Virales

Newsletter

Hugo Chávez financió a Podemos, el partido español de “indignados”

Por: María Gabriela Díaz - Jun 18, 2014, 5:01 pm

EnglishCreado en enero de 2014, el partido Podemos ha tomado por sorpresa a España. En sus cinco meses de existencia, se ha convertido en el cuarto partido más votado de España en las elecciones para el Parlamento Europeo. Los líderes del partido han querido venderse como la nueva solución para la crisis económica de España, prometiendo preservar el Estado benefactor y hacer que las empresas paguen por él.

La estrategia de Podemos ha sido muy simple: tomar la indignación de los ciudadanos y convertirla en un movimiento político. Sin embargo, el día de hoy el partido, liderado por el profesor universitario Pablo Iglesias, ha provocado una conmoción algo distinta de sus objetivos políticos: se ha revelado que Podemos fue financiado por Hugo Chávez, expresidente de Venezuela.

“Decencia, democracia y derechos humanos” fueron las bases para este partido, que se presentó como el nuevo y austero grupo político de España, que buscaba incluir a todos aquellos marginados por la crisis económica.

Podemos fue el cuarto partido más votado en España en las elecciones para el Parlamento Europeo
Podemos fue el cuarto partido más votado en España en las elecciones para el Parlamento Europeo. (Podemos Facebook)

“Esto no es un partido ni un nuevo producto, es una iniciativa que propone la participación de la gente,” afirmó el candidato y coordinador de Podemos Miguel Urban. “No buscamos concretamente sentarnos en el Parlamento Europeo, sino buscar un método de participación ciudadana”.

No obstante, en mayo, Podemos fue uno de los partidos más votados en España al ganar cinco escaños en el Parlamento Europeo.

En enero, Urban aseguró que el partido había nacido con “cero euros”. En sus propias palabras, ellos no pedirían “ni un euro a la banca que queremos expropiar, ni a los políticos que queremos echar”. Su principal medio de financiamiento se resumía a los fondos que recibían de los ciudadanos, porque después de todo, ellos eran a los que el partido debían su “lealtad”.

Sin embargo, el tiempo probó lo contrario. Podemos, que se autoproclamaba como independiente de los “poderes hegemónicos”, recibió US$5 millones del gobierno venezolano para financiar su campaña a través de un instituto de investigación sin fines de lucro, el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPS).

Las “donaciones” que recibió el instituto de investigación del chavismo, y por consiguiente el partido, se remontan al año 2002. Un extenso reportaje publicado hoy por El País revela los vínculos cercanos que mantenía el CEPS y Podemos, donde casi todos los altos representantes del partido trabajaron como investigadores académicos en el instituto. El reportaje también identifica las sucesivas contribuciones, e incluso la cantidad de cada una.

Según el diario español, debido a que las contribuciones fueron otorgadas a una fundación sin fines de lucro, el partido tuvo acceso a fondos con numerosos beneficios libres de impuestos.

Mientras que la relación obvia entre el partido y el instituto había sido anteriormente identificada, Iglesias siempre ha negado estos reclamos, sosteniendo que las dos organizaciones no están relacionadas, y que ninguna financia a la otra. Con respecto a las acusaciones de que los investigadores del CEPS, que también son miembros del partido, han ofrecido servicios de asesoría al gobierno venezolano y cobrado sumas exorbitantes, Iglesia afirma:

“Hay muchos consultores españoles que trabajan en Venezuela para partidos de la oposición y pueden cobrar 6.000, 7.000, 8.000 euros al mes según el caso. Ningún consultor de CEPS ha cobrado cantidades parecidas”.

Sin embargo, el único cliente que el instituto sin fines de lucro ha tenido en una década ha sido el régimen venezolano.

Pablo Iglesias fue elegido como diputado para el Parlamento Europeo por Podemos
Pablo Iglesias (medio) fue elegido como diputado para el Parlamento Europeo por Podemos. (Podemos Facebook)

De hecho, una gran porción de los fondos recibidos —US$1.6 millones— provino solamente de los servicios de consultoría que la organización ofreció al expresidente Hugo Chávez. Además, han cobrado por servicios de asesoría a otras agencias gubernamentales en Venezuela, desde “clases de globalización” hasta talleres para medir la “percepción socioeconómica” de los venezolanos.

Apenas el reportaje de El Pais salió al público, el partido político difundió un comunicadon negando estas acusaciones.

“Podemos no recibe, ni ha recibido, ni un solo euro de ningún gobierno o fundación, extranjera o nacional, y queremos denunciar el carácter insidioso de aquellas informaciones orientadas a insinuar la existencia de fuentes de financiación distintas a las recibidas de los ciudadanos que nos apoyan…”

Pero el vínculo de financiamiento no termina aquí. El director de campaña del partido para las elecciones europeas, Íñigo Errejón, fue director de investigación en GIS XXI hasta el 2013. GIS XXI fue la encuestadora patrocinada por el gobierno, encabezada por Jesse Chacón, quien es el ministro actual de Energía Eléctrica de Venezuela y antiguo compañero de Chávez durante el fallido golpe militar de 1992.

En 2013, durante un foro “Chavismo como Identidad Política”, Errejón afirmó, “es indudable la impronta de Chávez en Venezuela, América Latina y el mundo como un hecho político, social y cultural de la historia del siglo XX y XXI”.

En el mismo foro, el director de campaña de Podemos identificó al chavismo como un “relato que explica a los venezolanos quiénes son, a qué tienen derecho, a qué pueden aspirar”.

María Gabriela Díaz María Gabriela Díaz

María Gabriela Díaz era reportera para el PanAm Post desde Caracas y coordinaba el programa de pasantías. Es Licenciada en Ciencias Políticas con mención en Relaciones Internacionales.