Por orden de Trump, EEUU inicia retiro de la OMS

Por su complicidad con China, la OMS perdió el financiamiento del país que más dinero le daba, el 15 % de su presupuesto total

2.375
Por orden de Trump, EE. UU. inicia retiro de la OMS (Efe)

Este martes 7 de julio inició el proceso de retiro de la Organización Mundial de la Salud (OMS) por parte de los EE. UU., según anunció la Casa Blanca.

«Terminaremos hoy nuestra relación con la Organización Mundial de la Salud y direccionaremos esos fondos a necesidades mundiales urgentes y merecidas de salud pública mundial», dijo Donald Trump en rueda de prensa desde la Casa Blanca, en mayo. Finalmente concretó.

Según el reglamento de la OMS, es necesario anunciarlo un año antes de la retirada definitiva. Con lo cual no será oficial hasta el 6 de julio del 2021.

La tensión entre EE. UU. y la OMS se vio exacerbada por el favoritismo explícito de este organismo hacia el régimen comunista chino, pese a su persecución contra los médicos y periodistas que advirtieron sobre el peligro de la pandemia que ahora afecta el mundo entero.

De acuerdo al Reglamento Sanitario Internacional, los países deben informar sobre el riesgo de una emergencia sanitaria dentro de 24 horas. Pero China no informó a la OMS sobre los varios casos de neumonía de origen desconocido en la ciudad de Wuhan hasta el 31 de diciembre de 2019, semanas después de la detención de los ocho médicos, de los cuales uno murió con coronavirus (Li Wenliang).

«China tiene control total sobre la Organización Mundial de la Salud, a pesar de pagar solo USD $40 millones por año, en comparación con lo que Estados Unidos ha estado pagando, que es de aproximadamente USD $450 millones al año. Hemos detallado las reformas que debe hacer y comprometerse directamente con ellos, pero se han negado a actuar», dijo Trump en mayo.

La OMS fue cómplice de la censura contra Taiwán y médicos chinos

Y así quedó demostrado cuando la OMS ignoró las advertencias de Taiwán, el país que mejor ha enfrentado el coronavirus en el mundo. Con 23,8 millones de habitantes, Taiwán tiene apenas 449 casos de COVID19, solo 7 muertos y ya 438 recuperados, apenas 4 casos siguen activos.

En lugar de ser un ejemplo para el mundo, la OMS no reconoce a la nación, pues no es miembro de la ONU, en gran medida porque China, uno de los cinco países con poder de veto del Consejo de Seguridad, no lo reconoce como Estado soberano, sino como una «provincia rebelde».

Taiwán ya superó un brote de coronavirus en el 2003, el SARS. Pero la OMS decidió desoír la fórmula exitosa de Taiwán y dio la espalda al clamor de los expertos chinos, guardó silencio incluso cuando el régimen comunista ordenó cerrar el laboratorio de Shanghai que lanzó públicamente la primera secuencia del genoma del virus.

Cuando se intensificó la persecución del régimen comunista chino contra Hong Kong, otra nación ejemplar en la lucha contra el coronavirus (con solo 1 300 casos, apenas 7 muertos y ya más de 1 161 recuperados), EE. UU. dijo basta y formalizó su salida de la OMS.

Demócratas se oponen

Las críticas no tardaron en llegar, al ser EE. UU. el país más con más casos y muertes por la pandemia del coronavirus. De los más de 11 933 056 casos en el mundo, 3 089 442 están en los EE. UU.

«Llamar caótica e incoherente la respuesta de Trump al COVID-19 no le hace justicia. Esto no protegerá las vidas estadounidenses ni sus intereses; deja a los estadounidenses enfermos y a Estados Unidos solo», opinó el senador demócrata Robert (Bob) Menéndez.

Ignorar a la OMS ha traído resultados y beneficios

No obstante, la evidencia muestra que los países que han ignorado a la OMS (y que han sido ignorados a la OMS, como Taiwán) han obtenido los mejores resultados.

El caso más destacado es Italia, que fue durante semanas el país con más muertos por coronavirus, salvo en la región que ignoró a la OMS, Véneto. Logró reducir la mortalidad en un 90 % y el contagio en un 80 %, haciendo pruebas a las personas asintomáticas, contrario a las recomendaciones de la OMS. Esto demostró que hasta el 80 % de los portadores son asintomáticos, lo que pone en peligro a las personas en edad y condición de riesgo.

Ha sido precisamente la masificación de pruebas lo que ha permitido en EE. UU. tener números tan altos, lo opuesto a regímenes totalitarios donde las cifras se callan. Como China, donde los moradores de Wuhan denunciaron que la falta de pruebas sirve para mantener bajas las cifras de contagios.

Sobre todo, Trump acusa que por complicidad con China, EE. UU. no tuvo tiempo de preparación para enfrentar la pandemia, como sí lo tuvo Taiwán al ser ignorada por la OMS. Mientras la OMS intervino y abiertamente criticó a Trump y los EE. UU. por intentar tomar medidas preventivas, como reducir vuelos desde Wuhan.

Como consecuencia, la OMS perdió el financiamiento del país que más dinero le daba, el 15 % de su presupuesto total: EE. UU.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.