China reconoce que cifra de muertos por coronavirus es 50 % superior

"Wuhan niega pruebas de virus para mantener bajas las cifras", asegura la Radio y Televisión de Hong Kong

2.664
Los pasajeros que llegan desde Wuhan a la estación de trenes en Beijing fueron divididos por sus distritos y enviados autobuses dedicados a hoteles especiales o sus propios lugares desde donde tienen que hacer dos semanas de auto-cuarentena. (Efe)

La cifra oficial de muertos por COVID-19 en China aumentó un 50 %. El gigante asiático ha estado bajo escrutinio por ocultar cifras y censurar a los médicos que informaron sobre el brote del virus desde sus inicios. Supuestamente el régimen comunista había logrado frenar la pandemia en su territorio, pero finalmente reconoció que sigue habiendo fallecidos a causa del coronavirus.

Mediante el Departamento Central de Propaganda, el Partido Comunista anunció haber ganado la «guerra popular» contra el virus. Incluso publicó un libro traducido a seis idiomas donde China brindaba consejos al mundo para replicar el supuesto éxito que tuvo venciendo la propagación del COVID-19.

No obstante, el viernes 17 de abril se reportaron 1 290 muertes adicionales en Wuhan, ciudad donde se originó la pandemia. El régimen aduce que el error numérico se debió a que las personas murieron en casas, tras no haber sido ingresadas en hospitales debido a que el personal estaba abrumado.

Los muertos pueden ser decenas de miles más

Oficialmente el régimen reconoce 82 692 contagiados (más los 352 recientemente detectados en Wuhan), 4 632 muertos y afirma que 77 944 se han recuperado. Sin embargo, en el pico de contagios había 5 000 cuerpos esperando la cremación urgente en uno de los ocho crematorios de Wuhan, le dijo un trabajador a The Telegraph.

Esta misma cifra se repite en el portal de noticias Caixin, con base en Pekín. Donde se informó que un proveedor entregó 5 000 urnas a la funeraria Hankou en un solo día, casi el doble del número oficial de muertes. También reportó la entrega de otras 42 000 urnas para el tradicional festival de Qing Ming, conocido como el día para barrer las tumbas, cuando se honra a los muertos, que se celebra entre el 4 y 6 de abril.

Funcionarios entregan dinero para silenciar a las familias de los muertos

Según las declaraciones que el residente de Wuhan, Chen Yaohui, dijo a RFA (Radio Free Asia), los funcionarios de la ciudad han estado entregando dinero para «asignaciones funerarias» a las familias de los muertos a cambio de su silencio. El monto equivale a 422 dólares, 100 dólares más que el sueldo mínimo mensual en China por jornada completa.

«Ha habido muchos funerales en los últimos días, y las autoridades están entregando 3 000 yuanes en silencio a las familias que obtienen los restos de sus seres queridos para que descansen antes de Qing Ming», dijo en referencia al tradicional festival de las tumbas.

«Wuhan niega pruebas de virus para mantener bajas las cifras»

La Radio y Televisión de Hong Kong recopiló testimonios de habitantes de Wuhan donde estos reclamaron que no hay suficientes pruebas disponibles para detectar el coronavirus y afirman que «Wuhan niega pruebas de virus para mantener bajas las cifras».

De acuerdo con el epidemiólogo Ben Cowling, de la Universidad de Hong Kong, «todavía no conocemos el panorama completo de las infecciones leves en Wuhan, porque en las primeras etapas de la epidemia, las pruebas se centraron en casos más graves».

Por su parte, el profesor emérito de la Universidad de Florencia, Sergio Romagnani, una eminencia en el campo de la inmunología y medicina interna, informó que el 80 % de los casos se transmite mediante contagiados asintomáticos, particularmente entre el personal sanitario que está destinado a cuidar pacientes y termina enfermándolos e incluso matándolos, en particular, a los más ancianos.

Por eso destaca que aunque es imposible hacer pruebas a toda población, se debe realizar pruebas para profesionales que no solo están expuestos, sino que se vuelven portadores, como son: médicos, enfermeros, personal sanitario, trabajadores de supermercados, agentes de policía, farmacéuticos, etc.

Romagnani asegura que la región de El Véneto en Italia tiene 80 % menos contagios y 90 % menos muertes por ignorar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Asevera que lo logró porque escuchó a expertos, en vez de a burócratas, como hizo el resto de Italia y hace la OMS, comenzando por el director general, quien no es médico, sino doctor en filosofía.

En la OMS prevaleció el fracaso de la China comunista sobre el éxito de Taiwán

En vista que la OMS se remitió a las cifras provistas por el Partido Comunista de China, la falta de información por parte de este país afectó no solo a su propia población, sino al mundo entero.

Todavía en enero del 2020 la OMS alegaba que China no produjo evidencia certera de que el coronavirus se podía contagiar de persona a persona. Sin embargo, médicos del Hospital General de Wuhan ya lo habían denunciado en diciembre. De hecho, el doctor Li Wenliang, uno de los ocho detenidos por «difundir rumores», murió con coronavirus en febrero.

La OMS no solo encubrió el fracaso de China continental, sino que tapó el éxito de Taiwán, nación que esta organización no reconoce como miembro, pues para ellos es parte de China. Pese a su cercanía geográfica, Taiwán reporta apenas seis muertos y 395 contagiados, de los cuales 166 (casi la mitad) ya se han recuperado.

A través de correos electrónicos Taiwán intentó advertirle a la OMS en diciembre sobre la propagación del virus, pero estos fueron ignorados. En vista de que Taiwán ya enfrentó una pandemia de coronavirus en el 2003, pudo preparar a su población y así frenar este nuevo brote utilizando técnicas que ya funcionaron, como el uso universal de mascarillas, pruebas masivas y aislamiento temprano.

Falta de transparencia le costó 400 millones de dólares a la OMS

Por eso EE. UU., el país que más aportaba dinero para el mantenimiento de la OMS (22 % de las contribuciones), le retiró los fondos luego que el presidente Donald Trump la acusó de ser «China-céntrica».

Son cada vez más los países que enfrentan a China por su responsabilidad en la pandemia. Incluso un senador de EE. UU. anunció un proyecto de ley para que el Partido Comunista Chino asuma su responsabilidad en la propagación del virus. El político italiano Matteo Salvini acusó al régimen de China de cometer crímenes contra la humanidad.

El último en exigir explicaciones fue Inglaterra, precedido por Francia. Ahora que finalmente el régimen comunista chino reconoció que los muertos son más de los que decía originalmente, lo cual demuestra que tampoco ha vencido al virus, muchos buscan aprovechar la situación para lograr obtener información transparente sobre el virus.

Acorde sale a la luz la cantidad de muertos y contagiados por COVID-19 en su lugar de origen, queda en claro que el problema no es con los chinos (que son las principales víctimas) como nacionalidad, sino con su Gobierno, que censura a médicos y pone en riesgo a su población.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.