Submarino Ara San Juan: el drama después del drama

A un año de su desaparición, el hallazgo de los restos del submarino, lejos de cerrar la historia, inició un nuevo capítulo.

195
El ministro versus los familiares. Aguad dijo que rescatar las piezas que fueron rastreadas tendría un costo exorbitante y descartó el operativo. Los familiares exigen el reflote. (Twitter)

El submarino Ara San Juan perdió contacto el 15 de noviembre del año pasado. Estaba realizando el trayecto desde el Sur argentino, más precisamente desde la ciudad de Ushuaia hasta Mar del Plata (Provincia de Buenos Aires). La tripulación estaba conformada por 44 personas, 43 varones y una mujer, la primera submarinista de América Latina.

La búsqueda para hallar a los sobrevivientes duró dos semanas, y luego de que los especialistas llegaron a la conclusión que existió un hundimiento por implosión, se abandonó el operativo. Desde entonces las búsquedas fueron dedicadas exclusivamente para encontrar los restos. Un año y dos días después se estableció el lugar, se encontró la nave y se confirmó la tragedia. Pero lejos de cerrarse la terrible historia, esto recién comienza.

La cifra de la polémica

En una entrevista televisiva, el ministro de Defensa, Oscar Aguad, se refirió a las imposibilidades tecnológicas como para recuperar los restos del Ara San Juan. En la opinión del funcionario de Cambiemos, intentar un emprendimiento semejante podría costarle al Estado argentino nada más y nada menos que USD $4.000 millones.

Para Aguad esa inversión sería “un disparate” y ni siquiera garantizaría el reflote de los restos, ya que podrían partirse los segmentos del submarino en el operativo. El ministro igualmente aclaró que su posición es “absolutamente personal” y que todavía no hay una opinión oficial del Gobierno en este sentido. En el intercambio con la prensa el funcionario advirtió que semejante cantidad de recursos no deberían ponerse a disposición del reflote “en un país con un 30 % de pobreza”.

El descontento de los familiares

Como era de esperarse, las palabras del ministro de Defensa no fueron bien recibidas por las familias que hace un año desconocen los detalles del siniestro. “Vamos a pedir que se reflote la nave y que nos digan toda la verdad. No vamos a bajar los brazos. No vamos a detener la búsqueda. Nos obligaron a estar acá, no lo decidimos”, dijo la madre del submarinista Ricardo Alfaro, luego de la confirmación del hallazgo.

Ahora la atención está en la juez de la causa, Marta Yáñez, que deberá dictaminar sobre la necesidad de emprender el operativo de reflote. Los familiares y amigos de los tripulantes piensan incrementar la presión para conseguir un dictamen favorable en la justicia.

Ocean Infinity: la empresa que encontró los restos

Cuando el Gobierno argentino confirmó hace meses que una compañía norteamericana sería la encargada de buscar al Ara San Juan, hubo sentimientos encontrados. La noticia no fue del todo bien recibida por el espíritu nacionalista de varios sectores vinculados a las Fuerzas Armadas, pero el sentido común indicaba que la capacidad de búsqueda de la empresa privada extranjera era superior al del Estado argentino. La “tercerización” funcionó y este sábado Ocean Infinity cumplió con el objetivo. La misma empresa fue contratada para el rastreo del vuelo perdido de Malaysia Airlines, operación que lamentablemente no arrojó un resultado positivo.

Comentarios