Diputada mexicana Elsa Méndez denuncia: el aborto no es una causa de mujeres

La Suprema Corte de Justicia de la nación determinará si existe la obligación para el Congreso del Estado de Veracruz de reformar el código penal, puesto que lo considera “discriminatorio” por defender la vida desde la concepción

891
La diputada mexicana Elsa Méndez (Twitter)

Comúmente la causa de la despenalización del aborto se promociona como un tema de mujeres. Pero la diputada mexicana Elsa Méndez desafía esta falacia de asociación, como referente provida.

PanAm Post se comunicó con ella para comprender desde el lugar de los hechos sobre la última avanzada proaborto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

¿Qué sucede en México el miércoles 29 de julio en torno al aborto?

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación determinará si existe la obligación para el Congreso del Estado de Veracruz de reformar el código penal estatal por considerarse “discriminatorio”, ya que contempla el delito de aborto en cualquier etapa y por cualquier motivo que determine la mujer.

La Corte Suprema analizará el aborto con “perspectiva de género”. Como mujer, ¿qué opina frente a la instrumentalización que alega hablar en representación suya y millones de mexicanas provida?

Es una interpretación parcial ideologizada, la SCJN ahora es utilizada como legislador de último recurso, el Gobierno Federal a través de la Secretaria de Gobernación, tras sus intentos fallidos en 2019 con mas 30 proyectos para despenalizar el aborto en nuestro país y en diferentes entidades, fallaron por que los provida salimos a las calles, manifestamos nuestra inconformidad y detuvimos estas iniciativas, ahora se aprovechan de la situación que vive el país por la contingencia y quieren avanzar, les urge avanzar.

¿Es compatible la legalización del aborto con la Constitución?

No existe el derecho a asesinar en ningún tratado internacional que México haya suscrito y esté obligado a cumplir, tal y como lo establece el artículo 1 de nuestra constitución; que toda persona gozara de los derechos humanos aquí reconocidos y en los propios tratados del que sea parte, en los cuales no está contemplado el derecho al aborto.

En 21 entidades de nuestra nación se contempla en sus constituciones la protección de la vida desde la concepción, es la mejor muestra para decir que los mexicanos no queremos leyes que no corresponden a nuestro sentir.

En caso de aprobarse, ¿qué instancias les quedan a los promotores de la causa provida?
Estamos preparando estrategias que nos permitan llegar a las instancias internacionales, y por supuesto promover juicio político para estos ministros detractores de la patria, ellos están representando intereses políticos, no intereses de los mexicanos.

¿Qué mensaje les daría a los mexicanos respecto al rol del Estado respecto a la vida y cuál a los hispanoamericanos en general respecto a la instrumentalización política del aborto?

Debemos entender que estas propuestas las hace un Estado que se declara fallido, que no tiene la capacidad para generar las condiciones y velar por las necesidades de las mujeres, que hay mucho dinero detrás de este negocio de muerte y no podemos convertirnos en una sociedad deshumanizada que pierda el rumbo, que pierda su carácter humano, una sociedad que pierde del respeto a la vida, es una sociedad que mata, es esto lo que ofrecen a nuestros niños y jóvenes como supuestos nuevos derechos.

La ciencia, biología, embriología cada día más avanzada nos da la razón, estamos hablando de vida existente desde la concepción, dos vidas distintas en donde una natural y transitoriamente se encuentra dentro de otra.

Si no nos conmueve la pérdida de un ser humano, no nos define el termino humano. Tenemos que continuar es nuestro deber como custodios de la vida y de la verdad. Toda vida es digna de vivir y es una dignidad absoluta.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.