En Argentina es más peligroso ser policía que ladrón: el caso Frank Wolek

1.350
Frank Wolek salvó su vida de milagro luego de haber recibido 10 puñaladas. El policía que evitó el homicidio fue detenido y embargado. (Twitter)
Argentina: El reino del revés y la costumbre de defender al delincuente (Twitter)

La vida del fotógrafo norteamericano Frank Joseph Wolek tiene un antes y un después de su visita a Buenos Aires.

Del barrio porteño de La Boca, del que esperaba llevarse unas imágenes inmortalizadas con su lente, Wolek se lleva la terrible experiencia de haber esquivado a la muerte, aunque su salud ya no sea la misma, tras haber recibido 10 terribles puñaladas en un intento de asalto.

Sin embargo, aquella mañana del 8 de diciembre del año pasado, no sólo la vida de Wolek cambiaría para siempre. El policía de civil, que vio como dos delincuentes buscaban robarle la cámara al turista, al que apuñalaban en reiteradas oportunidades, hoy enfrenta graves consecuencias ante la justicia argentina que lo envió a prisión y le embargó por haber abatido a uno de los delincuentes que se daba a la fuga.

Luis Chocobar, que no estaba identificado como oficial, de no haber actuado de forma inmediata ante el pedido de ayuda de Wolek, no hubiese podido salvar la vida del ciudadano norteamericano.

De haber durado un segundo más en el ataque se pudo haber producido otra puñalada que podría haberle causado la muerte. Ya los médicos le confirmaron a la esposa de la víctima que su supervivencia fue “casi un milagro”, por la complejidad de uno de los ataques que llegó al corazón del paciente, que fue intervenido en una compleja cirugía.

Hoy Wolek se encuentra con su familia en los Estados Unidos, pero Chocobar, si bien pudo recuperar la libertad luego de haber sido detenido por Tribunales  —donde tuvo que dormir en el suelo de un calabozo ya que ni una cama le otorgaron— hoy enfrenta un embargo por 400 mil pesos (20 mil dólares). El policía hoy mantiene su enfrentamiento con la justicia argentina que lo acusa de haberse “excedido” en la legítima defensa.

La mujer del policía lamentó ante los medios que su marido esté pasando por esta difícil situación, tan lejana a la condecoración que considera que hubiese recibido en cualquier otro país del mundo.

 

Comentarios