les sea asignado un capellán, y afirma que no hay suficientes para enfrentar las necesidades emocionales y espirituales de los combatientes.

«Están dispuestos a arriesgar sus vidas. Al hacerlo, soportan tensiones que el estadounidense promedio nunca sabría ”, dijo Lee. “Estoy aquí para decir que no hay suficientes capellanes para todos. ¿Y quién puede decirle a ese joven que está oprimido y sobre sus últimas piernas, que no tiene esperanza de ir a hacer una cita para ver al capellán? Ve a la fila y espera».

Es decir, el marino se rehusó a tratar las necesidades espirituales como un trámite burocrático —como pretendía el Ejecutivo de Obama— y asumió su deber al cuidado de sus subalternos, incluyendo su paz mental.

Demócratas eliminan tradiciones protocolares

Desde que obtuvieron la mayoría, los demócratas han estado haciendo cambios en las costumbres de la Cámara, incluso a veces omitiendo palabras de juramentos oficiales.

Históricamente dichos juramentos condicionaban la labor de la casta política a no estar por encima de Dios, sino a tener poderes limitados. De modo que no se trata de un simple acto de desafío, sino de extender los poderes del Estado y consigo, a ellos que son los artífices de esta corriente antireligiosa y pro-Estado agigantado.

A su vez, dichos juramentos exigen que los parlamentarios actúen con ética y verdad. Si bien no es indispensable ser una persona de fe para actuar de manera correcta, los parlamentarios demócratas hicieron un juramento sin garantías.

“La fe tiene más poder que el gobierno y nada es más poderoso que Dios”, afirma Trump

Mientras que Trump ha sido duramente criticado por lo contrario. Pues afirmó públicamente que “la fe tiene más poder que el gobierno y nada es más poderoso que Dios”. Es decir, lejos de un discurso megalómano donde el Jefe de Estado se convierte en un dios humano, al estilo de las dictaduras comunistas que ejecutan persecución religiosa con el fin de instaurar el culto al Estado, el líder y la revolución.

El asunto trasciende la fe en sí misma, las primeras constituciones del continente americano, al igual que las cartas de derechos, exponían a Dios como un contrapeso para limitar el Estado y no se convierta en religión; como ha sucedido históricamente en las dictaduras más represoras.

Paralelamente, permitir la libertad de cada quien a creer es la base fundamental para la libertad de expresión y de pensamiento.

Corte Suprema reafirmó la protección de la Constitución de la tradición de exhibiciones públicas de monumentos religiosos, símbolos y práctica

Poco a poco los árboles de Navidad prohibidos y la Biblia volvieron a los pasillos y las mesas de los hospitales para veteranos. Dicha tendencia se potenció luego de un fallo este año de 7 contra 2 en la Corte Suprema de Maryland, que logró frenar el retiro de las cruces que buscaban ser removidas de los cementerios y monumentos en honor a los veteranos.

Al respecto, el juez Neil Gorsuch se pronunció: «El hecho de que te ofendas no te da pie para evitar que otras personas adoren. Para mí, esto no es solo un problema militar. Es un problema de libertad religiosa, y uno de vital importancia para aquellos a quienes servimos».

Por su parte Emilie Kao, directora del Centro DeVos para la Religión y la Sociedad Civil en The Heritage Foundation, «Tras la decisión (7-2) de la Corte Suprema que reafirmó la protección de la Constitución de la tradición de exhibiciones públicas de monumentos religiosos, símbolos y prácticas, el Departamento de Asuntos de Veteranos de los Estados Unidos dio un paso muy necesario para aclarar que, los símbolos religiosos y el cuidado espiritual y pastoral son bienvenidos en las instalaciones para veteranos».

Finalmente, el Secretario de Asuntos de los Veteranos, Robert Wilkie concluye que estos temas asuntos son importantes más allá de la libertad de religión de las personas. Pues afectan la salud de los veteranos durante su tratamiento en los hospitales dedicados a ellos.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento