Jugadores de River festejaron y se desquitaron con Macri

Se terminó la final más larga y una de las más importantes del mundo. El presidente argentino dijo que Boca tendrá revancha.

89
Los hinchas de River vivieron el clásico como una lucha contra el poder político argentino. EFE/Juan Carlos Hidalgo

Se terminó la final más larga de la historia. Luego de tres suspensiones, River Plate se consagró campeón de la Copa Libertadores de América… en Europa. Tras los hechos de violencia en las inmediaciones del estadio Monumental, la Conmebol decretó que la final se jugaría en el madrileño Santiago Bernabéu, donde anoche se consagraron los millonarios.

Pero más allá de haber sido el partido más importante en la historia del fútbol argentino, la parcialidad riverplatense lo vivió de una forma muy especial. Durante todo este tiempo aseguraron que competían contra el clásico rival, pero también contra el jefe de Estado argentino.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Mauricio Macri, expresidente de Boca Juniors, no pudo mostrarse como un espectador más y se convirtió en un protagonista importante en la superfinal. Aunque no estaban dadas las condiciones, como luego quedó en evidencia, el presidente argentino manifestó que los encuentros se jugarían con público de ambas parcialidades y los mismos clubes tuvieron que desmentirlo. Finalmente, argentina no estuvo a la altura y el partido se tuvo que trasladar al viejo continente.

Luego del contundente 3 a 1 en Madrid, los jugadores de River cantaron contra el presidente de Boca, pero también contra Macri. La relación institucional entre ambos equipos quedó partida, cuando Daniel Angelici solicitó que se descalificara al equipo de Núñez y que se le otorgara el campeonato a Boca.

Macri reconoció la derrota, pero dijo que su equipo tendrá revancha

Desde su red social Twitter, el presidente argentino felicitó a la parcialidad de River por el “triunfo en el partido histórico”. También se refirió a los violentos que arruinaron el partido en el Monumental y dijo que no representan a la mayoría de los hinchas.

“El comportamiento ejemplar de estos miles de argentinos que viajaron a Madrid demuestra que el problema de nuestro fútbol no son los hinchas, sino un puñado de delincuentes que usan la violencia mafiosa para defender sus negocios”, resaltó.

Solicitud del Estado para eliminar a las barras

Horas antes de la superfinal, los presidentes de ambas instituciones mantuvieron una entrevista con el periodista Jorge Lanata y solicitaron un fuerte respaldo del Estado argentino para poder terminar con las mafias de las barras bravas. Según Daniel Angelici y Rodolfo D’Onofrio, sin respaldo oficial los clubes no están en condiciones de terminar con las mafias enquistadas en los clubes de fútbol de Argentina.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento