La paz se logró en Ecuador bajo chantaje y amenazas

Canales de televisión incendiados, la Contraloría saqueada para eliminar pruebas contra políticos, negocios cerrados y comerciantes amedrentados

3.715
La ONU medió el diálogo entre líderes indígenas y Lenín Moreno, que derogó el decreto para reformas laborales y eliminación de subsidios al combustible. (EFE)

Luego de 12 días de protestas violentas que paralizaron al Ecuador, las cuales produjeron al menos cinco muertos (según la Defensoría del Pueblo), centenares de detenidos, principalmente por saqueos, habrá paz en el país.

Para lograrlo, el Gobierno de Lenín Moreno dialogó con los líderes de la protesta indígena y derogó el paquete de ajustes económicos del decreto 883, que incluía subir el precio de la gasolina.

«El Gobierno sustituirá el decreto 883 por uno nuevo que contenga mecanismos para focalizar los recursos en quienes más los necesitan», anunció Lenín Moreno.

Mientras se despejan las calles, hasta ahora obstaculizadas por los manifestantes que impidieron el libre tránsito de la población e incluso amedrentaron a la población civil para impedir que trabaje, comenzaron las detenciones y allanamientos contra políticas claves, acusadas de instigar el paro y la destitución del presidente, entre ellos parlamentarios fieles al expresidente Rafael Correa y la prefecta (equivalente al cargo de gobernador), de la provincia de Pichincha, que alberga la capital del Ecuador.

Al respecto, PanAmPost se comunicó con Felix Pilco, activista político y asesor del bloque de CREO.

¿La violencia sufrida hizo necesario acordar con los indígenas para lograr la paz?

El Ecuador acaba de ser víctima de un chantaje por parte de los líderes de las organizaciones indígenas, que atacaron de manera violenta, especialmente la ciudad de Quito y varias ciudades de la región andina del país.

Lamentablemente estamos siendo testigos palpables del nacimiento de grupos organizados, violentos, algunos armados, que pueden imponer su criterio, su visión, sus aspiraciones y sus privilegios, frente al resto de la sociedad ecuatoriana.

¿Qué precedente deja que el presidente se retracte frente al clamor social?

No sé si la firma de la paz con los indígenas fue producto de las acciones violentas. Lo que sí queda claro aquí en el Ecuador es que acabamos de dejar un grave precedente hacia el futuro, ahora cualquier grupo, cualquier organización, podría cometer actos violentos, que serían plenamente justificados para lograr sus objetivos, sus metas o sus aspiraciones.

Deja un precedente nefasto a la democracia, a la institucionalidad del Estado de derecho, al sistema republicano, que un presidente de un gobierno seda ante las exigencias violentas de grupos que destruyeron y causaron caos, destrucción de propiedad privada y pública, y muertos.

Personas violentas, grupos violentos, están por encima de la ley, eso no puede permitírselo y espero sinceramente que la justicia haga su trabajo, que la fiscal detenga a todos los involucrados y promotores de este intento de golpe de estado.

Pésimo precedente para el Ecuador.

¿Por qué fue aprehendida la prefecta de Pichincha?

La aprehensión de la prefecta Paola Pabón en horas de la madrugada en Quito se debe a que existen graves sospechas de que la prefectura colaboró con estos grupos violentos, brindándoles asistencia y promoviendo su entrada a la provincia y a la capital.

Ellos se reunieron recientemente en Venezuela con Rafael Correa, previo a estas manifestaciones; entonces esto despierta enormes dudas sobre el tipo de participación que tuvo la prefecta de Pichincha, que es aliada de Rafael Correa y defiende las posturas del correísmo.

¿Qué nos dice sobre las protestas el hecho que fue quemada la contraloría?

El hecho que hayan incendiado la Contraloría, que la hayan atacado tres veces, deja clara una de las intenciones primordiales de esta movilización, aliados a el expresidente Rafael Correa tenían intereses claros de destruir ciertas pruebas que podrían involucrar a los procesos que están en investigación del período anterior.

No tenía ninguna razón de ser quemar la Contraloría, no había lógica, no era objetivo político, no se toman decisiones en cuanto a  decretos o en cuánto políticas públicas, la Contraloría es el ente encargado de vigilar el manejo de recursos públicos de los funcionarios públicos.

Y en ese sentido, haber incendiado y haber promovido la destrucción de documentación, de computadoras, de oficinas, de haber incendiado el edificio, nos indica que una de las intenciones del caos en el país fue eliminar pruebas contra funcionarios públicos de la gestión pasada.

¿Qué le espera al Ecuador luego de la retracción de medidas en lo económico, político y social?

Pues al Ecuador le queda tratar de volver a la normalidad, en lo económico es una enorme pérdida para el país, una profunda y enorme pérdida para el país.

En lo social un resquebrajamiento de la sociedad ecuatoriana. Hay una visión profunda entre regiones, entre etnias, entre clases sociales, producto de 10 años de un gobierno que instauró el odio y la división en el Ecuador. Hoy tenemos divisiones profundas, hay rechazo entre unos y otros.

Existe intolerancia y hemos profundizado con esta crisis esas divisiones, hay que empezar, iniciar un proceso por parte de los líderes políticos para impulsar la paz, el diálogo, la tolerancia, pero, sobre todo, eliminar el odio que existe en la sociedad ecuatoriana.

Esto se hace con tiempo, paciencia, con cambios en el sistema educativo que nos permitan a nosotros superar los grandes resquebrajamientos  sociales que tenemos hoy en el país.

Un camino para encausar la viabilidad del país es el federalismo. Un país tan diverso lo que necesita es descentralización. Quitarle presión a Quito, que tanto ha sufrido en las revueltas y darle mayor autonomía a las provincias.

Ahora más que nunca hay que poner en la mesa de discusión el federalismo, como un camino a reencuentro entre los ecuatorianos, a respetar nuestra diversidad y aprovechar cada una de nuestras diferencias, para impulsar con respeto y tolerancia cada una de nuestras visiones de desarrollo. Construir un país con varios motores de desarrollo jamás será una mala idea.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento