La victoria que necesitaba el macrismo para levantar la moral

El radicalismo, socio del PRO del presidente argentino, ganó las elecciones provinciales en Mendoza por una importante diferencia

678
El mendocino Cornejo afirmó, luego del triunfo, que existen posibilidades de que el oficialismo «se ponga competitivo». (Twitter)

Hasta las elecciones de octubre, Mauricio Macri enfrenta una campaña complicada: ni sumando los votos del resto de los partidos le alcanza para superar a Alberto Fernández, el candidato que hábilmente postulo la expresidente Cristina Kirchner. La estrategia comunicacional del oficialismo, que para muchos ya «tiró la toalla», es la única posible con las cartas que cuenta: relativizar el resultado de la primaria argumentando que mucha gente no fue a votar, que otros pueden repensar su voto y que, al fin de cuentas, la elección válida todavía no se ha llevado cabo.

La gira del «sí se puede», que recorrerá varias provincias hasta el 27 de octubre, será el último intento por buscar el sueño del balotaje. Pero, sin dudas, lo mejor que le podía pasar al presidente argentino era anotarse una importante victoria en una de las principales provincias del país antes de su enfrentamiento con la dupla de los Fernández.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Ayer Mendoza, de la mano del radicalismo, le dio un tanque de aire al Gobierno. El delfín del gobernador Alfredo Cornejo, Rodolfo Suárez, alcanzó casi el 50 % de los votos y superó por 15 puntos de distancia a la candidata peronista Anabel Fernández Sagasti. El jefe provincial saliente sacó pecho y aseguró que el resultado manifiesta que la lucha nacional no ha terminado y que todavía hay posibilidades de que Juntos para el Cambio «se ponga competitivo».

Suárez, en cambio, puso paños fríos en relación con la contienda nacional y manifestó que lo que triunfó fue la gestión de su padrino Cornejo. Sin embargo, en Casa Rosada ya se esfuerzan para vender la victoria como propia.

Para el analista político Sergio Berensztein, el resultado en Mendoza puede ayudar a que Macri tenga un momentum antes de las elecciones: «Este triunfo le dará a la campaña de Juntos por el Cambio una energía positiva y alimentará las esperanzas que alguna manera ya se expresaron en el acto del sábado en la Ciudad de Buenos Aires», señaló.

Por el lado del Frente de Todos, Alberto Fernández decidió felicitar a su joven candidata, de 35 años. A la que le reconoció una notable tarea a la hora de unir al peronismo en la provincia. Desde este espacio político reconocen el envión anímico que obtuvo el oficialismo (que venía en decadencia), pero aseguran que no hay posibilidades de que se revierta la tendencia a nivel nacional.

Según los dirigentes kirchneristas, en las elecciones locales el oficialismo tiene la estrategia de «esconder a Macri», cosa que no se podría hacer en las elecciones presidenciales, donde justamente es el candidato. Igualmente, si de «esconder» se habla, el Frente de Todos no puede decir mucho. Es claro que el peronismo está haciendo todo lo posible para que la expresidente aparezca lo menos posible hasta el 27 de octubre.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento