Las conclusiones políticas de la aprobación del aborto en Diputados

¿Cómo queda parado Macri? ¿A quién se le computa el triunfo político? ¿Cómo están los votos en el senado? PanAm Post analiza los aspectos más importantes del triunfo del “sí”.

144
La jornada terminó a la mañana, con 129 votos afirmativos contra 125 en contra, pero esto todavía recién empieza. (Fotomontaje PanAm Post)

Lo que tenía resultado incierto finalmente terminó con dictamen favorable: la Cámara Baja le dio media sanción al proyecto de despenalización del aborto por una diferencia de cuatro votos. Luego de una jornada de 23 horas consecutivas, el proyecto aprobado pasará al senado para su promulgación o descarte. Sin embargo, hay mucho para analizar por estas horas.

PanAm Post repasa los aspectos políticos que dejó una jornada parlamentaria histórica.

¿Hay algún ganador político?

Los espacios mayoritarios tuvieron votos divididos. Tanto la alianza oficialista Cambiemos como el peronismo en todas sus vertientes tuvieron votos a favor o en contra. Si bien el presidente Mauricio Macri manifestó que personalmente estaba en contra del aborto, fue el responsable político para que finalmente se consiga el tratamiento parlamentario. Los analistas coincidieron en la jornada de hoy de que un resultado negativo no sería lo mejor para el presidente argentino. Según los análisis más minuciosos, el mejor escenario para el Poder Ejecutivo era un triunfo por el “sí” en la jornada de hoy pero una victoria del “no” en el senado. De esta manera, Macri se llevaría los laureles de una supuesta actitud tolerante al enviar a la Cámara de Diputados un proyecto cuyo resultado le disgusta en lo personal sin tener garantizado los votos. Pero una victoria del “no” en Senadores finalmente borraría el tema de la agenda parlamentaria, en sintonía con las preferencias del presidente. Incluso, entre todas las cosas que se dijeron hoy, trascendió el rumor de que el Gobierno estuvo ofreciendo “incentivos” para que los indecisos votaran por el “sí”. Al menos esto, por ahora, será parte de la especulación.

La expresidenta Cristina Kirchner tiene sentimientos ambiguos ante esta votación. Durante sus dos mandatos nunca habilitó el tratamiento parlamentario para el tratamiento, pero la victoria del “sí” es un triunfo para la mayoría de su espacio, sobre todo para los votantes. La aprobación en diputados de la despenalización no se la puede atribuir el kirchnerismo, ya que además de que el tema lo habilitó Macri, existieron dentro del espacio varios votos por la negativa.

Pero si hubo un saldo negativo en la jornada sin dudas fue para la alianza gobernante Cambiemos. Ante la aprobación, la diputada Elisa Carrió (opositora al aborto y responsable del armado político electoral que llevó a Macri a la presidencia) se retiró a los insultos del recinto amenazando romper la coalición. Evidentemente en las negociaciones hubo algo “tras bambalinas” que le molestó más que el resultado de la votación.

¿Cómo terminó la votación dentro del macrismo y del kirchnerismo?

Si bien el partido del presidente (PRO) comparte la alianza Cambiemos con otros partidos y el kirchnerismo más duro forma parte de una oposición más amplia al espacio de Cristina, la votación interna de cada grupo parlamentario arrojó curiosidades. Dentro de los dos grupos políticos más significativos de la actualidad, existieron varios votos en ambas direcciones y estas son las conclusiones:

El Frente Para la Victoria/PJ arrojó 10 votos por el “no” y 51 por la afirmativa. En cambio el macrista, Propuesta Republicana tuvo 17 aprobaciones y 30 rechazos.

Sin embargo, aunque en el kirchnerismo hubo mayoría “verde”, los votos “celestes” impiden que el espacio se adjudique la victoria como propia. Y en el macrismo, aunque casi el doble se volcó por el “no”, cosechó rechazo y críticas por parte de los votantes más conservadores que se sintieron desilusionados.

El premio al discurso feminista se lo llevó el PRO

Luego de los discursos, los referentes de cada bloque hacen un discurso de cierre antes de la votación. Dado que dentro de cada espacio existieron votos de ambos colores, varios jefes de bancada se decidieron por un discurso cauto, donde primó el diálogo político interno dentro del espacio. Otros utilizaron el discurso para defender su posición personal, tal fue el caso de la representante del macrismo, Silvia Lospennato. Sus palabras fueron de las más intensas de la jornada e incluso terminó con el brazo en alto, como muestra de la lucha feminista de la jornada. Aunque resulte difícil de creer, fue ovacionada de pie por la mayor parte del kirchnerismo y la izquierda. Sin dudas esto es un dolor de cabeza para Macri, ya que semejante posición puede incomodar a buena parte de su electorado. Si bien el oficialismo buscó desesperadamente romper con la imagen del partido “de derecha” en Argentina, estas actitudes pueden ser demasiado para un sector de votantes. El voto de Lospennato y su discurso generó enojo en varios votantes de Macri que hasta manifestaron en redes sociales que el oficialismo había dejado de contar con su apoyo.

Los cambios sospechosos de última hora

Cuando, en medio de la noche, la votación parecía todo que terminaba en empate, dos legisladores peronistas de la provincia de La Pampa, que se habían manifestado por el “no” en la previa de la votación, misteriosamente cambiaron de opinión a la hora de apretar el botón. Por esas horas de la madrugada, cuando habían comenzado las especulaciones de cómo sería el voto desempate del presidente de la cámara, se supo que Melina Delú y Ariel Rauschenberger votaban finalmente por el “sí”.

El abogado y analista Carlos Maslaton, exlegislador porteño y promotor de la juventud liberal universitaria de la década del 80, fue lapidario con los legisladores y sugirió que el cambio tuvo que ver con algún “incentivo”.

“Para que se entienda, en política ningún cambio de este tipo sucede porque de repente tres ocupantes de curules piensan en el bien de la humanidad y mutan su ideología. Esto, en política, siempre es la consecuencia de una maleta, que puede contener papel moneda u otros bienes”.

Finalmente, la novela llegará a su final en el senado, donde también el resultado es incierto. Se espera que el tratamiento en la Cámara Alta pueda tener lugar durante el mes de julio.

Comentarios