“Mi ídolo musical defiende al Gobierno que arruinó a mi país y a mi familia”

Roger Waters llamó a marchar en favor de Nicolás Maduro y llovieron las críticas y el desconsuelo de sus fans venezolanos.

1.197
Otra vez Waters. El músico inglés respaldó a la dictadura chavista y fue repudiado hasta por sus propios seguidores. (Twitter)

Una vez más, el fundador de Pink Floyd se para del lado del totalitarismo en nombre de sus prejuicios ideológicos y sus concepciones erradas. En su faceta de “activista político” siempre suele estar del mismo lado: el equivocado. Su rechazo visceral contra Israel y sus infantiles percepciones de la “causa palestina”, su apoyo incondicional a la argentina Hebe de Bonafini y su visión del mundo bipolar, donde Estados Unidos tiene la culpa de todo, ya le ha generado repudio dentro de sus mismos seguidores.

El año pasado, en un concierto en Brasil antes de las elecciones, Waters vio como su discurso generaba aplausos, pero también silbidos. Haciendo referencia al entonces candidato y actual presidente Jair Bolsonaro, el músico inglés dijo que representaba al “resurgimiento del fascismo”. Si bien una parte del público lo aplaudió, Waters tuvo que ver como su visión no era totalmente aceptada. Recibió varios abucheos y decidió terminar con su discurso para segur con “otra canción”.

Este domingo en mañana, desde la cuenta oficial del músico en Twitter, se realizó un posteo que indicaba ser “una nota de Roger”. Ahí, Waters reivindicó al dictador Nicolás Maduro y pidió que se “deje en paz a Venezuela”. Según el histórico miembro de Pink Floyd ahí se vive una “democracia real”, mucho más que en el Reino Unido o los Estados Unidos. En una nueva oportunidad, las críticas de sus mismos seguidores fueron las que más se hicieron notar, con cientos de likes y retweets.

“Estoy llorando. Mi mayor ídolo musical acaba de defender al Gobierno que arruinó a mi país y a mi familia, que me forzó a irme para tener una mejor calidad de vida. Roger, no tienes idea de los que está pasando en Venezuela“, le advirtió una fan, que cosechó miles de apoyos en la red social.

Otros usuarios lo invitaron a informarse y manifestaron que sus declaraciones infundadas eran “irrespetuosas” para los venezolanos que están sufriendo el yugo de la opresión chavista. Como era de esperar, no faltaron las referencias a las canciones de Pink Floyd, para mostrar el desacuerdo total con los dichos de Waters: “Wish you were here“, le dijo Erik, haciendo referencia al clásico “Desearía que estuvieses aquí”, pero con toda la connotación política de la circunstancia. “No ayude a poner otro ladrillo en la pared de la dictadura. Estamos luchando para ser libres. ¡Estamos tirando abajo la pared!, le escribió otro usuario venezolano. La alusión a Another brick in the wall era prácticamente “cantada”.

¿Escuchará a sus propios seguidores y tomará consciencia de lo superficial de sus dichos? Dados los antecedentes de Waters, todo parece indicar que su anteojera ideológica lo acompañará por el resto de sus días.

Comentarios