Apoyan a Bernie Sanders los hispanos que no han sufrido el socialismo

Mientras varios medios masivos anuncian que los hispanos auguran un triunfo para Sanders, los exiliados de regímenes socialistas como Cuba y Venezuela surgen como fuerza en su contra

999
Manifestantes a favor de Bernie Sanders en Houston (EFE)

El Partido Demócrata de EE. UU. todavía no ha presentado un candidato para enfrentar a Donald Trump en las elecciones de noviembre. En vista que los hispanos son la minoría más grande del país, varios medios masivos han proyectado que dicha población respalda al principal precandidato demócrata, el socialista Bernie Sanders, pero la realidad es otra.

Las primarias en EE.UU. definen cuál candidato representará a cada partido. Lejos de mostrar unidad entre los latinos, lo que han mostrado las primarias del Partido Demócrata es que el voto latino está fragmentado.

Como muestra, uno de los rivales de Sanders apela al público hispano, con publicaciones en inglés y español (lengua que está aprendiendo con tutor privado), reprochando el respaldo de Bernie al régimen comunista cubano.

Hablar de socialismo genera confrontación con los hispanos

Declararse socialista puede resultar atractivo entre una juventud estadounidense que nunca ha vivido bajo un régimen autoritario y empobrecedor. Pero entre los votantes hispanos que se han exiliado de regímenes de izquierda, tiene consecuencias. Así lo demostró la alcaldesa de San Juan, Puerto Rico, que es la copresidente de la campaña del precandidato presidencial Bernie Sanders, Carmen Yulín Cruz, cuando se negó a reconocer que ella y Sanders son socialistas.

Durante una entrevista en el programa Al Punto, con el presentador Jorge Ramos, Cruz afirmó que Sanders no era socialista, sino socialdemócrata. También afirmó que ella no se cataloga como socialista o socialdemócrata, sino como «progresista». Pues sostiene que «especialmente los latinos» entienden que el socialismo es una ideología autoritaria. No obstante, afirmó su convicción de acompañar a Sanders en su campaña presidencial, quien a lo largo de su vida ha reivindicado el totalitarismo de izquierda.

De hecho, en la última semana Sanders ha reivindicado no solo al comunismo cubano sino también al chino, lo cual ha generado masivo repudio.

No obstante, Sanders sigue en la delantera de las elecciones primarias dentro de su partido. En el caucus de Nevada, donde el 29 % de la población es hispana de ascendencia mayormente mexicana, duplicó los votos de sus rivales. Obtuvo 39,3 % de los votos, seguido por el exvicepresidente Joe Biden con 18,6 % y el exalcalde de la ciudad de South Bend, Pete Buttigieg con el 18,4 %.

Los caucus son asambleas celebradas en cada uno de los 50 estados. Si un candidato no supera el 15 % de los votos internos, debe resignarse y unirse a los de otros que sí.

Las elecciones primarias no determinan resultados electorales

Cabe señalar que en las anteriores elecciones presidenciales, pese a que Sanders tuvo gran acogida, fue Hillary Clinton quien prevaleció como candidata. Y pese a que los medios auguraban su victoria, fue Donald Trump quien triunfó.

«No hay correlación entre la participación primaria y las victorias en el otoño en las últimas 11 elecciones», advirtió en la campaña electoral del 2016 el analista David Brooks.

Cuadro traducido con estadísticas de la Comisión Federal Electoral de EE. UU. (Politifact)

El sitio Politifacts, que se dedica a esclarecer estadísticas y declaraciones políticas, afirma la veracidad de ese planteamiento y lo evidencia con estadísticas que aplican tanto al partido demócrata como el republicano.

Muestra que el partido con mayor participación electoral primaria ganó el voto popular solo tres veces. En 1976, 1992 y 2008, la participación demócrata primaria superó la de la carrera de nominación republicana, y los candidatos demócratas ganaron las elecciones generales.

Los hispanos exiliados del socialismo cambian la narrativa de los medios masivos

Mientras Sanders busca convertir a EE. UU. en un país con un modelo similar del que 2 millones de cubanos y más de 4 millones de venezolanos han escapado, Donald Trump apela a las comunidades hispanas ofreciendo lo opuesto.

«Para quienes intenten imponer el socialismo en los Estados Unidos, nuevamente enviamos un mensaje muy simple: Estados Unidos nunca será un país socialista», aseveró Trump.

«Nacemos libres y nos mantendremos libres, ahora y siempre», afirmó. Esta fue una garantía para quienes han huido de regímenes socialistas, en particular de Nicaragua, Cuba y Venezuela. Ya que arriesgaron sus vidas para abandonar a un sistema empobrecedor, de censura, que reprime a quien lo enfrenta en busca de más libertad, no para revivir lo mismo.

«Sabemos lo que puede hacer la libertad en Venezuela porque hemos visto ese futuro aquí en Doral», dijo el mandatario sobre los habitantes de una ciudad con industria desarrollada y un elevado estándar de vida al sur del estado de Florida, habitada en gran proporción por migrantes venezolanos.

No existe un consenso entre los votantes hispanos. Pues cada cual proviene de un origen distinto. De modo que el titular de CNN, «Sanders ganó a lo grande con los latinos en Nevada. El grupo minoritario más grande podría cambiar la forma de la carrera democrática», y medios afines no hablan en nombre de todos; mucho menos por parte de quienes escaparon del socialismo.

Orlando Gutiérrez Boronat, quien preside el Directorio Democrático Cubano y es integrante de la Asamblea de la Resistencia que congrega venezolanos, nicaragüenses y cubanos contra el totalitarismo, declaró: «Creo que lo que nos hace hispanos, son una serie de valores y tradiciones que son nuestras y que cuidamos en común. Es un error conferirle a un grupo de burócratas anónimos poder creciente para interferir en nuestras vidas privadas, y eso es exactamente lo que hace el socialismo bajo cualquier nombre».

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento