Congreso de Chile no juzgará a Sebastián Piñera por violación de DDHH

Carabineros demostró que existen denuncias falsas por parte del Instituto Nacional de Derechos Humanos

1.014
Sebastián Piñera no enfrentará un juicio político, ya que no ha violado la Constitución, mientras que el INDH sí quiebra la igualdad ante la ley. (Flickr)

Once diputados de izquierda, incluido el Partido Comunista, pretendían enjuiciar al presidente de Chile, Sebastián Piñera, por violaciones a los derechos humanos. Pero la Cámara de Diputados no lo admitió, pues la petición no cumple con los requisitos indicados en la Constitución.

De acuerdo con los legisladores de oposición, Piñera es responsable de “graves, reiteradas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos cometidas por agentes del Estado durante el último mes y por haber comprometido gravemente el honor de la nación, dada la preocupación expresada por la comunidad internacional”.

La acusación constitucional fue presentada el 19 de noviembre, y no fue hasta ahora que se determinó su inviabilidad. Con 79 votos a favor de la inconstitucionalidad de la acusación, y 73 en contra. Por mayoría simple, la Cámara de Diputados determinó que el libelo no pasará a ser votado por la Cámara.

Carabineros demostró que el Instituto Nacional de Derechos Humanos presenta denuncias falsas

Al menos 12 de los supuestos 28 desaparecidos que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) denunció ante la Fiscalía como víctimas de Carabineros, nunca salieron de sus casas. De hecho, esos mismos 12 exigen que sus nombres sean retirados de las listas de desaparecidos. De los 18 restantes, seis estuvieron detenidos por un periodo corto y luego liberados, cuatro fallecieron en los incendios provocados durante los saqueos, los demás todavía no han sido rastreados.

Según Carabineros, “no se ha podido realizar indagatoria alguna, puesto que en la búsqueda de información en las diferentes bases de datos que maneja Carabineros, los datos proporcionados por el INDH no existen en los sistemas”.

A lo largo de veinte días Carabineros acudió casa por casa para verificar la identidad de los presuntos desaparecidos y revisó más mil partes policiales. Dadas las pruebas, se descartó la presencia de “detenidos desaparecidos”.

Instituto Nacional de Derechos Humanos no vela por las víctimas

No es la única inconsistencia expuesta por parte del INDH. Los afectados afirman que esta entidad no vela por quienes han sufrido actos de violencia ejecutados por parte de los manifestantes, ni siquiera cuando son saqueadores. En su defensa, la INDH plantea que solo pueden mediar frente a los abusos del Estado, no de privados.

Pero los denunciantes sostienen que la INDH discrimina a las víctimas y quiebra el principio de igualdad ante la ley, ya que esta «no distingue si el agresor es civil o agente del Estado», como indica la Carta de Derechos Humanos.

De las 24 víctimas fatales, 4 murieron en enfrentamientos con agentes del Estado

En total, han habido 24 muertos durante las protestas por el «cambio de sistema». Sin embargo, solo 4 de los 24 murieron a manos de agentes del Estado durante enfrentamientos. 12 murieron quemados y/o asfixiados durante incendios provocados en saqueos, 1 murió electrocutado en un saqueo, 4 fueron atropellados (dos por un conductor en estado de ebriedad), 2 por impacto de bala emitido por civiles y 1 murió de paro cardiorrespiratorio.

Pese a la evidencia, los denunciantes de Piñera describen la situación como si las fuerzas del orden saliesen a acribillar a los manifestantes. Por eso llevaron su reclamo hasta el Congreso. Fue infructífero. Sin embargo, dejó un precedente. Hace más de medio siglo que no se había presentado un libelo contra un mandatario. En 1956 la petición realizada contra Carlos Ibáñez del Campo también fue rechazada. En esta ocasión no hubo abstenciones. Aunque fue considerable el número de votos opositores al Gobierno, por mayoría simple se constató la inocencia del presidente, en cuanto a violaciones a los derechos humanos

Protestas todavía exigen destitución de Piñera

Piñera se salvó de un juicio político. Pero no es el fin de las acciones en su contra. Las protestas continúan y anuncian que no se detendrán hasta que haya un «cambio de sistema». Eso implica un cambio de Constitución y persiste el reclamo de la destitución. Es decir, romper el orden democrático y también la institucionalidad republicana.

Pero al parecer eso no será tan fácil como creían. Por lo pronto, el Congreso no admitió enjuiciar al presidente y todavía está en proceso la denuncia contra los diputados que instigaron las protestas. En caso de ser aprobada la denuncia, los diputados del Frente Amplio y el Partido Comunista quedarían removidos de sus cargos y no podrían ejercer cargos públicos por dos años.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento