Ambientalistas en la ONU, socialistas en casa: piden gasolina subsidiada

Sandía es el activista verde por fuera y rojo por dentro, alega ser ambientalista, pero pide subsidios para consumir más gasolina

1.042
La lucha ambientalista muestra cada día ser no favorable al planeta sino al socialismo. (Fotomontaje de PanAm Post)

La lucha por la reducción de emisiones de carbono a nivel mundial cuenta con referentes en América Latina. Pero ahora surge una paradoja, en Ecuador muchos de estos activistas están del lado de los subsidios al combustible fósil, que presuntamente daña al planeta.

Por personajes como estos es que surgió el término «sandía», que significa verde por fuera y rojo por dentro. Es decir ambientalista en las calles, pero socialista en la política.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Tras la caída de la Unión Soviética y consigo el proyecto socialista internacionalista, el obrero dejó de ser el obrero de la causa de la izquierda mundial. Pasó a ser el del planeta y su salvación. Para lograrlo, la intervención del Estado es fundamental, aún cuando se contradice.

Así han demostrado ser diversos manifestantes que ahora claman por la regulación estatal, así fomente el deterioro ambiental. De modo que su lucha muestra ser más favorable al socialismo que al planeta, pues el foco de su lucha es el combate al capitalismo y no el incentivo a la innovación para mayor conservación.

El abogado y analista político Fabián Pozo lo explica para el PanAm Post, desde la ciudad de Cuenca, provincia de Azuay, cuyo prefecto acompañó la acción climática en la ONU y hoy exige gasolina subsidiada.

Ahora que el ambientalismo es la propiedad #1 en la agenda mundial, ¿cómo contradice que activistas pidan subsidio estatal a la gasolina (qué nos muestra sobre su ideología subyacente y/o ignorancia económica)?

El subsidio a la gasolina y diésel en el Ecuador ha sido una mala política populista que ha durado 40 años, no por lo eficiente sino por el miedo al costo político de retirarla.

Activistas que hoy son autoridad, como el prefecto de Azuay, Yaku Pérez, que supuestamente va a trabajar en bicicleta y estuvo en la cumbre climática de Greta Thunberg, hoy protestan agresivamente contra la eliminación del subsidio. Es inaudito. En subsidio a combustibles en 2018 se presupuestaba más de 1 500 millones de dólares que el pais simplemente no tiene. Esto muestra tanto un oportunismo populista como un desconocimiento económico profundo.

El uso del transporte público reduciría la contaminación de los automóviles, ¿esto justificaría el subsidio o agrava la contaminación?

El subsidio de la gasolina ha impulsado el consumo y la adquisición de vehículos privados, aumentando el parque automotor; ten en cuenta que viene desde la época de los 70, cuando se descubrió el petróleo en Ecuador y la dictadura quería impulsar que todos tuviesen acceso a vehículo. En los últimos 12 años ha costado 21 170 millones de dólares al país.

¿Cómo ha utilizado el correísmo la eliminación de subsidios para desestabilizar a Moreno?

El gobierno de Moreno se ha ubicado lentamente como un gobierno de transición democrática. Aún hay correismo en sus filas y origenes, pero se han desmarcado claramente de ellos y esta es, creo yo, su ruptura final, con una decisión valiente y difícil.

El correismo es el único que se beneficia de la generación de caos, y para ello ha acudido al gremio del transporte, que durante el correismo fue intocable, mimado, beneficiado de exenciones de impuestos, aranceles, de la prohibición a la entrada de Uber y similares, entre otros.

La quita de subsidios ha sido postergado por años, ¿por qué pasa ahora? ¿Llegó a su fin el apogeo de la economía dependiente de un recurso (el petróleo), como pasó en Venezuela?

El subsidio es igual a dos tercios del déficit fiscal. No puedes simplemente presentarte a la comunidad internacional pidiendo financiamiento mientras ese subsidio ineficiente sigue en las cuentas.

Lamentablemente la herencia económica del gobierno de Correa fue un estado obeso, rigidez laboral, sobrecarga tributaria, adiccion a la tramitología, y más que nada, un desbalance y descalce en las cuentas y reservas monetarias.
Hoy no hay recursos para sostener ese estado que es obeso y además glotón, adicto a las golosinas del gasto y los impuestos.
Si no se cortaba el subsidio, difícilmente se obtendrían los desembolsos de créditos (FMI) que permiten llegar a fin de año.
Ahora esperemos que las demás reformas, que son positivas, sobre reducción de impuestos, aranceles, trámites y especialmente de rigidez laboral, pasen en la Asamblea. Si esto se logra, el gobierno de Moreno se habrá apuntado un giro histórico en la política nacional

🔴 Aquí la sobresaliente intervención de Luis Espinosa Goded consejero consultivo de Libre Razón en Radio Quito, debatiendo sobre las medidas económicas del Gobierno Nacional. Es una vergüenza que la clase política de este país esté representada por polítiqueros mediocres como Virgilio Hernándes que siguen proponiendo el modelo clientelista y mercantilista que nos mantiene pobres y en el subdesarrollo.Yo digo basta a seguir viviendo en un país donde lo controlan las mafias, basta de vivir en un país donde lo que priman son los privilegios a grupos de interés. El gremio de transportistas ha vivido décadas bajo subsidios y demás dádivas estatales. Ahora que se quiere acabar con ese modelo de "unos comen pero otros pagan la cuenta" es cuando se evidencia los graves problemas. Basta de seguir viviendo bajo las faldas del maternalismo estatal. ¿Quieren que bajen los precios del transporte? ¡Perfecto! Bajen las barreras de entrada a nuevos competidores y liberen el precio del precio de los pasajes. Es inaudito vivir amedrentados bajo las mafias del transporte que aparte de brindar un pésimo servicio, exigen que todos los ecuatorianos les paguemos sus facturas.¿Quieren que bajen los precios de la gasolina y el diésel? ¡Buenísimo! Permitan que nuevos actores compitan en la importación de estos derivados, como también permitan que inversión extranjera pueda refinar en el país aquellos derivados del crudo, acaben con el monopolio estatal del petroleo en el país. No se puede vivir eternamente de mentiras y cuentos, en algún momento se tiene que poner los pies en la tierra y vivir la realidad. Es hora de terminar de una vez por todas con este modelo enfermizo y putrefacto de privilegios a las mafias gremiales y sindicales. Y que no se mal entienda, esto no es una defensa al Gobierno ni muchísimo menos, ya que ellos han sido y siguen siendo participes del colapso económico de este país. Mientras no se toma medidas reales (reducción del tamaño del Estado) estas medidas solo serán cosméticas, el trabajo es mucho más profundo. Aquí la intervención completa con toda la verborrea de Hernández: https://www.facebook.com/adrianfatq/videos/3079707905434581/

Posted by Andrés Sebastián Díaz Ponce on Thursday, October 3, 2019

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento