Diferencia irreversible: la coalición derrotó a la izquierda en Uruguay

La derecha de Uruguay se unió y duplicó los votos de su rival de izquierda en las zonas menos pobladas del país

4.213
Luego de 15 años en el poder, la izquierda de Uruguay abandona el Ejecutivo. (Fotomontaje de PanAm Post)

Con una diferencia de votos irreversible, Luis Lacalle Pou se consagra como presidente de Uruguay, tras haber derrotado a su rival de izquierda, miembro del Grupo de Puebla, Daniel Martínez.

Después de la primera vuelta electoral, la tercera y cuarta fuerza política, que obtuvieron el 23 % de los votos, formaron una coalición con Lacalle Pou, quien ocupó el segundo lugar, para derrotar al enemigo común: la izquierda uruguaya vinculada al socialismo del siglo XXI.

Luego de 15 años en el poder, el Frente Amplio perdió el control del Ejecutivo, y consigo Nicolás Maduro perdió no solo un aliado, sino parte de la fuente de su inteligencia informática, pues el hijo del presidente Tabaré Vázquez era quien se la proveía.

De modo que el triunfo electoral en Uruguay influye sobre toda la región, sobre todo teniendo en cuenta las brisas bolivarianas que han desestabilizado a varios países. Ahora Uruguay se convertiría en un contrapeso al avance del socialismo.

Pero la noticia tardó en llegar. Pese a que las elecciones fueron el domingo 24 de noviembre, recién el 28 se contabilizaron suficientes votos para marcar una diferencia irreversible.

De acuerdo al escrutinio parcial de los votos observados, Lacalle Pou sumó 3 090 votos, mientras que su rival Daniel Martínez obtuvo 1 137 entre los 13 departamentos contabilizados. Con más del doble de votos a favor del candidato ganador hasta el momento, la diferencia es lo suficientemente marcada para declarar a Lacalle Pou como presidente del Uruguay.

Todavía faltan la capital, Montevideo, y Canelones, las zonas más pobladas del país. No obstante, la diferencia es tan amplia que Martínez no podrá alcanzar al candidato de la centro-derecha. Ya es un hecho, a partir del 1 de marzo de 2020 el Frente Amplio abandonará el Ejecutivo.

Vale señalar que en Uruguay escasos votos suman una gran diferencia, pues su población es muy pequeña. En total, los uruguayos son menos de 3,5 millones y los votantes menos de 2,5 millones. Para tener una noción de cuan ajustado fue el conteo, en el puerto que más turistas recibe, Colonia, Martínez aumentó apenas 12 votos desde la primera vuelta electoral, mientras que Lacalle Pou 29. En total, el candidato de la coalición obtuvo en esta zona 51 283 votos y el del Frente Amplio 41 458 votos.

Por qué perdió fuerza la izquierda en Uruguay

El aumento de la delincuencia, ahora que hay un promedio de un asesinato por día en Montevideo, fue uno de los principales motivos para que la izquierda fuera derrotada, pues no tratan a los criminales como tal, sino como víctimas de la sociedad. Por ejemplo, bajo la consigna «ser joven no es delito», el Frente Amplio hizo campaña para no bajar la edad de imputabilidad.

Dentro de ese mecanismo de relativizar la criminalidad, el Frente Amplio no fue capaz de llamar dictadura al régimen de Maduro hasta el final de su gestión. Mientras que 7 de cada 10 uruguayos consideran que en Venezuela hay una dictadura. Tanto el rechazo a la complicidad de su Gobierno como el temor de convertirse en un proyecto similar fogonaron el auge de la derecha uruguaya.

El control por parte de los sindicatos vinculados al Gobierno ha sido otro de los obstáculos para aumentar la prosperidad y por tanto la autonomía de los uruguayos, tanto por la creciente cantidad de regulaciones como por el aumento de impuestos. Lo que ha generado un rechazo por parte del sector productivo de la sociedad.

Ahora que Lacalle Pou logró la mayoría de los votos, se enfrenta a su siguiente reto: honrar a la coalición que le dio los apoyos necesarios para triunfar y enfrentar a una izquierda que en naciones vecinas ha mostrado recurrir a la violencia para retomar el control.

La centro-derecha necesitará una coalición fuerte, pues la resistencia de la izquierda está latente. Ya en Uruguay se ha reportado el asalto a bases militares donde se fabrican explosivos y cinco soldados fueron heridos el día de las elecciones.

Sin embargo, a través de redes sociales, el rival de Lacalle Pou, Daniel Martínez, se mostró cordial y colaborador frente a la victoria de su contraparte. Esto es una señal de que la transición podría ser pacífica, acorde al civismo que los uruguayos han mostrado hasta el momento, particularmente en la coalición que unió a presuntos rivales bajo un mismo fin: remover a la izquierda.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento