Escándalo de pedofilia en Argentina llega al periodismo y a vocero del papa

Varias personalidades fueron denunciadas por televisión y ya hay denuncias cruzadas en la justicia.

3.009
Argentina convulsionada por las denuncias de abuso de menores que salpican al periodismo, a la política, al deporte y al mundo del espectáculo. (Fotomontaje PanAm Post)

Argentina está convulsionada por un escándalo mediático, que además de estar relacionado con un tema muy sensible como el abuso y corrupción de menores, vincula a los mundos del deporte, del espectáculo, del periodismo y la política.

Recientemente, tras las declaraciones de un menor que se quebró y contó lo ocurrido, se supo que en el Club Atlético Independiente varios jugadores de las inferiores (menores de edad) estaban vinculados a una red de prostitución que tenía como clientes a varios personajes conocidos de la noche de Buenos Aires.

Mientras más se supo de la investigación en los medios, más detalles escabrosos salieron a la luz. Trascendió la información, que incluso, muchos de estos jóvenes del interior, de condición muy humilde, eran sometidos a relaciones sexuales con hombres mayores de edad, para conseguir botines para jugar al fútbol o para adquirir pasajes para visitar a sus familias en el interior del país. En las últimas horas se supo también que algo parecido pudo haber pasado hace unos años en River Plate. Ambos casos ya están en la justicia.

Sin embargo, el escándalo tomó un gran vuelco político el fin de semana cuando en el clásico programa de Mirtha Legrand, Natacha Jaitt denunció a varios personajes famosos de ser “clientes” de la red. Jaitt, modelo y escort argentina, recientemente tuvo un escándalo en los medios de comunicación, que llegó a la justicia, con el exjugador de Boca Juniors, Diego Latorre, al que acusó públicamente de varias infidelidades a su mujer, que luego se comprobaron en su totalidad. Si bien la justicia amparó a Latorre y ella no pudo hablar más del tema, el escándalo la ubicó fuertemente en los medios de comunicación.

En el programa de Legrand del sábado, Jaitt se refirió al caso de corrupción de menores en el fútbol y lo vinculó a negocios espurios del mundo del espectáculo, donde denunció a los periodistas Alejandro Fantino, Luis Novaresio y Carlos Pagni, al locutor Oscar González Oro, al actor Enrique Pinti y a Gustavo Vera, hombre del papa Francisco en la política, de pedófilos.

Reacciones de los acusados

Los grandes medios de comunicación no supieron cómo reaccionar ante semejantes declaraciones y comenzaron por un silencio que generó un escándalo el fin de semana en redes sociales. Resulta que todo lo que ocurre en el programa de Mirtha, que lleva 50 años en el aire, es noticia para todos los portales casi de forma instantánea y nada de lo que manifestó Jaitt llegó a repercutir en los medios. Lo que pudo haber “pasado” en otro momento previo a internet estalló en todas las redes sociales con miles de usuarios que cuestionaban el silencio de los medios más importantes del país.

Según consultó PanAm Post en algunas redacciones, lo que se buscó fue no darle entidad a una denuncia que hasta el momento no tenía suficiente respaldo, más que las acusaciones de la modelo en televisión. Pero el tema fue ganando espacio en los medios el lunes cuando los acusados comenzaron a hacer sus descargos.

El exdiputado y hombre del papa Francisco en la política argentina, Gustavo Vera, fue uno de los primeros en romper el silencio. El vocero no oficial de Jorge Bergoglio en Buenos Aires manifestó que demandará ante la justicia a Jaitt.

Por su parte, Alejandro Fantino y Carlos Pagni eligieron las editoriales de sus programas para hacer sus descargos. Fantino, desde Animales Sueltos, criticó a la conductora del programa por haber dado espacio a la denuncia, y Pagni, desde Odisea Argentina, pidió que se investigue quién está detrás del trabajo de “inteligencia” que reconoció haber hecho la modelo en el programa de Mirtha Legrand. Por su parte, González Oro escribió una carta pública para la conductora, donde se defendió de lo que consideró una “mentira” y resaltó que su condición de homosexual no lo convierte en un abusador de menores.

El actor Enrique Pinti, también mencionado por Jaitt, no se refirió a la acusación y destacó que él solo fue mencionado como “cliente”. Sin embargo, negó conocer a Leo Cohen Arazi, quien fue acusado de ser el nexo entre los menores y quienes pagaban por los servicios sexuales. Horas más tarde aparecieron varias fotos en internet de Pinti con Cohen Arazi.

Se espera que Jaitt sea citada por la justicia a la brevedad para fundamentar sus denuncias públicas en el día más polémico de la televisión argentina en toda su historia.

Comentarios