En medio de la oscuridad, algo de luz en la política argentina

Ayer, mientras la mayoría del país estaba sin luz, se realizaron elecciones en cuatro provincias. El macrismo volvió a perder en todas y hasta ahora ganó una de trece.

903
Aunque se disputaron varias gobernaciones, la nota de color la puso la diputada electa por Santa Fe: con el pañuelo celeste, Amalia Granata dio el batacazo contra las fuerzas mayoritarias. (Twitter)

En la mañana del domingo, día donde se iban a realizar cuatro elecciones provinciales de relevancia antes de las primarias nacionales, Argentina despertó sin luz. Un apagón general dejó sin servicio eléctrico a un país entero en un hecho inédito que al instante tuvo consecuencias políticas. El candidato a presidente Alberto Fernández, compañero de fórmula de Cristina Kirchner, salió a pedir que el Gobierno le devolviera la luz a los argentinos y del oficialismo salieron a responderle con todo.

El mismo presidente Mauricio Macri calificó el hecho como algo «inédito» y prometió una exhaustiva investigación para saber lo que pasó y dar con los posibles responsables. En medio del boom de la serie sobre Chernobyl, las redes sociales explotaron de memes, que solo pudieron disfrutar los argentinos que habían dejado el teléfono celular cargando la noche anterior.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

A oscuras y con la poca luz natural de un día de lluvias comenzaron los comicios, pero con el correr de las horas se fue normalizando la situación en todo el país. Para el momento de contar los votos, pasadas las seis de la tarde, ya la electricidad había vuelto en Santa Fe, Formosa, Tierra del Fuego y San Luis, como en todo el territorio nacional.

Amalia Granata y el batacazo celeste santafecino

La elección por diputados provinciales en Santa Fe terminó siendo noticia en medio de las pujas por las gobernaciones, todas con impacto y proyección nacional. La periodista y modelo Amalia Granata, símbolo de la causa que lucha contra la legalización del aborto, hizo una excelente elección en su provincia y entró al legislativo local.

De la mano de un pequeño partido de distrito (Unite por la Vida y la Familia) la referente celeste pudo conseguir el 15 % de los votos. Esto, además de su banca, le significó un destacado tercer puesto entre las fuerzas tradicionales con inmenso poder territorial y económico. El primer lugar, con el 38 %, fue para el gobernador Miguel Lifschitz, del Partido Socialista. De segundo quedó el candidato del peronismo unido, Leandro Busatto con el 17 %, solamente dos puntos por encima de Granata y su humilde espacio. El candidato del macrismo terminó cuarto con el 12 %.

En momentos donde la política argentina especuló hasta el hartazgo con el tema del aborto, la elección de Granata es una muestra de dignidad, en medio de un momento oscuro en el país, caracterizado por la nulidad de cualquier principio.

El Gobierno de Macri puso el tema sobre la mesa para desviar el foco de atención de la crisis económica y se dedicó a tener el espacio propio dividido entre «verdes» y «celestes» para no quedar mal con nadie. La expresidente Kirchner, que toda la vida estuvo en contra del aborto, al ver el perfil que tomó el espacio de sus seguidores, cambió mágicamente de posición y votó por la legalización. En el marco de estas actitudes, y con candidatos que cambian de espacio según sus conveniencias temporales, los 15 puntos de Granata en Santa Fe son algo para destacar y una señal clara: tener algún principio claro puede ser redituable electoralmente.

Primer oficialismo que cae

El Partido Socialista, que venía al frente de la provincia de Santa Fe, tuvo que dar paso al candidato de unidad del peronismo, Omar Perotti. El postulante justicialista consiguió el 40 % de los votos y será el próximo gobernador. Ahora la dupla de los Fernández y el candidato a vicepresidente de Macri, el peronista Miguel Ángel Pichetto, comenzarán a disputarse el apoyo del flamante gobernador electo para las presidenciales.

Los dos feudos peronistas

En Formosa y San Luis no se vieron grandes novedades y siguen los de siempre. Gildo Insfrán consiguió su séptimo mandato consecutivo, con el casi norcoreano 70 % de los votos. El viejo-nuevo gobernador formoseño ya adelantó que apoyará a la expresdiente Kirchner para que vuelva «un gobierno popular» a la Argentina. En la contienda puntana hubo otra predecible reelección de la mano de Alberto Rodríguez Saa, que consiguió el 42 % de los votos y se impuso al candidato de Cambiemos y a su hermano, Adolfo Rodríguez Saa, quien terminó de tercero.

Tierra del Fuego: interna kirchnerista

En el Sur del país la puja fue entre dos facciones cercanas a la expresidente. Allí hubo sorpresa: la gobernadora Rosana Bertone cayó ante el intendente de Rio Grande, el «radical K», Gustavo Melella. El nuevo mandatario provincial consiguió el 51 % de los votos.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento