Cámara de Diputados argentina dijo sí a la despenalización del aborto

Ahora es el Senado argentino el que deberá decidir si aprueba o no el proyecto de despenalización del aborto.

89
La sesión que mantuvo el país en vilo fue maratónica. Hasta último momento se desconoció el resultado de la votación. (Twitter)

En una sesión histórica, de casi un día entero de duración y resultado incierto hasta último momento, la Cámara de Diputados votó afirmativamente la despenalización del aborto hasta la semana catorce. Con 129 votos por el sí, los legisladores identificados con los pañuelos verdes festejaron la media sanción.

Durante las horas de la madrugada se especuló con que el “no” obtenía una escueta mayoría y luego se habló de un empate que obligaba al presidente de la Cámara a definir. Sin embargo, a las 10:00 de la mañana y luego de toda una noche de discursos, el “sí” se impuso por cuatro votos. La diputada oficialista Elisa “Lilita” Carrió dijo que no habló para no generar una ruptura en el bloque de Cambiemos. Tanto el oficialismo como el peronismo tuvieron votos en las dos posiciones.

Celestes y verdes

En las largas jornadas durante los debates en comisión las semanas previas a la votación, los grupos enfrentados se identificaron con diferentes colores: las partidarias de la despenalización del aborto, con el verde, y quienes se oponían a la ley, con el celeste. Ambos tonos se plasmaron en pañuelos que lucieron las mujeres en los dos bandos. Las inmediaciones al Congreso Nacional, que se vio colmado por miles de manifestantes de las dos facciones, tuvo cientos de vendedores de pañuelos verdes, de pañuelos azules y algunos, inclusive, de ambos colores. El merchandising estuvo a la orden del día.

El enfrentamiento entre celestes y verdes no tuvo en el Congreso el debate más intenso. Incluso dentro del la Cámara de Diputados pareció haber más respeto ante la posición antagónica que en la calle, en los centros de estudio y ámbitos laborales. Sin embargo, esta nueva “grieta” se distinguió de la tradicional entre kirchneristas y macristas. El debate sobre la despenalización del aborto abrió grietas internas en los frentes tradicionales y ofreció aliados inesperados a los argentinos que parecían tener solo un enemigo. Fuera del recinto, las militantes kirchneristas aplaudieron discursos de legisladores de Cambiemos, y muchos macristas enfrentados a la ley, se emocionaron con algunos discursos peronistas. Insólito.

Argumentos reiterados y poco debate

La maratónica sesión, que contó con una gran cantidad de discursos, no tuvo nada de debate. Cada legislador llevó su ponencia, que en muchos casos fue leída, y los argumentos se repitieron en los dos bandos. Del lado del sí, en la totalidad de las ponencias se hizo referencia a los índices de mortalidad en los abortos clandestinos. Los legisladores que votaron no reiteraron el derecho a la vida garantizado en la Constitución y la evidencia científica manifestada en los aportes médicos que afirman que la vida comienza en la concepción. Casi no hubo referencias a otros legisladores, por lo que cada uno dijo lo suyo, que ya había sido manifestado en decenas de oportunidades. Los pocos aportes medianamente originales vinieron del grupo celeste, e hicieron referencia al nulo espacio que se le ha dado a la figura del padre y a la defensa del personal médico que no desee practicar un aborto por objeciones de conciencia.

Poca tolerancia en la centroizquierda: dos diputados expulsados de sus espacios

Aunque Cambiemos y el peronismo votaron transversalmente, los espacios de izquierda coincidieron en el voto por el sí. En sector más duro no hubo sorpresas, pero en el Partido Socialista y su alianza (Acuerdo Cívico y Social, en Santa Fe), como el espacio de Martín Lousteau, Evolución, no hubo lugar para votar en contra del aborto.

José Luis Ramón, diputado por Mendoza, que inicialmente iba a votar por el sí, pero luego cambió de opinión, fue expulsado del interbloque liderado por el economista.

“Me parece que no tuvo cuidado con sus expresiones públicas, por ende nosotros no queremos compartir más el interbloque con él, no por su postura, sino por su comportamiento”, justificó el economista.

Luis Contigiani, diputado por Santa Fe, tuvo que abandonar el bloque del Partido Socialista y formó un unibloque personal. Al comienzo de su mandato recordó la alianza por la que fue electo, pero manifestó que la ley está a contramano de sus principios. El discurso de Contigiani fue uno de los más intensos de la jornada.

Ahora define el Senado

Ante la media sanción obtenida esta mañana en la Cámara de Diputados, el Senado deberá decidir próximamente si convierte la iniciativa en ley en todo el territorio nacional, o si, a diferencia de lo que pasó hoy, se impone la negativa. También podría volver a la Cámara baja con pedidos de cambios. Al igual que pasó en diputados, se desconoce cuál podría ser el resultado de la votación.

Comentarios